Breves
Zink 3

Río Grande

Homenaje al Padre Zink a 15 años de su muerte

Hace 15 años, como consecuencia de un accidente de tránsito ocurrido en la ruta nacional 3 y Prefectura Naval, murió el Padre José Zink. Era un personaje querido y admirado. Lo llamaban el cura gaucho. Era un hombre de campo y en su momento iba a caballo para bautizar y celebrar matrimonios. Recibió en Ushuaia a los heridos del Crucero General Belgrano.

 

El padre José Zink, tenía 81 años, dirigía desde hace 50 la escuela rural de la Misión Salesiana de Río Grande, por cuyas aulas pasaron destacados dirigentes de la política local, como el ex gobernador José Estabillo y el presidente Néstor Kirchner. Con él trabajó también el actual intendente de Río Grande y gobernador electo, Gustavo Melella.

Los restos del sacerdote fueron velados en el gimnasio de la misión salesiana. Zink, apodado el “Cura Gaucho”, había nacido en Alpachiri, La Pampa, en 1923, se ordenó sacerdote el 23 de noviembre de 1952 y cuatro años después se instaló en la misión de Río Grande, que entonces era un puñado de casas. En 1992, los concejales lo declararon “ciudadano ilustre”.

La misión central de Zink fue recorrer las estancias fueguinas para contactarse con fieles “aislados en los obrajeros rurales y que no tienen auto como para ir a misa”, como solía decir. Además, dio clases en la Escuela Agrotécnica y fue impulsor de los invernaderos productivos de La Misión.

Entre otras acciones, fue el cura que recibió en Ushuaia a los heridos del crucero General Belgrano. “Había seis que eran los más graves. Estaban entre la vida y la muerte, todos quemados. El capitán me pidió que les diera la bendición”, recordó en un escrito que recoge parte de sus memorias. Hoy a las 15 horas se lo homenajeará, en el monumento que lo recuerda frente al edificio municipial.