Breves
“Hay franjas de jubilados que van a perder el 40 por ciento sus ingresos con el nuevo sistema”, advirtió Javier Da Fonseca.
“Hay franjas de jubilados que van a perder el 40 por ciento sus ingresos con el nuevo sistema”, advirtió Javier Da Fonseca.

“Hay franjas de jubilados que van a perder el 40 por ciento de sus ingresos con el nuevo sistema”

Javier da Fonseca, Secretario del Comité Provincia de la UCR, salió al cruce de las declaraciones de Yésica Garay y aseguró que “tenemos la autoridad moral para opinar, al margen de que se coincida o no con nosotros. Pretender callarnos, es un signo de autoritarismo”, defenestró el abogado, quien de este modo salió en defensa de la opinión del Senador Nacional Pablo Blanco.

Río Grande.- El Dr. Javier da Fonseca, Secretario del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical, fue entrevistado por Radio Universidad (93.5 MHZ) sobre los dichos de Yésica Garay, funcionaria del PAMI que cruzó al Senador Nacional Pablo Blanco en relación a las críticas del parlamentario nacional sobre el sistema previsional.

“No conozco a esta persona, se de su existencia por el medio que publicó sus declaraciones que son francamente de un autoritarismo y de una intolerancia supina que forma parte del ADN cultural de una fuerza política que está gobernando. Mal, a mi modo de ver”, dijo el abogado.

Da Fonseca recordó que “Leandro N. Alem tenía una máxima muy pertinente para esta hora que estamos atravesando y él decía que no puede haber buenas finanzas donde no hay buena política y evidentemente no hay buena política porque preguntarse qué autoridad moral tiene Cambiemos para criticar la situación de los jubilados, es desconocer nuestro sistema de gobierno, que es un sistema establecido por la Constitución, representativo, republicano y federal y que está signado fundamentalmente por la administración de la disidencia. La esencia del sistema democrático es administrar las diferencias”, fundamentó.

En este sentido agregó que “nuestros sistema de gobierno, es un sistema en el cual una fuerza política asume el ejercicio del poder cuando es elegida legítimamente para gobernar. Pero, por un período de tiempo que son cuatro años y nos pone a los que perdimos, en la oposición para hacer la crítica política. Es en esencia, la puesta en práctica de la teoría del conflicto –porque siempre las fuerzas políticas pugnan por gobernar- y está instaurada la disidencia porque cuando no nos ponemos de acuerdo en un determinado tema, vamos, votamos y elegimos”.

Da Fonseca observó que “a algunos les toca gobernar, a otros nos toca controlar y eventualmente, criticar. Esto es lo que hace en este caso el Senador Nacional por Tierra del Fuego (Pablo Blanco) por este espacio político (Cambiemos) que le tocó perder, pero la autoridad moral que pone en duda la señora funcionaria está respaldada por el votode más de diez millones quinientos mil votos; es decir, más de diez millones quinientas mil almas que depositaron su confianza en nuestra fuerza política”.

El dirigente político observó que “de ahí dimana, entonces, la autoridad moral y política de nuestra fuerza para dar un punto de vista distinto a aquellos que piensan que la Patria es  el otro. El otro (nosotros) piensa distinto y nos pulverizan. Hay realmente una raíz autoritaria en muchos de los funcionarios de esta administración de Alberto Fernández que realmente es alarmante”, advirtió.

 

La situación económica del país es grave

 

Javier Da Fonseca reconoció que la situación económica del país es grave. “Nadie puede eludir esto; el gobierno de Cambiemos hizo un esfuerzo importante en materia fiscal que puede ser criticable. Muchos critican por derecha la reparación histórica que decidió la administración de (Mauricio) Macri y que terminó con una infinidad de juicios contra el ANSES por reajustes jubilatorios. Se llegaron a acuerdos con los litigantes y esta reparación histórica significó un esfuerzo enorme que redundó en beneficios de los integrantes del sector pasivo”, entendió.

