Breves
El intendente de Tolhuin Daniel Harrington expuso la intensa labor que se viene desarrollando para refundar la localidad, luego de las sucesivas gestiones de Claudio Queno, que dejaron deudas millonarias y falta de elementos esenciales para la labor diaria de los municipales.
El intendente de Tolhuin Daniel Harrington expuso la intensa labor que se viene desarrollando para refundar la localidad, luego de las sucesivas gestiones de Claudio Queno, que dejaron deudas millonarias y falta de elementos esenciales para la labor diaria de los municipales.

Harrington dio detalles de la tarea de “refundar” Tolhuin que ha encarado

El intendente de Tolhuin dio detalles vergonzantes de la situación en que estaban desempeñando su tarea diaria los trabajadores municipales, como es el caso del galpón municipal donde hay más de 40 empleados y no tenían baño. Paulatinamente se va saldando la deuda interna y queda resolver la millonaria deuda heredada con la caja, la obra social, los proveedores y AREF. Harrington destacó la colaboración de los concejales para aprobar la actualización de la tarifaria y en breve verán el impacto en la recaudación. Paralelamente se trabaja en el proyecto de presupuesto y en la definición de las necesidades de la localidad.

Río Grande.- El intendente de Tolhuin Daniel Harrington expuso la intensa labor que se viene desarrollando para refundar la localidad, luego de las sucesivas gestiones de Claudio Queno, que dejaron deudas millonarias y falta de elementos esenciales para la labor diaria de los municipales.

En principio destacó el acuerdo con ATE para empezar a mejorar los ingresos de los trabajadores, mediante el aumento de la ayuda escolar. “Nosotros habíamos quedado retrasados con el famoso bono de fin de año. A pesar de que estamos queriendo ordenar económica y financieramente el municipio, hoy no tenemos un buen pasar económico. Con mucho esfuerzo estamos buscando alternativas para acompañar a nuestros trabajadores, porque es una necesidad real ante la inflación que tenemos”, dijo por FM La Isla.

“Hacemos un esfuerzo para poder acompañar a los trabajadores antes de que comiencen las clases y que se pueda brindar una ayuda escolar antes del 1° de marzo. Queremos sumarle un 40%, que es el máximo esfuerzo que podemos hacer, para acompañar a las familias de Tolhuin y a las que depende del Estado municipal”, señaló.

“Estuvimos hablando con el gremio ATE y pudimos alcanzar un acuerdo. Es un aliciente pero no es lo que se busca, y todos sabemos que el municipio viene complicado en finanzas y viene de una situación compleja respecto de los salarios. El aumento eleva el adicional a 7 mil pesos por hijo, en lugar de los 4 mil pesos que se venían abonando”, precisó, si bien reconoció que resulta insuficiente.

 

Deudas por todos lados

 

Consultado sobre la herencia recibida, el panorama es complejo. “Estamos con un déficit por encima de los 50 millones. Cuando uno empieza a ver la situación con los proveedores, con la caja, con la obra social, el no pago de retenciones, nos deja en una situación bastante complicada. Las deudas mayores están en aportes y contribuciones, en proveedores y en AREF. También con algunos servicios se dejó acumular deuda y venimos arrastrando deudas con proveedores desde hace muchísimo tiempo, que vienen con sucesivos reclamos”, detalló.

“Yo recuerdo bien que a la gestión anterior se la fue acompañando económicamente desde el gobierno de la provincia, pero dejaron deudas importantes para la realidad local. Ya tuvimos una primera reunión con las autoridades de la caja y de la obra social. Con los proveedores nos hemos reunido de manera individual, y trabajamos con nuestros equipos en buscar una modalidad de pago que nos permita afrontar todos los compromisos de manera responsable. Queremos cumplir con todos los compromisos en el plazo más corto posible”, fijó como meta.

 

Actualización tributaria

 

Respecto de la posibilidad de aumentar la recaudación, luego de mucha entrega de tierras en la gestión Queno sin que se cobraran los impuestos correspondientes, indicó que se logró “el aumento de nuestra tarifaria, porque había que actualizarla, teniendo conciencia del lugar donde vivimos y de la realidad local. Nos llevó un trabajo importante con el Concejo Deliberante y días pasados se logró aprobar, así como otras normas que nos permiten ordenarnos por sobre todas las cosas. Se debían los procedimientos administrativos respecto del inicio de la obra pública y hemos ido ordenando algunos objetivos a corto plazo que nos dan determinada garantía y soltura para afrontar este aumento que dimos con la ayuda escolar”, sostuvo.

