Breves
El candidato a intendente de Tolhuin Daniel Harrington dialogó con FM Master’s sobre la corta campaña que resta hasta el domingo, cuando se definirán las nuevas autoridades municipales.
El candidato a intendente de Tolhuin Daniel Harrington dialogó con FM Master’s sobre la corta campaña que resta hasta el domingo, cuando se definirán las nuevas autoridades municipales.

“Hace doce años nos vienen acostumbrando a que las cosas no se pueden hacer”

El candidato a intendente Daniel Harrington aseguró que los proyectos que plantea para la localidad de Tolhuin, que define sus autoridades este domingo, son perfectamente realizables y cuestionó la “comodidad” del intendente Queno, que no ha tomado iniciativas para el desarrollo. Dio detalles de varias propuestas concretas y además apuntó a un cambio en el trato del municipio con el vecino, ante quejas reiteradas por demoras de todo tipo de trámite. También consideró esencial el tendido de servicios básicos, en lugar de anunciar nuevos barrios que todavía “no tienen factibilidad”.

Río Grande.- El candidato a intendente de Tolhuin Daniel Harrington dialogó con FM Master’s sobre la corta campaña que resta hasta el domingo, cuando se definirán las nuevas autoridades municipales.

“Son días intensos y la verdad el vecino nos pide que vayamos a su casa, que visitemos los lugares donde no llegamos todavía, y algunos barrios que nos quedan. La agenda viene completa, hay muchos comerciantes locales que esperan una inversión en su cuadra, un mejoramiento de su cuadra, para ver si  la inversión en la ciudad ayuda a levantar las ventas. Estas últimas semanas estuvimos trabajando más volcados a la campaña con los aserraderos y venimos muy bien”, sostuvo.

Se le preguntó si cambia el escenario con la derrota de Bertone en primera vuelta, dado que se esperaba un balotaje desde el oficialismo. “Para nosotros no varía demasiado, una vez que supimos que la fecha era el 23 ajustamos el calendario para llegar esta semana. Quizás el contexto provincial le da algún giro, pero no creo que sea muy fuerte, porque uno viene trabajando hace mucho tiempo. Mi equipo viene trabajando hace mucho tiempo en Tolhuin también, y la gente de la lista de concejales labura de cara a la sociedad de Tolhuin. Nos conocen y no creo que el contexto provincial vuelque mucho”, indicó.

“No quiero subestimar al electorado ni decir que conozco cómo vota el tolhuinense, porque está a las claras que no podemos subestimar esta situación”, advirtió.

Su campaña apunta contra Queno, no tanto contra el candidato de FORJA “Quique” Sandri, que representa a un partido ajeno a la localidad. “El que vive en Tolhuin y tiene el día a día acá, como lo tengo yo, sabe cómo reacciona la población ante propuestas que no son tan localistas. La gente de Tolhuin sabrá cuál será la mejor opción, quién presenta propuestas, quién ataca otros candidatos y quién por ahí dice algunas sandeces fuera del contexto de la realidad local”, manifestó.

“Nosotros nos volcamos, como lo venimos haciendo hace tres años, a plantear lo que queremos hacer con Tolhuin y hacia dónde lo queremos orientar, que es hacia el turismo, fomentando la producción local. Hemos mostrado nuestro proyecto de embellecimiento de la ciudad y contamos cómo lo vamos a  hacer. Decimos qué sector comercial queremos potenciar; tenemos números concretos de qué queremos hacer con la política de perros sueltos, cómo la tenemos que encarar, cómo queremos hacer el servicio de transporte público. Tenemos un trabajo realizado previamente con mucha seriedad y con un equipo técnico importante, y creo que hace muchísimo tiempo no se plantea una campaña en Tolhuin como la planteamos nosotros”, subrayó.

“Es una propuesta seria, absolutamente realizable, sin grandes anuncios ni ideas sueltas. Esto tiene un trabajo realizado con mucha vocación de servicio, conociendo mucho a Tolhuin. Nadie me va a sacar el barro de los zapatos, porque caminé Tolhuin toda la vida”, enfatizó el legislador.

Se le preguntó qué lo diferencia de Claudio Queno, dado que ambos vienen del mismo sector, y respondió que “lo que me diferencia es que yo vivo Tolhuin en  el día a día y tengo un contacto mucho más fluido por cómo llevo mi vida cotidiana. Soy un vecino más de la localidad, no soy inaccesible ni una persona que se encierra. Siempre que se me solicitó una mano, fue para el que me vota y el que sé que no me votó. Fui trabajando con todo el pueblo, porque cuando uno asume un cargo público se debe al pueblo que lo vota. En eso me diferencio mucho y en la proyección de cómo llevo adelante Tolhuin. Me diferencio en tener un equipo técnico fuerte y consolidado, que me permite darle una trazabilidad a lo que quiero hacer para Tolhuin”, dijo.

