Breves
El legislador del bloque UCR-Cambiemos Pablo Blanco negó que el congelamiento de salarios de los trabajadores metalúrgicos haya sido una exigencia de Nación o de la provincia, tras las acusaciones de “extorsión” del diputado Oscar Martínez.
El legislador del bloque UCR-Cambiemos Pablo Blanco negó que el congelamiento de salarios de los trabajadores metalúrgicos haya sido una exigencia de Nación o de la provincia, tras las acusaciones de “extorsión” del diputado Oscar Martínez.

Flexibilización de la UOM: “No lo pidió el gobierno y fue una decisión del gremio y AFARTE”

Tras la denuncia de “extorsión” del gobierno nacional por parte del dirigente metalúrgico y diputado nacional Oscar Martínez, para justificar el congelamiento de salarios por dos años, el legislador Pablo Blanco aseguró que no fue un pedido de Nación ni de la provincia, sino un acuerdo que ya llevaron la UOM y AFARTE a la mesa. Cuestionó que nuevamente se garantice más rentabilidad a las empresas, cargando el costo sobre los trabajadores. Pidió a la dirigencia sindical que se haga cargo de haber tomado esa decisión, que no considera necesaria, por la baja incidencia del costo laboral en el precio final de los productos.

El legislador del bloque UCR-Cambiemos Pablo Blanco negó que el congelamiento de salarios de los trabajadores metalúrgicos haya sido una exigencia de Nación o de la provincia, tras las acusaciones de “extorsión” del diputado Oscar Martínez. Cuestionó que se concedieran más beneficios a las empresas, en desmedro de los trabajadores, cuando la incidencia del costo laboral en el precio final es mínima.

Por FM del Sur, el legislador ratificó que el convenio firmado por el gobierno, Nación y AFARTE “tiene que pasar por la Legislatura, así que nosotros vamos a tener participación”, adelantando su voto positivo pese a las críticas del bloque del MPF. “Sabrán ellos lo que van a hacer. En nuestro caso, estamos de acuerdo con lo que se firmó, y hay que aclarar que en ese convenio no está el acuerdo firmado entre el gremio y el sector empresario con el congelamiento de salarios”, remarcó.

“Eso corre por cuerda separada y no tiene nada que ver con el acuerdo entre la Nación, la provincia y AFARTE”, sostuvo Blanco.

“Escuché que hacen responsable a la provincia o la Nación del congelamiento salarial o de las paritarias, y la provincia en esto no ha tenido nada que ver. Es un acuerdo al que llegó el sector empresarial con el sector del trabajo”, reiteró el radical.

Cuestionó este acuerdo que congela los salarios porque “el mayor esfuerzo lo puso la clase trabajadora. Los que deberán rendir cuentas del porqué de este acuerdo no es la Legislatura sino el gremio que lo ha hecho”, dijo.

Se le preguntó sobre la posición del diputado electo “Tito” Stefani, quien no ve necesario el congelamiento salarial porque las empresas electrónicas sostienen “un margen extraordinario de ganancias”, según dijo. “Yo dije lo mismo con otras palabras, pero es algo que deben discutir los que lo llevaron adelante, que no fueron ni integrantes de la Legislatura, ni el gobierno provincial, ni el gobierno nacional”, subrayó.

“Muchos que firmaron este convenio ahora hacen responsable al gobierno nacional, cuando no tiene nada que ver. El gobierno nacional lo que pidió es una baja en el precio de los productos que se fabrican en Tierra del Fuego. Ahora, el acuerdo de congelamiento de las paritarias entre el gremio y AFARTE, corre por cuenta de quienes llevaron adelante la negociación”, reiteró.

“Yo creo que sin este congelamiento las fábricas estaban en condiciones de mejorar los precios, pero ellos sabrán lo que discutieron y por qué lo aceptaron. Cada cual se debe hacer cargo, porque si no, es muy fácil echar culpas”, manifestó Blanco.

Respecto de la denuncia de extorsión que hizo Oscar Martínez por los medios, planteó que “si a mí me quieren extorsionar, el camino a seguir es ir a la justicia y denunciar la extorsión, no firmar extorsionado. Me parece que algunos se quieren sacar la responsabilidad de lo que hicieron, pero tienen que rendir cuentas de lo que hacen y no pretender eludir esa responsabilidad o hacer responsable a otro”, fustigó.

