Breves
El encuentro entre los concejales y funcionarios del Municipio se desvirtuó con el correr de los minutos dado que el debate por el congelamiento o no de los impuestos para el 2019 volvió a colarse entre los presentes.
El encuentro entre los concejales y funcionarios del Municipio se desvirtuó con el correr de los minutos dado que el debate por el congelamiento o no de los impuestos para el 2019 volvió a colarse entre los presentes.

Fuertes cruces en el Concejo Deliberante de Río Grande

Luego de que el secretario de Coordinación de Gabinete y Control de Gestión Agustín Tita, y la Secretaria de Innovación y Modernización, Laura Rojo expusieran lo actuado durante el 2018, y lo proyectado para el próximo año, el funcionario explicó a los concejales las graves consecuencias que tendrá el recorte de 300 millones de pesos aprobado a partir del congelamiento de la unidad fiscal, lo cual volvió a generar un fuerte cruce entre los concejales y el Municipio.

Río Grande.- Este lunes se llevó a cabo una nueva reunión de Presupuesto del Concejo Deliberante, donde los concejales escucharon al Secretario de Coordinación de Gabinete y Control de Gestión Agustín Tita, como así también a la Secretaria de Innovación y Modernización, Laura Rojo.

El encuentro, sin embargo se desvirtuó con el correr de los minutos dado que el debate por el congelamiento o no de los impuestos para el 2019 volvió a colarse entre los presentes.

Si bien el secretario Agustín Tita y los técnicos de ambas secretarias hicieron una exposición sobre las proyecciones presupuestarias para el año próximo, posteriormente las partes  se trenzaron en una nueva discusión en torno a la viabilidad de continuar debatiendo un proyecto que fue redactado en otro contexto ya que las previsiones se efectuaron sin el controvertido congelamiento de impuestos aprobado la semana pasada por cuatro de los siete concejales.

Al respecto el concejal Paulino Rossi señaló la necesidad de “saber si se va a poder llevar adelante ese plan de acción”, dijo en referencia a lo expuesto por las secretarias a cargo de Tita y Rojo o bien “achicar de manera importante los aspectos relacionadas con políticas de desarrollo e inclusión, dado que no podemos dejar de pagar el contrato de la basura, tampoco los sueldos, no se puede interrumpir los compromisos asumidos con el transporte público y lamentablemente el ajuste se va a hacer sobre los vecinos que menos tienen”.

Además Rossi remarcó que “el congelamiento de impuestos solo beneficia a los que especulan y tienen tierras sin urbanizar o propiedades sin alquilar, autos y viviendas siendo que los que menos tienen no cuentan con grandes propiedades o muchos vehículos”.

También reiteró los argumentos técnicos en cuanto al reparto de coparticipación recordando que “Río Grande tiene un socio que es el Municipio de Ushuaia y cuando menos recauda Río Grande, más se beneficia el Municipio de Ushuaia, como está sucediendo en este momento, donde tienen el apadrinamiento de la provincia”.

 

Mora propuso redactar un documento para exigir a la provincia que pague lo adeudado a la provincia

 

En tanto la concejal Miriam Mora propuso “escribir un documento como Concejales y exigirle al gobierno de la provincia que pague la deuda que mantiene con el Municipio, sabiendo que sería una buena oportunidad para reclamar los fondos que le corresponden a Río Grande, salvo que después pase algo y en lugar del defender al Municipio de Río Grande, se defienda otra cosa”.

Además aseguró que “aunque les duela, algunos estuvimos acá para defender la autonomía de la ciudad de Río Grande para que no se le haga el descuento del Fondo Solidario a los trabajadores que impuso el Gobierno de la provincia, pero después hubo concejales que se fueron a defender la autonomía del Municipio de Ushuaia, pero no de la ciudad que los había votado”, reprochó.

Por lo cual insistió en que se “busca desfinanciar al Municipio, recordando que desde el Concejo Deliberante hemos impulsado proyectos para que haya boletos gratuitos para estudiantes primarios, secundarios, pacientes trasplantados, para personas con enfermedades oncológicas, para docentes, y todo eso sale de algún lado, alguien los paga”.

Además especificó que en “Río Grande potabilizamos el agua, situación que en la ciudad de Ushuaia no lo hace el Municipio, sino la provincia”, ejemplificó con su experiencia personal, indicando que “pago 25 pesos de agua por lo que consumo en el mes y con eso no compro siquiera una botella de agua mineral”.

