Breves
El secretario de Calidad de la Gestión Pública del Gobierno provincial, Daniel D’ Eramo, fue entrevistado por el programa ‘Buscando el Equilibrio’ donde se refirió sobre la modernización y la eficiencia del Estado.
El secretario de Calidad de la Gestión Pública del Gobierno provincial, Daniel D’ Eramo, fue entrevistado por el programa ‘Buscando el Equilibrio’ donde se refirió sobre la modernización y la eficiencia del Estado.

Gobierno marcha hacia el expediente electrónico

Daniel D’ Eramo, secretario de Calidad de la Gestión Pública del Gobierno provincial, recordó que la gobernadora Rosana Bertone “firmó el compromiso de modernización del Estado con el ministro Ibarra y seguramente después se irán adhiriendo los municipios. Si despapelizamos el Estado central, los demás Estados municipales le seguirán”, entendió. El funcionario dio cuenta de las tareas de reordenamiento encarado por la Jefatura de Gabinete de Ministros y asimismo de la capacitación a los agentes estatales y anunció el estudio de postgrado a profesionales. 

Río Grande.- El secretario de Calidad de la Gestión Pública del Gobierno provincial, Daniel D’ Eramo, fue entrevistado por el programa ‘Buscando el Equilibrio’ donde se refirió sobre la modernización y la eficiencia del Estado.

D’ Eramo asumió esa secretaría en diciembre 2015 y explicó que “esta es un área que acepta crear la Gobernadora a propuesta nuestra porque uno de los objetivos que la gestión de Rosana Bertone se propuso desde el principio fue fortalecer el Estado provincial y cuando hablamos de ello tenemos que trabajar básicamente en dos cuestiones. Una tiene que ver con el nivel de profesionalización apuntando a mejorar la capacidad del Estado, la eficiencia de los servicios, la calidad de las prestaciones y el otro tema es trabajar desde la identidad de lo estatal en Tierra del Fuego porque para nosotros un Estado fuerte es el que tiene capacidad, pero también es un Estado que se constituye como una referencia desde lo público”, definió el funcionario provincial.

Describió que “la historia de Tierra del Fuego es una historia de descuido, de no ponerse en el lugar del otro; de no tener en claro que cuando terminan mis derechos hay un momento donde comienzan los derechos de todos. Todo eso tiene que ver con fortalecer el Estado, trabajar la capacidad fiscal del Estado, trabajar la capacidad profesional del Estado y trabajar lo simbólico, lo identitario”.

 

Reordenamiento del Estado

 

Otro aspecto que dio a conocer D’Eramo es el reordenamiento de trabajadores del Estado con el objetivo de que cumplan su función en el área y la tarea más acorde para ellos, ya que pueden estar en un lugar que no es el más aprovechable. “Es algo no lo estamos haciendo ahora, pero sí, en vinculación con el Ministerio de Modernización de la Nación y con el Consejo Federal de la Modernización de la Función Pública, nosotros tenemos profesionales que participan en distintas comisiones, para trabajar en temas de capacitación y empleo público, innovación tecnológica, gestión por resultados y calidad, género y discapacidad”.

“Hay personas que no están en el lugar que más rinden y eso se traduce en una ineficiencia, por lo tanto hay que hacer que esa asignación de sueldo sea más productiva con una reubicación”, entendió.

En este sentido celebró que “por primera vez en la administración pública de Tierra del Fuego hay un área humilde, de pocas personas y casi todas profesionales, que están trabajando pensando estas cuestiones; cómo planificar estrategias o dispositivos de capacitación a todos los niveles, desde capacitación administrativa para empleados sin cargos, hasta –y en esto estamos trabajando con la UNTDF y el licenciado Gabriel Koremblit- en pensar ofertas de postgrados, ofertas formativas, porque en Tierra del Fuego hay un empleo público muy pesado, en Ushuaia sobre todo, y muchos de los que se gradúan terminan insertándose en el empleo público y es entonces que queremos genera una masa crítica en el Estado y para eso está nuestra área”.

“Se pretende desburocratizar mejorando los procesos, mejorar los servicios y darle calidad y capacidad de respuesta a la organización”, sintetizó.

El funcionario provincial aseguró que “estamos trabajando también en los futuros recambios generacionales dentro de la Administración, dónde tendremos huecos, dónde vamos a dejar de tener capacidad o experticia y dónde hay que pensar los reemplazos. Eso ya se está planificando a mediano plazo”.

También recordó que cuando asumió la actual gestión de gobierno, “nos encontramos con muchas situaciones irregulares y la Gobernadora nos indicó, a través de la Jefatura de Gabinete de Ministros que debíamos reordenar el Estado; hubo casos de corrupción administrativa muy fuertes, desde certificados ‘truchos’ hasta planes RedSol que fueron desviados, hasta se recuperaron bienes patrimoniales del Estado. Hubo que hacer un rápido reacomodamiento del personal y más o menos el Estado está funcionando mucho mejor que cuando asumimos”.