“Ahora veremos el impacto real sobre febrero y marzo de cuánto mejoramos en materia de recaudación. Tolhuin no pasaba del 23 ó 24% de recaudación, a pesar de ser un lugar donde se han entregado terrenos a valor fiscal bajo. Los niveles de recaudación eran bajos y el pago de tasas, más bajo aún”, aseguró.

 

Debate del presupuesto provincial

 

También se refirió a las expectativas por el debate que deberá dar la Legislatura para aprobar el presupuesto 2020, y los fondos que le corresponderán a Tolhuin. “Estamos haciendo un trabajo minucioso respecto del presupuesto que nosotros necesitamos y vamos a requerir y presentar en el Concejo Deliberante. Hasta ahora venimos con un reconducido del año pasado, y la planta permanente del municipio está excedida respecto del presupuesto. Se tomaron más plantas permanentes de lo que el municipio tenía autorizado en el presupuesto. Así también lo hicieron con la planta política y con los cargos jerárquicos”, reveló.

“Hay que acomodarse a una realidad económica compleja y queremos trabajar bien el presupuesto con los concejales, para poder movernos bien respecto de los números y luego poder plantear a la Legislatura nuestra realidad”, expresó.

Apuntó que tiene cierto margen para desarrollar un plan de obra pública, porque “la Legislatura anterior puso un voto de confianza para mi gestión y nos ha dado el 0,5% extra de la coparticipación para generar obra pública. El martes hicimos la apertura de sobres para la primera obra en un barrio, que es una plaza. Los barrios de Tolhuin no tienen plazas y los pibes no tienen dónde disfrutar. Estamos encarando refacciones en la plaza central también y esto nos permite generar determinada expectativa con respecto a la obra pública. Estamos trabajando con un plan que nos facilitó el Estado nacional desde ENOSA para las conexiones domiciliarias de cloacas. Además estamos encarando fuertemente un plan de limpieza urbana, que nos permitió recolectar chatarra y trabajar en la limpieza de calles y veredas. Eso no demanda mucho presupuesto y trabajamos con la gente del municipio para poder llevarlo adelante. Es más que nada gestión interna”, dijo.

“En un corto tiempo logramos cosas que hace mucho tiempo no se veían en Tolhuin. Hemos contratado un veterinario más y pudimos aumentar la periodicidad de las castraciones”, agregó.

 

Condiciones denigrantes

 

Harrington además dio a conocer las recorridas periódicas que realiza por las áreas municipales y las situaciones vergonzantes que encontró. “Cuando entramos a plantear nuestra idea de gestión con el equipo de obras públicas, vimos la situación del famoso galpón donde están los trabajadores que hacen la limpieza urbana y trabajan en el día a día en la calle. Logramos acondicionarles el baño, porque había 41 trabajadores en un galpón de obras públicas que ni siquiera tenían baño. Da vergüenza decirlo pero es una realidad que pasó. Nosotros, mejorando esa situación, logramos empatía con el trabajador municipal del corralón, que nos está dando una gran mano”, indicó.

Pese a la gravedad de estas condiciones de trabajo que mantenía el ex intendente Queno para una gran parte del personal municipal, Harrington planteó que eran situaciones “que terminaron naturalizándose y la gente ni siquiera levantaba la voz. Yo soy una persona que me gusta pasar por las áreas por la mañana, no lo hago todos los días pero sí varias veces por semana, charlo con el empleado y busco que comprendan que son el espíritu del municipio, porque son los que le brindan los servicios al vecino. También venían de una realidad de abandono y había que trabajar en eso. De a poco lo vamos haciendo y a la vez el trabajador municipal va respondiendo y poniendo de sí. Va entendiendo el esfuerzo que queremos hacer y se trata de trabajar juntos, de mejorar entre todos nuestra calidad de vida”, concluyó.