 

Mala atención

 

Harrington puso el foco en la relación del municipio con el vecino. “Lo primero que quiero hacer es trabajar con el empleado municipal, convocarlo y hacerle entender que la municipalidad tiene que estar al servicio de la gente. Hay una gran cantidad de personas que nos han dicho que tienen problemas para hacer trámites en la municipalidad, problemas de atención al público, y horas de espera. Esto es reiterativo adonde vamos, ya sea para obtener un número de puerta, hacer un trámite para el carnet, hacer su papeleo en tierras o una consulta sobre determinado trámite. Hay que jerarquizar al empleado municipal y hacerle entender que estamos al servicio de la comunidad”, planteó el candidato.

“Los funcionarios deben responder no de 9 a 3 de la tarde, sino que tienen que estar a disposición de la comunidad. Ahí se va a empezar a notar la verdadera transformación en Tolhuin. Después hay que invertir en la ciudad, en los espacios públicos, en las veredas, y planificar por sobre todas las cosas. Hoy tenemos grandes promesas de entrega de tierras con grandes barrios, sin ninguna factibilidad de servicios aprobada. Eso sigue siendo un gran problema para los tolhuinenses”, advirtió.

“Desde la Legislatura logramos gestionar fondos para resolver determinadas obras que había que hacer en los barrios, junto con el gobierno provincial, y hoy con un dejo de especulación política se habla de nuevos barrios que van a sumir a la gente en problemas con el gas, el agua, la luz y las cloacas. Hay que tener un proyecto que invierta en la ciudad. Hace 12 años nos vienen acostumbrando a que las cosas no se pueden hacer, que no hay presupuesto, y lo que falta es gestión, actitud e ingenio para lograr los objetivos”, remarcó.

 

Sin edificio municipal

 

Otra falencia que observó, pese a los años de gestión de Queno, es que “no tenemos un edificio propio y es una gran pregunta por qué hace tiempo venimos pagando alquileres y no somos dueños de nuestra propia casa. En nuestro pueblo no hay una sola estructura de embellecimiento de la ciudad realizada con madera, teniendo los aserraderos, cuando se tendría que lucir el producto que podemos brindar. ¿Cómo podemos salir a decirle al resto de la provincia y a quienes nos visitan que tenemos una madera excelente, si ni siquiera somos consumidores de nuestros propios productos?”, se preguntó.

“La concejal Alderete me contaba que hace varios años incorporaron que el mobiliario del Concejo Deliberante debía ser de lenga, pero eso hasta el día de hoy no se ha cumplido. Es más, hace pocos días se cambió la fachada de un edificio público y se hizo absolutamente con productos que todos conocemos de la ferretería, como la placa cementicia. Ni siquiera en eso somos congruentes con el discurso, y eso es lo que duele”, cuestionó.

“Es raro ver un banco en una plaza, y es más raro aún que ese banco dé cuenta de la capacidad de nuestros carpinteros y la calidad de nuestra madera. Es un despropósito que nosotros seamos grandes productores y que toda la industria forestal se vuelque absolutamente al palet, como pasó. Es triste no haber tenido desde la Secretaría de la Producción una política seria respecto de cómo trabajar con el productor local para ayudarlo a bajar costos logísticos, interpretar la normativa para las exportaciones y ser un aliado para ayudar a exportar. Hay una falta de promoción de nuestros productos en las ferias nacionales e internacionales, y Tolhuin tiene mucho para brindar. El trabajador, el jefe o jefa de familia, tienen mucho para dar”, aseveró.

Cargó contra los funcionarios que “están tan cómodos que no logran ver esa veta y ayudar a proyectar al productor para generar más trabajo. Hay mucha comodidad y no se trabaja con el productor”, dijo.

“A los emprendimientos hay que acompañarlos de infraestructura, con un parque industrial que tenga todos los papeles en orden para que se le pueda dar al productor su título de propiedad con la mensura correcta. Después hay que llevar los servicios esenciales, como un caño de gas para un secadero de turba o de madera. Las calles deben estar bien trazadas y compactadas, para que quien va a sacar un camión de turba no esté peludeando dos o tres horas, perdiendo tiempo porque la calle estaba en mal estado o el camión se cayó en una zanja. Esto son más horas de trabajo y más gasto logístico”, expuso.

Finalmente se le preguntó si es posible recuperar las termas, y aseguró que sí. “Las termas se pueden recuperar, con Reyes o sin Reyes –que es la familia que ocupa el lugar-. La gestión municipal tiene que traccionar para que el conflicto se resuelva. No nos podemos dar el lujo de no aprovechar una joya en la provincia que nos brindaría un día más de estadía del turista internacional que viene a traer divisas. Para mí es cuestión de sentase, acordar con las partes y seguir creciendo, porque por caprichos de unos y otros Tolhuin se está perdiendo una gran oportunidad de inversión y de proyectarse colocando un producto en el mundo”, concluyó Harrington.