Breves
El presidente de la DPOSS Worman explicó que “no existiría polémica si los vecinos de Río Grande tuvieran alguna precisión sobre la falta de agua o de presión durante la noche”.
El presidente de la DPOSS Worman explicó que “no existiría polémica si los vecinos de Río Grande tuvieran alguna precisión sobre la falta de agua o de presión durante la noche”.

“Hay que evitar las peleas inútiles y trabajar para que la planta funcione lo antes posible”

“Toda esta polémica termina con la puesta en marcha de la nueva planta potabilizadora. La gente necesita soluciones”, sostuvo Guillermo Worman, integrante de la Comisión de Seguimiento del Fideicomiso Austral.

Río Grande.- Consultado sobre la situación que atraviesan los vecinos de la ciudad de Río Grande en relación a la provisión del servicio básico de agua potable, el Presidente de la DPOSS explicó que “no existiría polémica si los vecinos de Río Grande tuvieran alguna precisión sobre la falta de agua o de presión durante la noche. Lo cierto es que se están utilizando recursos de la Provincia para hacer una obra que es municipal y el Gobierno necesita tener precisiones. No hay que dejar de tener en cuenta que se están utilizando recursos públicos”.

“En diciembre recibimos declaraciones que la Planta estaba en un 92% de avance y que en febrero pasado ya estaría terminada. Podríamos discutir muchos temas, pero lo único importante aquí es que los vecinos de Río Grande reciban agua potable por red pública. Todo lo demás, más parece, una discusión innecesaria y que lo único que lograr es evitar dar una fecha precisa”, señaló el funcionario.

Para finalizar, Worman sostuvo que “aquí lo importante es hablar de lo sustantivo: la fecha concreta en que la planta comienza a producir y distribuir agua para los sectores de la ciudad en donde existen graves problemas. Este es el pedido de los vecinos”.