Breves
El Gobierno volvió a reclamar por el estado de los edificios públicos.
El Gobierno volvió a reclamar por el estado de los edificios públicos.

Gobierno volvió a reclamar por el estado de los edificios públicos

El secretario de Infraestructura Edilicia, Julio Bogado, volvió a pedir a la comunidad que colabore con el mantenimiento de los edificios públicos, especialmente los educativos, ante hechos de vandalismo registrados en Río Grande. También se analiza colocar video cámaras de vigilancia.

En el programa ‘Buscando el Equilibrio’ que se emite por Radio Universidad, el secretario de Infraestructura Edilicia, Julio Bogado, fue entrevistado por el estado de los establecimientos educativos públicos.

“Son 120 los edificios que el área tiene a cargo, más los que se van sumando con las distintas inauguraciones y también tenemos que tener en cuenta el doble y triple uso que tienen algunos que a la mañana sirven a la escuela primaria, a la tarde a los colegios secundarios y a la noche a los terciarios”, explicó el funcionario provincial.

En ese sentido, Bogado recordó que recibió la situación de la infraestructura con edificios “en muy malas condiciones” y que al inicio de la gestión “se encaró una tarea más que importante a través del Ministerio de Educación puesto que era una tarea que ya venía desarrollándose desde la anterior gestión; se trató de seguir de la misma manera; pero a mediados del año pasado se tomó una decisión más que importante de parte de la gobernadora doctora Rosana Bertone, atendiendo a que a que las dificultades que había porque todo el sistema de los edificios estaba en muy malas condiciones y entonces requirió un esfuerzo político muy grande y creó la Secretaría de Infraestructura Edilicia exclusivamente para abocarse al tema de los establecimientos escolares”.

Agregó que este fue el primer paso, “me nombra a cargo del área y a partir de ahí elaboramos un plan de trabajo, con una proyección a mediano y largo plazo, primero con las herramientas que ya teníamos que venían de la otra secretaría, ya había una ley de emergencia, se hizo todo un estudio de toda la parte edilicia, se conformó un equipo de trabajo, quedamos bajo la órbita de la Secretaría de Gobierno y con agentes de otros sectores se conformó la Secretaría de Infraestructura Edilicia propiamente dicha”.

Julio Bogado explicó que “esta es la estructura formal de la organización para atender a la demanda, la parte administrativa y financiera para atender toda esta situación. Tenemos 30 personas pero aún falta completar un plantel óptimo, requerimos personal de otras áreas afines del Gobierno, como Obras Públicas, especialmente personal que ya tenía experiencia en este sentido de mantenimiento de edificios y a partir de ahí se conformó toda esta estructura”.

“En función de esto y del relevamiento que nosotros hicimos a fin de año, nosotros solicitamos un presupuesto que salió aprobado por la Ley de Emergencia porque la realidad era que la situación de los edificios era más que delicada. Una cosa es realizar un mantenimiento preventivo con la emergencia y otra es hacer obras de fondo. Por ahí nuestra cultura es la del ‘parche’ la arreglo hasta aguantar, lo atamos con alambre”, observó.

Destacó que Tierra del Fuego es una de las provincias que tiene buenos edificios escolares. “Traje un recorte de diario de Concordia, Entre Ríos, donde la gran noticia es que se arreglaron dos escuelas y estamos hablando de una ciudad de 180 mil habitantes”.

“Comparativamente la inversión que se hace, los tipos de edificaciones que tiene nuestra provincia, la inversión financiera y en recursos humanos que se hace para mantener toda esta infraestructura, es enorme y por ahí a algunos les cuesta entender estas situaciones”.

“La jurisdicción de nuestra Secretaría abarca a toda la provincia, desde San Sebastián hasta Almanza y entonces uno va viendo y hace comparaciones desde el punto de vista del uso edilicio de cada uno de los colegios y nos sorprende que el grado de vandalismo que hay en Río Grande no existe en Ushuaia, no sabemos si es por una cuestión cultural, una cuestión educativa o social. Puede haber un sinnúmero de factores que pueden llegar a ser las causales de esta situación”, comentó.

Sobre el mismo punto agregó que en Ushuaia, “los establecimientos educativos están más cuidados, no hay graffitis, no hay basura, el entorno es más bello porque toda la comunidad educativa los cuida; hay sentido de pertenencia, respeto por los valores, el respeto por la cosa pública y eso es algo que todos los niños lo deben respetar porque en definitiva es un edificio de todos, si bien pasan transitoriamente alumnos, docentes y directivos, pero es del Estado, de toda la comunidad”.

Sobre la función y modalidad de trabajo de la Secretaría, su titular explicó que “tenemos tres líneas de trabajo: una es la responsabilidad social empresarial, que en algunos casos hemos tenido mucho éxito y en otros no tanto, la otra es por ‘Administración’; es decir, personal idóneo y calificado hace mantenimientos menores, trabajos que antes lo hacía el portero, como cambiar algún foco, el ‘cuerito’ de la canilla pero que hoy ya no.

La tercera es la licitación privada, “donde en función de un presupuesto oficial nosotros convocamos a tres empresas del ramo, debidamente registradas y en regla y el monto máximo que nos habilita la ley de emergencia es de hasta cuatro millones de pesos exclusivamente para los edificios públicos”.

 

Pondrán cámaras de video vigilancia en los establecimientos educativos

 

El secretario Julio Bogado anticipó que “estamos analizando la colocación de video cámaras de vigilancia en escuelas y colegios. Nosotros hace dos meses, nos reunimos con la policía, para ver con el comisario y trabajar interinstitucionalmente para que nos dé su experiencia. Ellos tienen cámaras pero no en toda la ciudad y analizamos si nosotros podríamos aportar algún tipo de medio para complementar, primero porque es una cuestión de seguridad para todos, para los chicos, para los docentes, para los padres; que se entienda que esto no es un elemento de persecución a nadie, sino de seguridad”.

“El Estado provincial invirtió más de dos millones y medio de pesos en el Colegio Soberanía Nacional. Los chicos hicieron una manifestación en diciembre. A partir de allí nosotros tomamos conocimiento y ya veníamos haciendo una evaluación para que en el verano pudiéramos hacer todas las tareas que medianamente fueran necesarias y prioritarias en ese colegio, entendiendo también de particionar el presupuesto y distribuirlo en la mayor cantidad de colegios”.

“La Provincia realizó una inversión muy fuerte en ese colegio, colocamos baños de última generación, como esos que hay en los aeropuertos. A los dos meses de iniciadas las clases, destruyeron los inodoros, pintaron todo, rompieron los mingitorios y todos los elementos”.

“Esto fue lo máximo, recurrí al Juzgado a hablar con los jueces para ver de qué manera podríamos actuar porque es una situación delictual, estamos hablando de destrucción de patrimonio público, si bien la idea no es hacer un Estado ‘castigador’ pero sí hacer un llamado de atención donde todos los actores, tanto la comunidad educativa, el Ministerio de Educación, los gremios y nosotros mismos, pongamos mayor cuidado sobre estas situaciones y concienticemos sobre los valores de preservar el patrimonio público, así tendremos un sistema organizado y mantener los edificios en condiciones. Ahora todo ese dinero lo deberemos invertir en algo que ya hicimos, siendo que lo podríamos poner en otros colegios”, entendió el entrevistado.