Breves
El ministro de Trabajo de la provincia, Claudio Carrera, expuso la preocupación por el posible avance del macrismo con una flexibilización laboral similar a Brasil, instando a estar alertas y “no dormirse en los laureles”, dado que las políticas de Brasil “no distan de las que lleva adelante el gobierno de Cambiemos”.
El ministro de Trabajo de la provincia, Claudio Carrera, expuso la preocupación por el posible avance del macrismo con una flexibilización laboral similar a Brasil, instando a estar alertas y “no dormirse en los laureles”, dado que las políticas de Brasil “no distan de las que lleva adelante el gobierno de Cambiemos”.

Gobierno provincial contra la flexibilización laboral

El ministro de Trabajo Claudio Carrera expuso la preocupación de varios ministros que integran el Consejo Federal del Trabajo, ante el posible avance del presidente Macri con una flexibilización laboral similar a Brasil. La consideró una forma de “esclavitud moderna” e hizo un fuerte llamado a los sindicatos y trabajadores a resistir. “Ante la falta de empleo siempre vienen estos embates y en este Siglo XXI todo derecho que pierda el trabajador va a ser muy difícil de recuperar”, advirtió.

El ministro de Trabajo de la provincia, Claudio Carrera, expuso la preocupación por el posible avance del macrismo con una flexibilización laboral similar a Brasil, instando a estar alertas y “no dormirse en los laureles”, dado que las políticas de Brasil “no distan de las que lleva adelante el gobierno de Cambiemos”.

Por FM Del Pueblo, recordó que “el ámbito de laboral de todo el país es el Consejo Federal del Trabajo y nosotros hemos estado charlando este tema. La responsabilidad pasa por el Congreso, y ninguna reforma de este tipo se puede llevar adelante si no están los votos necesarios”, observó, si bien el gobierno ya estaría pretendiendo avanzar con acuerdos regionales por fuera de las leyes laborales vigentes.

“Brasil tuvo muchas idas y vueltas pero al final se consiguieron los votos, entonces hay que estar atentos y no dejarse estar. Este tipo de precarización lleva a un método de esclavitud moderna, y lo está diciendo la OIT, no yo, porque así lo están llamando ellos”, subrayó de la postura de la Organización Internacional del Trabajo.

“Ante la falta de empleo siempre vienen estos embates y en la Argentina ya lo hemos vivido más de una vez, así que hay que estar muy atentos y ser muy precavidos. En este Siglo XXI todo derecho que pierda el trabajador va a ser muy difícil de recuperar. Es algo muy serio y muy grave lo que pasó en Brasil, y esperamos que no se repita en nuestro país”, manifestó.

Cargó contra los que “pretenden que flexibilizando se va a generar empleo, porque yo creo que no es así, que a este país hay que darle más consumo interno, apoyar la industria nacional y eso va a generar empleo. No hace falta flexibilizar. Estoy convencido de que, si se quiere hacer algún tipo de reforma, se tiene que hacer con pleno empleo, si no, cuando se hace en estas condiciones siempre pierde el trabajador”.

Se le consultó acerca de si el ministro Triaca se pronunció sobre este tema: “Yo no tengo más que una relación institucional con el Ministro de Trabajo de la Nación -respondió-, pero hemos hablado con muchos de los miembros del Consejo Federal del Trabajo y la verdad todos estamos preocupados. El Consejo Federal del Trabajo trata siempre de lograr mejoras para el trabajador”, sostuvo, haciendo un fuerte llamado a los sindicatos. “Son una fuerza importante, más allá de la política, y los sindicatos con el respaldo de sus afiliados son los que tienen que hacer el mayor esfuerzo para defender todo lo que han conseguido, y hacerle entender a la clase política que este tipo de medidas lo único que traen a la larga es una precarización del trabajo que después es muy difícil recuperar, y se sufre mucho”.

Sin embargo, se le planteó que se observa una alianza entre los sindicatos más grandes con el gobierno nacional, con la falta de reacción de la CGT ante hechos graves como la represión en PEPSICO y la decisión de convocar a un paro recién para agosto: “Yo siempre digo que los sindicatos son los que representan a los trabajadores afiliados y son ellos los que van a tener que ir a la cabeza de esta lucha. Si no, será como se dice siempre: con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes”, sentenció.

“Yo no creo que los trabajadores estén dispuestos a entregar lo que tanto les costó conseguir. Esto se ha hecho con el esfuerzo de muchísima gente y sería una pena perderlo. Ya lo está diciendo la OIT, que esta forma de esclavitud moderna se está llevando a cabo en todo el mundo y nosotros como país tenemos la obligación de poner nuestro granito de arena para no perder lo conquistado”, concluyó el ministro.