Admitió el radical que “obviamente no es lo que todos pretendemos, sabemos perfectamente que el sistema jubilatorio argentino está en crisis desde hace décadas y que es un problema. Pero esta gente lloraba por televisión cuando nuestro gobierno propuso un sistema de actualización por índice de inflación que significó 14 toneladas de escombros arrojados a la casa del pueblo que es el Congreso de la Nación en contra del proyecto y hoy, la realidad indica que la administración de Fernández, a través de la mayoría que tiene en el Congreso, derogó este sistema y ya no se actualiza más”, cuestionó.

Advirtió que “hay franjas de jubilados que van a perder el 40 por ciento sus ingresos con el nuevo sistema y no hay izquierda, no hay MST, no hay trotskismo, no hay piquetes. No hay nadie en este momento que se oponga a esto”.

Agregó: “Tenemos a Hugo Yasky que es una vergüenza porque dice que la cláusula gatillo era inflacionaria. ¿Ahora es inflacionaria y hace ocho meses no lo era? Son realmente desvergonzados”, cuestionó.

Finalmente observó que “uno puede entender la situación fiscal, evidentemente la frazada es corta y no alcanza. Cómo hacemos para que esta economía provea de servicios y de bienestar para todos. Esa es una discusión. Han pasado pocos meses; ya no están cortando calles, ya no están cortando rutas, ya no arrojan piedras contra el Congreso; ahora dicen que no hay que actualizar, que la cláusula gatillo es inflacionaria. Realmente no tienen cara, eso es lo que uno crítica”.

 

El comunicado oficial del radicalismo

 

El Comité Provincia de la Unión Cívica Radical de Tierra del Fuego rechaza y repudia las declaraciones de la Gerente del PAMI de Tierra del Fuego, Yesica Garay, quien en una clara actitud autoritaria y antidemocrática afirmó que Juntos por el Cambio “no tiene autoridad moral para hablar de promesas de campaña”, demostrando así el desprecio no solo por la opinión del que piensa distinto, sino por la esencia misma de nuestro sistema de gobierno que es la perioricidad en su ejercicio y en el control del gobierno por parte de la oposición. La crítica política, el control en el ejercicio del poder político y la alternancia son esenciales en el sistema representativo, republicano y federal que establece nuestra sabia Constitución, que establece así el modo de plantear y tratar las diferencias entre los integrantes de una sociedad.

Sentado ello, no puede escapar a la crítica política, que la Administración de Cambiemos decidió en su oportunidad una reparación histórica que alcanzó a todos los integrantes del sector pasivo, poniendo así fin a largos procesos judiciales por reajuste de haberes.

No escapa a nuestro partido la dura realidad del sector pasivo en nuestro país, sector que lleva décadas de padecimientos por cuestiones estructurales de nuestra economía.

Pero mientras la Administración de Cambiemos dispuso una actualización de las jubilaciones según el índice de inflación –en atención a la movilidad de las jubilaciones como sentenció la Corte Suprema de Justicia de la Nación- esta Administración que encabeza Alberto Fernández dispuso derogar dicho sistema, recortando jubilaciones que llegan al cuarenta por ciento.

Otros dirigentes del oficialismo, lloraban ante las cámaras de los programas de televisión mientras ahora justifican el ajuste, sin olvidar que arrojaron más de catorce toneladas de escombros cuando se trató y aprobó el sistema de actualización de las jubilaciones por el índice de inflación hoy derogado.

Por eso, si de autoridad moral se trata, quienes sostienen que “LA PATRIA ES EL OTRO”, deben recordar que Juntos por el Cambio la tiene, porque la fuerza política que integra la Unión Cívica Radical obtuvo más de diez millones quinientos mil votos que representan el cuarenta y uno por ciento del electorado. Respeten la disidencia. De eso se trata el sistema.