Breves
Los comedores comunitarios tuvieron una solución parcial del municipio durante unos meses para trasladar la mercadería desde Buenos Aires.
Los comedores comunitarios tuvieron una solución parcial del municipio durante unos meses para trasladar la mercadería desde Buenos Aires.

Gobierno provincial compromete ayuda al Polo Obrero para sostener los comedores

El secretario de Coordinación Territorial, Héctor “Moncho” Garay, estimó que el viernes habrá definiciones respecto del costo de transporte, que no puede afrontar el Polo Obrero para sostener comedores y merenderos con mercadería que envían desde la central en Buenos Aires. Además se pidieron donaciones a empresas particulares de elementos de cocina que estaban reclamando. Garay destacó la “tarea loable” de estas organizaciones, que están realizando un trabajo social para contener la crisis en la zona norte. Aseguró que la demanda crece “semana a semana”.

Río Grande.- El coordinador territorial de la delegación Río Grande del gobierno provincial, Héctor “Moncho” Garay, adelantó que el gobierno dará respuesta al pedido del Polo Obrero de una asistencia especial para poder traer mercadería desde Buenos Aires para sus comedores y merenderos.

Por FM La Isla, informó que esta semana ingresaron una nota dirigida a la Secretaría a su cargo, que depende de la Jefatura de Gabinete. “Se presentó un grupo de unas 30 ó 40 personas para realizar un reclamo en la delegación, porque no tienen forma de solventar el transporte de mercadería que tienen en Buenos Aires, para traerla a la provincia”, dijo.

“Realmente es muy costoso para ellos, yo hice ingresar al edificio a dos representantes del Polo Obrero y me explicaron que habían tomado contacto anteriormente con gente del gobierno provincial. El pedido es poder mantener los comedores y merenderos abiertos en la provincia, y quieren ver la forma de traer desde Buenos Aires la mercadería provista por el Polo Obrero nacional”, explicó.

“Ellos tienen merenderos y comedores desde hace tres años en la provincia, para que la gente pueda tener un plato de comida, tal vez no todos los días pero sí los fines de semana. La cantidad de personas se ha ido acrecentando semana a semana y, para poder tener abiertos estos comedores no cuentan siquiera con los elementos de cocina para poder elaborar las comidas. Necesitan desde ollas a espátulas, pavas, y material de cocina en general”, mencionó.

“Ellos tienen comedores que se llaman Caritas Felices en el barrio Los Cisnes y en el barrio Perón, y están dando de comer pero no tienen forma de seguir haciéndolo. Tuvieron una solución parcial del municipio durante unos meses para trasladar la mercadería desde Buenos Aires, y ahora hicieron un pedido por nota formal para ver de qué manera los podemos ayudar. Nosotros queremos darles una mano, porque sabemos lo que está viviendo nuestra provincia con la falta de trabajo. Es importante abrir comedores y merenderos para que los chicos puedan asistir y esperamos darles una respuesta en los próximos días. Ya nos pusimos a averiguar cuánto puede costar el transporte desde Buenos Aires a Río Grande. Son 3.000 kilogramos de mercadería, así que se necesita un camión de gran porte. Esto implica un costo dinerario que les resulta muy difícil afrontar”, reconoció.

Aseguró que “antes del fin de semana vamos a tener una evaluación de los costos para traer esa mercadería. También nos comunicamos con entes privados, y han decidido donar elementos de cocina. El viernes voy a saber con cuánto podemos contar, y son locales de Río Grande. Esto lo vamos a hacer público para saber con qué elementos van a poder contar. Además queremos brindarles un poco de mercadería nosotros. Tenemos pedidos a diario en nuestras oficinas de las cuestiones más básicas, que tienen que ver con el alimento. Esto es a diario y permanente”, subrayó.

“Desde Desarrollo Social se hace lo que se puede pero las necesidades son inmensas y es difícil cubrir la demanda de todos. Apenas se retiraron, me comuniqué con la Jefatura del Gabinete y Leonardo Gorbacz rápidamente dijo que se va a buscar una solución. Veremos qué se puede resolver y qué no, porque estamos en una transición y la disponibilidad de fondos no es holgada. Siempre a fin de año se hace complicad llegar, y con este nivel de inflación es mucho más complicado todavía. Se sigue gobernando y gestionando, pero con recursos muy acotados”, advirtió el funcionario.

“Más allá de tener diferencias ideológicas o conceptuales con el Polo Obrero, la prioridad es darle de comer a la gente. Hay muchas organizaciones con las que uno trata de colaborar, porque hacen una tarea loable. Sabemos que su columna de pensamiento pasa por lo social y es altamente necesaria nuestra asistencia”, concluyó.