Por lo cual consideró que los concejales “no podemos decir que se deje de hacer una cosa o la otra”, recriminando los dichos de la concejal Duré al recordar que “el Municipio tiene superávit, lo cual es buenísimo porque esa plata vuelve a los vecinos”.

Asimismo resonó que el concejal Von der Thusen propuso “eximir de impuesto a la empresa que se ha incendiado, pero es un beneficio para los empresarios y no para los trabajadores que ya le dijeron que van a ser suspendidos por 75 días sin goce de sueldo”.

Conjuntamente Mora recordó que existe una “Ordenanza para congelar los impuestos de las personas que queden sin trabajo y no puedan hacer frente a esa obligación y pueden amparar en esta herramienta sin intereses  a diferencia de lo que ocurre con la Cooperativa Eléctrica o con Camuzzi que te retiran el medidor y se sigue generando deuda”,

Por último la edil reprochó a sus pares al decir que “no los he visto a muchos acompañar esos reclamos en los que se puso al frente el Municipio como lo fue en el 2016 por el tarifazo del gas, a pedir una tarifa social a la Cooperativa Eléctrica,  a presentar un recurso de amparo por el Fondo Sojero, o a la quita que se intentó a las asignaciones familiares”.

 

“La discusión del presupuesto quedó en el aire”

 

El secretario de Gabinete y Coordinación Agustín Tita consideró que la “discusión del presupuesto quedó en el aire, teniendo en cuenta que hemos venido desarrollando a lo largo del año un arduo trabajo para poder llegar a la realización de un presupuesto, pero lamentablemente no tiene mucho sentido seguir explicando el Presupuesto, después de que algunos concejales hayan definido congelar las tasas, por lo cual hay que volver a recalcular muchas cuestiones”.

Puntualizó que todo lo que “hemos expuesto se ha presupuestado en base a actualizaciones a lo largo de estos últimos siete años, y de acuerdo al contexto que teníamos, pero a veces a uno les cuesta entender desde que lado se realizan este tipo de acciones, dado que cuando se trabaja como lo hacemos nosotros desde hace siete años haciéndoles llegar los recursos a la gente, invirtiendo en tener mejor calidad en servicios, en educación, en transporte, en infraestructura, la verdad que llama mucho la atención en el contexto de país que tenemos, con la inflación que tenemos, con la previsión de inflación que tenemos, y con lo que vive el vecino en lo cotidiano, como entienden que una ordenanza de estas características puede venir a contribuir al desarrollo de una ciudad, la verdad que da la firme sensación de que las intenciones son otras”.

Además le reprochó a algunos concejales sobre su silencio respecto a “la deuda que la provincia tiene con el Municipio, me llama mucho la atención que la gobernadora felicite al concejal que sacó la ordenanza, haciendo además referencia a que tenemos impuestos altos, lo cual evidencia el desconocimiento de los impuestos que tiene el Municipio, y en relación a los otros dos Municipios que tiene la provincia están equilibrado y razonable para que el Municipio lo pague”.

También indicó que el “Municipio está pendiente de recibir muchos fondos de parte de la provincia, lo cual dificulta la tarea, y hoy podemos llevar adelante una gestión por las características que tenemos de administración, de lo contrario sería sumamente complicado, y este tipo de acciones tienden a no dejar con claridad que es lo que se percibe”.

Resaltó que lo que “administramos es el dinero de los vecinos, no el dinero de Melella, lo hacemos con gran responsabilidad, por eso es sumamente llamativo cuando suceden este tipo de situaciones, y en el marco de que se ha venido trabajando desde hace muchos meses de confeccionar un presupuesto acorde, entonces cuando se les da a los vecinos datos que no se corresponden con la realidad se contribuyen a la confusión, y la verdad que hoy el vecino no necesita que lo confundan, teniendo en cuenta que atraviesas situaciones complicadas, y a través de dar informaciones erróneas a través de impuestazos que no son así, la verdad que no contribuye a dar al vecino lo que necesita”.

Finalmente sostuvo que “ahora viene un trabajo arduo de re calculación del presupuesto, dado que  son muchos los fondos que no se van a tener a partir de esta ordenanza aprobada, son los fondos  que están abocados a este presupuesto, pero todo lo que han contado las secretarías, y que han sido muy bien visto por los concejales,  acompañando la mayoría de las acciones, a partir de esto se complejiza mucho”.