Breves
UTHGRA

Gastronómicos rechazaron despido y se refirieron a la situación del sector

Ayer los gastronómicos se manifestaron frente al Hotel Albatros en Ushuaia, rechazando el despido de un trabajador acusado por el robo de fiambres. El titular de la UTHGRA desestimó que el trabajador hubiera puesto en juego su puesto de trabajo “por un par de fiambres y sabiendo que hay cámaras, es muy irrisorio este chanchuyo como otros que se han hecho de persecución a trabajadores en esta empresa”, aseguró Ramón Calderón. Además mencionó que “son meses complicados, por eso también para Ushuaia, Tolhuin y Río Grande estamos solicitando esta ayuda económica de manera urgente para el sector, que vaya directamente a los trabajadores”.

 

“El reclamo tuvo que ver con un compañero que se hizo presente hace un mes atrás, señalándonos que se veía despedido y el argumento era un supuesto robo. Pero el compañero explicó claramente que la situación fue que le dijeron que había unos fiambres que se los dieron antes que se pusieran feos, no solo a él sino a otros compañeros que también son personal de la cocina”, explicó Ramón “moncho” Calderón, secretario General de la UTHGRA, refiriéndose al reclamo instalado en la puerta del Hotel Albatros durante la jornada de ayer.

Aseguró el dirigente gastronómico que se trató de “una jugada, donde le decían que tenían videos filmados dónde se lo veía que se llevaba fiambres sin pedir permiso”. Advirtió Calderón que fue “una jugada de la Gerencia para después despedir a este compañero” y dijo que en esa empresa “las irregularidades vienen desde hace un tiempo atrás, nosotros intentamos dialogar pero nos cambió la versión varias veces”, advirtió Calderón.

De igual manera señaló que la empresa le depositó al trabajador “una suma que no representa lo que correspondería a un indemnización, ni siquiera a un mes de trabajo. Así que ahí tenemos otra irregularidad, tratando de esquivar la indemnización doble que le corresponde al trabajador si fuera despedido”, dijo como alternativa si trataran de evitar “llegar a la instancia que sigue, que es la judicial”.

El titular de la UTHGRA desestimó que el trabajador hubiera puesto en juego su puesto de trabajo “por un par de fiambres y sabiendo que hay cámaras, es muy irrisorio este chanchuyo como otros que se han hecho de persecución a trabajadores en esta empresa”, alertó Calderón, recordando que en otras ocasiones “también hemos hecho presencia por otras situación planteadas con esta empresa”.

Relató que durante la medida “el gerente fue de forma patotera, inclusive tratando de llevarse por delante al trabajador. Nosotros le dijimos que esa no era la forma, si lo quieren despedir que paguen lo que tienen que pagar si es que no quieren que sigan en la empresa. Pero no se puede  intentar no pagar, e inclusive tratar de ensuciar al trabajador inventando una causa”, advirtió el gremialista.

 

“Estamos necesitando con urgencia una ayuda”

 

Al ser consultado sobre la situación general del sector, en el marco del confinamiento y las restricciones impuestas, el secretario General de la UTHGRA aseguró que se encuentran “complicados, Río Grande es dónde peor estamos tanto en gastronomía como en hotelería. Tras que veníamos golpeados como resultado de los cuatro años anteriores del Gobierno nacional, con la pérdida de muchos puestos de trabajo en el sector metalúrgico y como consecuencia de eso el golpe al sector gastronómico porque los trabajadores metalúrgicos eran un sector que salía mucho a comer afuera o se trasladaba a Ushuaia para hacer turismo interno”, relató.

Dijo que “esas cosas también golpearon” y después indicó que “a través de la pandemia todo se puso peor todavía y la realidad es que estamos necesitando con urgencia una ayuda en Río Grande, de parte no solo del Gobierno nacional –como lo viene haciendo con los ATP- sino también del provincial”, expresó. Señaló que “desde abril venimos diciendo que la situación está difícil para nosotros y en Ushuaia el panorama es distinto, pero no significa que está bien, ya que la facturación no llega a ser del 30%”, mencionó.

Aseguró que “son meses complicados, por eso también para Ushuaia, Tolhuin y Río Grande estamos solicitando esta ayuda económica de manera urgente para el sector, que vaya directamente a los trabajadores”, expresó. Estimando que “esto va para rato, incluso apenas empezó esto de la pandemia fui uno de los que dijo que esto iba a ser para rato. Que nos iba a golpear por un año y medio o dos y que no iba a ser una recuperación fácil, ya que Ushuaia era un lugar que recibía mucho turismo internacional y hoy recuperar eso está muy lejos”.