Breves
En 2016 hubo más de 7.500 cambios de domicilio y, en lo que va de 2017, llegan a los cinco mil.
En 2016 hubo más de 7.500 cambios de domicilio y, en lo que va de 2017, llegan a los cinco mil.

Gobierno prevé que este año habrá más de siete mil nuevos pobladores

El secretario de Gobierno Alejandro Ledesma expresó la preocupación por el fenómeno migratorio a Tierra del Fuego, que dejó de concentrarse en los meses de verano y resulta “constante”. En lo que va de 2017 hay cinco mil nuevos pobladores y podrían superarse los 7.500 casos registrados el año pasado. En su mayoría son argentinos y la situación demanda más infraestructura de servicios y asistencia social. Frente a la caída del empleo privado, se suma la demanda de trabajo de los residentes y de los que llegan de otras provincias.

El secretario de Gobierno Alejandro Ledesma alertó sobre una profundización del fenómeno migratorio en la provincia, que ya no se da en los meses de verano sino que se mantiene constante todo el año. En 2016 hubo más de 7.500 cambios de domicilio y, en lo que va de 2017, llegan a los cinco mil.

“Tenemos ingresos constantes en los últimos cinco años y la mayoría viene buscando un futuro mejor a Tierra del Fuego, pero estamos teniendo unos parámetros bastante altos. El año pasado ingresaron 7.500 personas y este año creemos que vamos a llegar a la misma cantidad. Ya estamos en los cinco mil en el primer semestre, y en su mayoría son argentinos”, dijo Ledesma a Radio Provincia.

Los migrantes se distribuyen en las tres localidades fueguinas, pero sobre todo en Río Grande, aumentando la demanda de trabajo y asistencia: “Lo que llama la atención es que el ingreso ya no es en los meses de enero y febrero, sino que es constante todo el año, y viene parejo entre 500 y 600 por mes”, indicó.

“Siempre el ingreso es mayor en Río Grande, pero está creciendo bastante Tolhuin, aunque no en los niveles de Ushuaia y Río Grande. Hay una relación del 60 por ciento que se queda en Río Grande y un 40 por ciento en Ushuaia. Río Grande viene creciendo muchísimo y hay que tener en cuenta que por ahí hace el cambio de domicilio una sola persona y luego llega el grupo familiar, una vez que se asienta”, dijo.

“Este gran ingreso genera que tanto el gobierno provincial como los municipios tengamos que pensar en cómo solucionar las prestaciones que tiene que dar el Estado. Vamos a tener que analizar cómo se va a organizar la ciudad, los barrios y la infraestructura. Vamos a necesitar más escuelas, más seguridad, más salud y más infraestructura municipal”, expresó.

 

Más gente, más pobres

 

También aumentó la demanda de asistencia social: “Es lo que ha pasado siempre, vienen a la casa de un amigo, de un pariente o conocido. Están dos o tres meses y cuando la cosa se complica, se pide asistencia. No es fácil conseguir trabajo, está todo medio complicado y después se genera esta situación de vulnerabilidad, donde tiene que estar ayudándolos el Estado provincial y municipal”, sostuvo el funcionario.

Remarcó que “es muy alto el nivel de los que vienen, por la cantidad de población que tenemos, y esto hace que se genere esta conflictividad. La migración continua es un dato llamativo, porque es constante, cuando antes venían a probar en enero o febrero a ver si conseguían trabajo, después venían e inscribían los chicos en la escuela para estudiar. Pero por los datos que tenemos del registro civil, la migración es constante todos los meses y en la misma proporcionalidad. Es un dato muy llamativo y esto va a significar más servicios de todo”, insistió.

 

En el peor momento

 

La migración a Tierra del Fuego es histórica, desde la ley de promoción, pero ahora se da en el peor momento, con una provincia al tope del ranking de las que más empleo privado perdieron. “Nos ha pasado en los últimos treinta o cuarenta años que vienen a la casa de un conocido, de un amigo, y después se genera este problema interpersonal, donde viven muchos en esa vivienda y, al no conseguir una fuente laboral para desarrollarse, empiezan con problemas. Es algo muy difícil de evitar”, dijo, lejos de la época en que se planificaron viviendas antes de la migración por la apertura de fábricas.

“Tenemos que estar pendientes y analizarlo tanto el gobierno como los propios municipios, porque tenemos esta realidad. No solamente tenemos crisis en Tierra del Fuego sino que hay crisis a nivel país, y genera que tengamos que buscar una situación más adecuada, por eso tenemos que tener en cuenta la cantidad de gente que viene”, planteó.

Consultado sobre esta caída de empleo récord en la provincia, y las medidas que está tomando el gobierno, dijo que “estamos generando herramientas para poder generar fuentes de trabajo. Si bien el rumbo político del gobierno es generar infraestructura y una provincia grande, también es generar trabajo. La obra pública y privada genera fuentes laborales y tenemos que ir suplantando los puestos de laburo que se han perdido con otras actividades, por eso estamos trabajando tan fuertemente en infraestructura. Es un desarrollo que va a llevar su tiempo pero, si juntamos la pérdida de fuentes laborales, más la cantidad de gente que viene, siempre va a dar un saldo negativo”, lamentó.

“También estamos buscando que los precios bajen, por eso estamos trabajando con el tema de Maxiconsumo, para que pueda venir a Tierra del Fuego y dar una posibilidad para que la canasta básica sea más accesible. El trabajo fuerte del gobierno es con la obra pública y además brindar servicios que no se brindan hace más de veinte años. En los ’80, el 40 por ciento no tenía servicios y hoy estamos exactamente igual, por eso trabajamos con las cloacas, el agua, el gas, que generan mejor calidad de vida, con infraestructura de viviendas y un plan de obra pública que va a generar fuentes de trabajo”, manifestó.

 

Ausentismo estatal

 

La contracara de la crisis del privado, se vio con el ausentismo en el Estado y los abusos con licencias por largo tratamiento o certificados médicos falsos para no ir a trabajar. Ledesma aseguró que los índices han bajado luego del refuerzo de controles, y espera que “caiga todo el peso de la ley” sobre estos empleados.

“Hay un control muy fuerte que ha hecho Fiscalización Sanitaria, revisando caso por caso. Tenemos una normativa de los empleados públicos, que pueden tener distintas licencias, más que el sector privado, pero en algunos casos había abusos y eso se tenía que cortar, tanto las licencias de largo tratamiento, como algunos que estaban truchando los certificados médicos. Es algo que venía fallando y hay que hacer que los controles funcionen. Esto es lo que pusimos en práctica desde el sector de salud, que se hagan los controles correspondientes para que no haya situaciones de abuso. La decisión política que se ha tomado es hacer las denuncias correspondientes y que caiga todo el peso de la ley. Cuando uno comete un delito, tiene que pagarlo”, enfatizó.

“Aparte, estamos pagando un sueldo, y el resto de la comunidad no puede pagarle el sueldo a una persona para que no labure. Es injusto para el que trabaja y para los fondos estatales que se pague a alguien que no quiere trabajar”, criticó.

 

Licencia para autoridades de mesa

 

Por último confirmó a firma del decreto que da asueto a los empleados públicos al día siguiente de la elección, si fueron autoridad de mesa. “El juzgado electoral nos pidió que le diéramos permiso a los presidentes de mesa, no a los fiscales. La gobernadora lo autorizó, así que todo el que sea presidente de mesa y empleado del gobierno, al día siguiente tendrá justificada la falta por participar de la elección del 13 de agosto. El juzgado va a extender la constancia de que participó y con eso se justifica el día lunes”, concluyó Ledesma.

Fuente: Diario Provincia 23.