Breves
El diputado del FPV Martín Pérez dialogó con FM Aire Libre durante el transcurso de la maratónica sesión que comenzó ayer y finalizaba esta madrugada, con interrupciones por los incidentes frente al Congreso y una brutal represión.
El diputado del FPV Martín Pérez dialogó con FM Aire Libre durante el transcurso de la maratónica sesión que comenzó ayer y finalizaba esta madrugada, con interrupciones por los incidentes frente al Congreso y una brutal represión.

“Hoy el Congreso es una escribanía del FMI”

El diputado nacional Martín Pérez cuestionó el apuro del gobierno nacional para aprobar el presupuesto 2019, cuando recién la noche anterior habían accedido al dictamen de mayoría. Condenó la represión en las calles y advirtió que este presupuesto traerá más hambre y desocupación. Lamentó que por un acuerdo entre los presidentes de bloque se logre la aprobación y tildó al Congreso de una escribanía del FMI.

Río Grande.- El diputado del FPV Martín Pérez dialogó con FM Aire Libre durante el transcurso de la maratónica sesión que comenzó ayer y finalizaba esta madrugada, con interrupciones por los incidentes frente al Congreso y una brutal represión.

“A raíz de la represión policial que estaba sucediendo fuera del Congreso, desde nuestro bloque y otros bloques de la oposición solicitamos que la sesión se suspendiera, porque el Congreso no estaba en condiciones de sesionar esa manera. Los hechos fueron vistos en todos los canales de televisión y no nos parecía adecuado institucionalmente que la cámara siguiera sesionando ante un tema tan sensible como este proyecto de presupuesto nacional, que todos sabemos que va a generar un muy fuerte ajuste a todos los sectores más vulnerables de nuestra sociedad”, expuso.

Luego de tres horas de suspensión, se retomó la discusión “pero fue muy difícil. Nosotros vinimos con la firme decisión de no aprobar este presupuesto y estamos en contra de la decisión del gobierno de Mauricio Macri de llevar adelante la discusión de un presupuesto en tiempo récord, sin haber ni siquiera mostrado en tiempo y forma el dictamen de mayoría. El año pasado el presupuesto se aprobó recién en el mes de diciembre y no entendemos cuál es la urgencia de contar con esta herramienta aprobada ahora, en el mes de octubre. Solicitamos al Poder Ejecutivo que se pueda discutir con mayor profundidad, por lo menos para que comparezcan ante el Congreso la mayor cantidad posible de ministros”, dijo.

“Fundamentalmente nos oponemos al recorte en las transferencias a las provincias, a la obra pública, hay recortes en salud y educación. El proyecto de presupuesto tenía incorporado un recorte a la zona desfavorable para los jubilados patagónicos, que supuestamente no se va a incorporar, pero es un presupuesto que estructuralmente tiene 600 mil millones de pesos destinados al pago de la deuda externa. No vemos detrás de este proyecto un modelo de desarrollo para la Argentina ni un plan económico. Lo que más nos preocupa es que fue un presupuesto elaborado básicamente en una oficina del FMI”, cuestionó.

“Nuestro jefe de bloque ha señalado algo que nosotros compartimos, que el Congreso hoy es una escribanía del FMI, y no es para nada saludable. Hablando puntualmente de Tierra del Fuego, hay algunos aspectos por demás preocupantes, como el Fideicomiso Austral, que no tiene un solo peso de presupuesto asignado, con la importancia que tiene este fondo y las obras comprometidas. También podemos hablar de los recursos tributarios para Tierra del Fuego porque, si bien van a crecer en términos nominales, en términos reales con lo que significó la inflación, el crecimiento va a ser cero en el total de recursos destinados a la provincia”, aseveró.

“Nosotros pedíamos desde nuestro bloque que este presupuesto se rehaga, fundamentalmente porque cuando se elaboró tenía una economía donde el dólar estaba cerca de los 26 pesos. Todos sabemos lo que sucedió después y el valor que tiene actualmente. Como mínimo nos parecía decoroso que el gobierno retire el presupuesto, lo vuelva a elaborar y lo envíe nuevamente al Congreso para que se pueda discutir seriamente”, sostuvo.

También se refirió a la reunión de comisión del día anterior, cuando se emitió el dictamen de mayoría: “Fue un escándalo lo que sucedió en la comisión de presupuesto, porque se aprobó un dictamen que recién apareció a las diez y media de la noche, cuando pudimos tomar conocimiento de qué se trataba. Hay diputados que firmaron un dictamen y realmente no sabían de qué se trataba, pero el quórum reglamentario el oficialismo lo obtuvo arañando, porque 129 voluntades se aprestaron a sentarse a discutir el proyecto. Con estas demoras, tal vez se apruebe a las cuatro o cinco de la mañana, o un poco más tarde. Es lamentable para el futuro del país, para la situación económica de los hogares argentinos, para la obra pública de las provincias, y para el federalismo argentino, porque este proyecto de presupuesto es vergonzoso, preocupante, y nos va a llevar a una situación de mayor recesión. Los diputados que voten este presupuesto van a votar mayor recesión para la Argentina”, sentenció.

Consultado sobre el recorte puntual para la provincia, dijo que “el presupuesto se analiza por diferentes partidas, pero los recursos van a aumentar por debajo de la inflación. Seguramente van a escuchar a algunos referentes del oficialismo diciendo que a Tierra del Fuego le van a corresponder equis cantidad más de recursos el año que viene, y ese número es irreal, porque cuando se analiza la inflación, estamos por debajo. Es el gran problema que tiene este presupuesto, además del ajuste estructural en lo económico. Un dato preciso es que la apertura de importaciones continúa y se profundiza en este gobierno, y a nuestra economía local la está golpeando muy duramente”, concluyó.