Breves
El intendente electo Daniel Harrington adelantó algunas políticas que llevará adelante en la gestión de la que se hace cargo esta semana, con la creación de nuevas áreas en el municipio, un reordenamiento territorial y una política tributaria que permita tener previsibilidad.
El intendente electo Daniel Harrington adelantó algunas políticas que llevará adelante en la gestión de la que se hace cargo esta semana, con la creación de nuevas áreas en el municipio, un reordenamiento territorial y una política tributaria que permita tener previsibilidad.

Harrington anunció la creación de áreas de Género y Discapacidad

El intendente electo de Tolhuin, que asume sus funciones esta semana, avanzará en la creación de direcciones de Género y Discapacidad, dos áreas que, según dijo, no fueron atendidas debidamente por la gestión saliente. También prevé otro rol para Desarrollo Social y “una política tributaria que nos permita ser previsibles”, expresó. Destacó el acompañamiento de la Legislatura para contar con un 0,5% adicional destinado a obras, dado que el presupuesto tenía previstos solamente 15 millones para obra pública.

Río Grande.- El intendente electo Daniel Harrington adelantó algunas políticas que llevará adelante en la gestión de la que se hace cargo esta semana, con la creación de nuevas áreas en el municipio, un reordenamiento territorial y una política tributaria que permita tener previsibilidad.

Por FM La Isla, indicó que su equipo tendrá “mucha presencia femenina y de profesionales”, y agradeció el acompañamiento de la Legislatura en la última sesión para contar con un 0,5% de coparticipación adicional destinado a obras. “Se agregó un inciso a la ley de creación del Municipio de Tolhuin, para destinar ese porcentaje a obra pública en general, infraestructura y maquinarias. Para 2020 había 15 millones de pesos para obra pública. Serían quizás tres cuadras de pavimento”, estimó.

Respecto de la política tributaria, se apunta a que “nos permita ser previsibles. No se puede disponer del suelo urbano de la manera que se dispuso, a tan bajo costo; porque se da disponibilidad de tierras pero después no hay disponibilidad de servicios, por la imposibilidad de invertir en infraestructura urbana”, explicó.

“Queremos aplicar una política tributaria que haga tomar conciencia al contribuyente de que los impuestos se deben pagar. En suelo urbano ya estamos trabajando con nuestro equipo y la persona que va a estar a cargo del uso del suelo es una arquitecta que tiene conocimientos de urbanismo, trabajaremos con los agrimensores y todo el equipo de planificación interno y externo, para tener una política clara de manejo de suelo”, sostuvo.

Consultado acerca de si se pueden revisar adjudicaciones del intendente Queno, señaló que “vamos a hacer un ordenamiento territorial y a las adjudicaciones debemos darle un marco normativo para desarrollar lo que el municipio quiere desarrollar. Si es una adjudicación precaria, se puede revisar; si es una adjudicación en venta, ya no. Tenemos que ordenar la normativa para no terminar con urbanizaciones en cualquier lado, lejos de la infraestructura urbana”, manifestó, alertando sobre la dificultad que implica después llevar los servicios.

Se crearán nuevas áreas municipales, con direcciones de Género y Discapacidad. “La temática de género no tiene abordaje institucional ni presupuesto en la actual gestión. Tampoco discapacidad y la mayoría del abordaje lo hace el gobierno de la provincia. En política de Desarrollo hay determinada cobertura para provisión de leña, de alimentos, ayudas sociales con materiales para la construcción de alguna vivienda precaria, o alguna adjudicación de subsidios, pero no hay una política concreta de Desarrollo Social, que fue muy selectiva y muy a dedo”, cuestionó.

“La Secretaría de Coordinación, que viene a ser una jefatura de gabinete y muchas veces se confundía el rol con el Secretario de Gobierno, va a desaparecer”, apuntó.

Respecto del ordenamiento administrativo, aseguró que “hay una ausencia en materia de recaudación de tributos, de procedimientos administrativos, de un sistema como el SIGA. Más allá de la posibilidad que nos dio la Legislatura de tener este 0,5% para infraestructura, debemos ser eficientes en el uso de los recursos para poder dar respuestas de la forma más inmediata posible, que es lo que busca el vecino”.

“Pretendemos capacitar al personal, apostar a nuevas tecnologías, y tener un ida y vuelta más comprometido con el vecino”, concluyó.