 

Planta congelada

 

Asimismo, D’Eramo recordó que “lo que está pasando hoy es que la planta está congelada y la Gobernadora solo está autorizando el ingreso a profesionales de la salud, hay una prioridad en ello, no está entrando gente a mansalva a la administración pública. Mientras dure esa prudencia en el manejo de las altas y las bajas, tampoco podemos lanzarnos a contratar profesionales para cualquier área”.

Una de las cosas que le llamó la atención al asumir, según contó, “es la demora que había para hacer una reubicación, los desarreglos que había entre la gente, por ejemplo, había empleados que figuraban como empleados de un área, pero estaban en comisión en otra. Frente a ese desaguisado había que diagnosticar bien lo que estaba pasando y eso dio lugar al famoso Decreto 197/2016 que fue firmado por la Gobernadora para suspender absolutamente comisiones, traslados, reubicaciones y empezar a ver cómo estaba la situación por dentro y una vez que se terminó de ordenar, se pudo dar curso a las reubicaciones que estaban pendientes, volvieron algunos al área de origen, se cortaron las reubicaciones y las comisiones fueron todas suspendidas”.

 

“La responsabilidad no es patrimonio de la derecha”

 

El secretario de Calidad de la Gestión Pública observó que “la responsabilidad fiscal no es patrimonio de la derecha, muchos creen que los que vienen a  hablar de responsabilidad fiscal vienen a hacer ajustes y nosotros creemos que el Estado, más allá de su rol en tener capacidad y recuperar autonomía, tiene que tener resuelto su frente fiscal porque una provincia que dependa mucho de los recursos de coparticipación, siempre está en situación de desventaja o debilidad. Por ello, en el marco de ese ordenamiento fiscal es que ya no se pagan los sueldos ni las jubilaciones en cuota. Se pagan los sueldos y los aguinaldos y cuando se salga de esa estrechez, seguramente uno podrá a atreverse a implementar planes”.

Lo importante para el entrevistado es que “se ha podido pacificar la provincia, acomodar la situación fiscal, obviamente que hay cosas que mejorar, hay cosas que seguir haciendo” y entendió que “los partidos políticas deben estar más atentos a lo que es profesionalizar al Estado. Hay partidos políticos que tienen vocación de ser gobierno –por eso son partidos- y deberían involucrarse más en la calidad de la administración pública y eso tiene mucho que ver con las reformas políticas, las leyes que se puedan sancionar y que haya compromiso de distintos actores”.

 

Agenda de Formación y Capacitación Fueguina

 

En este sentido recordó que “hace poco se aprobó una agenda de Formación y Capacitación Fueguina, cuya implementación depende del Ministerio de Jefatura de Gabinete, de la que depende el área que tengo a cargo, la que tendrá la responsabilidad de ponerla operativa, de poner en funciones esa página, para recabar todas las ofertas de capacitación y formación que provengan de distintos organismos del Estado. Esa es una punta de lo que estamos trabajando”.

Consideró que “todos los organismos del Estado deben atender la cuestión de la capacitación, de cómo mejorar la administración, porque en algún momento le van a tocar”.

Asimismo evacuó la consulta si se le da oportunidad a los jóvenes que se reciben en carreras universitarias, señalando que “en forma indirecta sí, nosotros trabajamos con la UNTDF y la UTN y es ver dónde hay demandas concretas de ciertos saberes y a medida que detectamos que faltan profesionales en distintas disciplinas, vamos analizando, en este momento hay congelamiento de planta. Pero, especialmente con la UNTDF, estamos trabajando –no digo ahora- en algún tipo de formación de excelencia, postgrados, que permitan que todos los profesionales que están en la provincia –graduados acá o fuera de la provincia- de modo que puedan acceder a una formación y entender la manera de gestionar políticas en Tierra del Fuego”.

Agregó que “hay ingenieros, abogados, contadores, sociólogos, médicos, etcétera. Todos muy buenos en sus profesiones, pero todos tienen que entender la realidad fueguina y por eso estamos analizando con la UNTDF de hacer un postgrado que pueda nuclear a todas estas profesiones”.

Añadió que “nuestra área trabaja con los saberes que hoy necesita el Estado para funcionar mejor, desde lo tecnológico, desde comprender la complejidad de lo social, desde entender por dónde pasan las estrategias de desarrollo de una provincia como Tierra del Fuego; articular políticas, aplicar herramientas de gestión para evaluar políticas, evaluar resultados para corregir rumbos. A todo eso se dedica mi área”.

 

Otro papel para el Estado

 

D’Eramo anticipó que el estado fueguino ya se puso en marcha para suplantar el papel por medios electrónicos. “Nosotros estamos colaborando con la Secretaría de Informática capacitando a todo el gobierno en la gestión documental; es decir, la gestión electrónica de expedientes lo que tendrá como resultado final, la ‘despelización’ lo que significará un ahorro económico importante y la agilización de la administración pública”.

Recordó que la gobernadora Rosana Bertone “firmó el compromiso de modernización del Estado con el ministro Ibarra y seguramente después se irán adhiriendo los municipios. Si despapelizamos el Estado central, los demás Estados municipales le seguirán”.