Breves
“Fue un discurso positivo porque se refirió a cosas concretas”, dijo Arcando.
“Fue un discurso positivo porque se refirió a cosas concretas”, dijo Arcando.

“Fue un discurso positivo porque se refirió a cosas concretas”

El vicegobernador de la provincia y titular del parlamento fueguino, Juan Carlos Arcando, destacó que el de la gobernadora Rosana Bertone “fue un discurso positivo porque reflejó todo lo que se viene desarrollando en la gestión desde que se asumió, del ordenamiento de las cuentas públicas, las obras públicas que se llevan adelante y lo que está dejando para el próximo período, que si le toca gobernar lo llevará adelante, y que tiene que ver con obras que van a mejorar la calidad de vida de los fueguinos”.

Asimismo el mandatario observó que “la Gobernadora también anunció un Plan Estratégico para el desarrollo de Tierra del Fuego y no menos importante es reconoció los errores que pudo haber cometido en la gestión y que le ha servido de experiencia para no volverlos a cometer y eso nos pasa a todos y por eso creo que todos debemos hacer un mea culpa cuando nos equivocamos y además coincido plenamente con ella de que las críticas, mientras sean constructivas y bien intencionadas, son bienvenidas”.

 

En relación al ordenamiento de las cuentas públicas, Arcando resaltó que “eso nos permitió pagar a los jubilados en una sola cuota y antes del quinto día hábil. Cuando asumió la gestión teníamos que armar cronogramas hasta en tres pagos y hay que recordar también que cuando asumimos, había jubilados que hacía tres meses que no cobraban y los que no cobraban eran justamente los que menos tenían porque aquellos que si podían cobrar era porque tenían que recurrir a un abogado que hagan un amparo judicial ante el entonces IPAUSS”.

 

“Como dijo la Gobernadora, nosotros saneamos toda esta situación y hoy podemos decir que a las cero horas de este sábado, todos los jubilados tendrán depositados sus haberes en el Banco de Tierra del Fuego”, acotó el Vicegobernador.

 

Continuidad de la fórmula

 

Se le consultó a Arcando si continuará en la fórmula de vicegobernador o podría tener otras aspiraciones, reiteró la alegoría del “camioncito con melones”. “Vamos a esperar la fecha de las elecciones, veremos cómo se empiezan a acomodar los meloncitos. Podemos continuar en política, podemos tomar la decisión de irnos a la casa ya que por más que queramos continuar en la política, la gente te puede mandar a tu casa, eso puede suceder también; uno ya lo vivió en algún momento y tiene la experiencia suficiente como para saber; pero acá lo más importante, es confrontar un proyecto político”.

 

En ese sentido añadió que “acá no es una cuestión demagógica lo que hay que plantearle a la sociedad, sino que hay que presentarle la provincia posible, el municipio posible. La gente va a creer cuando se le plantee una propuesta realista y ya está cansada de anuncios demagógicos como la experiencia nacional donde le vendieron espejitos de colores y resulta que es un manto negro el que tenemos, con desocupación”.