Breves
El vicepresidente del IPV Flavio Escobar destacó la decisión de no paralizar las obras
El vicepresidente del IPV Flavio Escobar destacó la decisión de no paralizar las obras

Gobierno fueguino no paralizará ninguna obra

El vicepresidente del organismo aseguró que ninguna obra se va a paralizar, pese a que la nación no está remitiendo los fondos comprometidos, y destacó la decisión de la Gobernadora de aportar fondos provinciales. En Chacra II y Chacra IV comenzará la tarea de construcción de escaleras de emergencia y embellecimiento de patios internos, con empresas locales y mano de obra genuina. Ayer se firmó el contrato para iniciar las 120 viviendas de ATE, que se terminarían a fines de 2019. Las 108 viviendas de margen sur estarían listas para marzo próximo.

Río Grande.- El vicepresidente del IPV, Flavio Escobar, informó por Radio Universidad 93.5 sobre las distintas obras que se están poniendo en marcha. En principio se lo consultó sobre las 120 viviendas de ATE, y dijo que “se acaba de firmar el contrato para iniciar la obra de viviendas, y la parte de infraestructura ya está iniciada. La finalización sería entre noviembre y diciembre de 2019. El valor por vivienda es de un millón novecientos ochenta mil pesos finales y tienen 60 metros cuadrados, que es estándar para las viviendas del IPV”, detalló.

En este caso se trata de edificios y explicó que “la apuesta a edificios tiene más que ver con la disponibilidad de espacio que con los costos. En la medida que se puede se hacen viviendas y, si no, se construyen edificios para dar una solución lo antes posible a la gente. En el caso de las viviendas de ATE son edificios de tres pisos”.

Con respecto a las 108 viviendas del IPV en margen sur, aclaró que “están mucho más avanzadas y estarían terminadas en marzo del año que viene”.

Consultado sobre el recupero de las cuotas que deben pagar los adjudicatarios, dijo que “está al 70 u 80% nominalmente. El IPV contempla los casos sociales y las personas que tienen inconvenientes económicos, porque nadie es ajeno a la situación del país. No siempre apuntamos al recupero como si fuéramos un banco, y se contempla la situación social de cada persona. Ahora vamos a tratar de hacer un programa más individualizado, para ir personalmente a tratar de que regularicen los morosos más crónicos, y que se le congelen los intereses si tienen una situación real de que no pueden pagar”, indicó.

Reconoció que antes “la cuota era insignificante, pero hoy ronda entre diez y doce mil pesos, si bien el interés es muy bajo, del 7%”.

También se refirió a la deuda del gobierno nacional en materia de fondos de vivienda. “Estoy a full en el día a día de la provincia haciendo todo lo posible. Conozco el campo nacional y todos los convenios que se han hecho no dejan de ser más que buenas gestiones que hizo la gobernadora. Se consiguieron un montón de obras y había un compromiso de pago de la nación, que está firmado, por lo que tienen que ir desembolsando de acuerdo a la certificación de obra. Eso no lo están haciendo y es la provincia la que busca de todos lados pagar esas obras, porque la gobernadora tiene la firme decisión de no parar las obras. Las obras no se van a parar bajo ninguna circunstancia”, aseveró.

“Se ha tomado el recaudo de poder disponer del dinero de los bonos para que el gobierno lleve adelante las obras previstas. El gobierno tenía un plan para los fueguinos, lo quiere hacer, y con parte de esos fondos se van a hacer también las escaleras de emergencia en todo Chacra II yChacra IV, y mejoras en los barrios. Las escaleras van a ser de hierro, algunas se van a hacer por contratación directa y otras por licitación privada, y se va a llamar a empresas locales. El plazo de ejecución es de seis meses aproximadamente. Por la situación económica hemos decidido que no tenga costo para los vecinos de Chacra II y Chacra IV, y el costo lo va a absorber el estado provincial, que con esto genera trabajo directo e indirecto”, sostuvo.

“La idea es comenzar de inmediato y hemos tenido reuniones con los vecinos a través de los técnicos para explicarles cómo se va a hacer. Estas obras son solamente para Río Grande y ya se hizo en Ushuaia en Bahía Golondrina, donde está prácticamente terminado”, apuntó.

Lamentó que “los fondos de nación objetivamente no han venido y la gobernadora destinó fondos propios para mejorar la calidad de vida de los vecinos y para las obras de vivienda, que generan trabajo local”.

Con respecto a la redeterminación de costos, dijo que “el IPV tiene sus mecanismos y va a ajustando de acuerdo a cada obra. Este mecanismo de redeterminación tiene en cuenta todas las variables. La idea es acelerar todas las obras para que se lleven adelante lo antes posible. Hubiéramos preferido que se cumplan los compromisos de nación, porque van atrasados los pagos”, concluyó.