Recordó que “durante la vigencia de ocho o nueve años de la ley de impuestos internos tuvieron 15 mil empleados y quedaron 9 mil. ¿Ahora también es culpa del Estado provincial o de la Legislatura no haber logrado la estabilidad’ ¿o es culpa de quienes llevaron adelante las negociaciones para que se hicieran los contratos basura que no le dieron estabilidad a los empleados?”, se preguntó, y consideró que “gracias a esto acá hay muchas caretas que se están cayendo”.

 

Efecto cascada

 

Respecto de la posibilidad de que esta flexibilización de los trabajadores de UOM impacte en otros sectores privados o en los estatales, consideró que no debería ser así, porque “la provincia no tuvo nada que ver en esta negociación y no creo que pretenda replicarla. De ser así, es algo que yo no comparto”, anticipó.

“Una vez más digo que yo no me voy a hacer responsable de lo que no participé y no firmé. Las explicaciones las tienen que dar los que llevaron adelante las negociaciones y no los que nos enteramos de casualidad de lo que se había firmado”, sostuvo, teniendo en cuenta que este congelamiento se conoció el viernes por la filtración de un audio de las asambleas, pero el propio secretario adjunto Marcos Linares admitió en un medio que era una noticia que pretendían dar a conocer el martes siguiente a la presentación.

 

Presupuesto provincial

 

En cuanto al impacto en el presupuesto provincial del pacto fiscal acordado con los gobernadores, estimó que “por la información que uno maneja, aparentemente no habría grandes modificaciones, pero hasta tanto no veamos cómo quedó el proyecto, estamos hablando de suposiciones. Estuvimos hablando mucho tiempo de suposiciones, así que vamos a esperar unos días para tener certeza y la verdadera implicancia de este pacto fiscal”, dijo.

El legislador no ve inconvenientes para el pago de la deuda contraída en dólares, aunque impacte en una baja de la recaudación, porque “los bonos están garantizados con las regalías, y las regalías se cobran en base a dólares. Es una misma variable”.

 

El futuro de la promoción

 

Consultado sobre el futuro de la 19640, citó que “en el punto 4.4 del acuerdo está claramente establecido cuál es la responsabilidad de la provincia, y que puede llevar adelante la prórroga del régimen para las industrias radicadas al amparo de la ley. Es responsabilidad de la provincia junto con los industriales y el gobierno nacional llevar esto adelante. No hay que esperar a que se venza y ponerse a trabajar ya, para cambiar de una vez la matriz económica y no estar siempre con la zanahoria de la 19640”.

También respondió a los críticos de este acuerdo, que lo consideran el fin de la promoción fueguina. “Los que ahora tienen todas las soluciones, gobernaban hasta hace dos años atrás y no tomaron ninguna de las medidas que ahora dicen que hay que tomar. Tenían el Poder Ejecutivo, mayoría en ambas cámaras y miraron para otro lado durante doce años, sin ninguna solución. Crearon empleo y no dieron estabilidad, y es hora de que nos dejemos de perder tiempo hablando pavadas y empecemos a trabajar en serio”, disparó.

“Hay que buscar la diversificación, porque no podemos vivir siempre de los celulares, el aire acondicionado o los televisores. Hay otras actividades, y la capacidad instalada que hay en Tierra del Fuego permite trabajar en otros ámbitos, como los recursos naturales. Hay que ponerse a trabajar en serio en esto”, instó Blanco.

“Me parece que el horizonte ahora está mucho más claro que hace diez días atrás. Ahora hay un convenio firmado, donde hay un compromiso de trabajar en conjunto para buscar una prórroga del subrégimen industrial. Es responsabilidad de todos trabajar en ese sentido, no solamente de un sector. La 19640 no tiene vencimiento, el que tiene vencimiento es el subrégimen industrial y, si queremos que esto siga, tenemos que trabajar en propuestas serias para que haya una continuidad, y no para que los beneficiarios sean algunos que, una vez más ahora se vuelven a beneficiar con el congelamiento de las paritarias”, dijo, reiterando las críticas al costo para los trabajadores.

“El objetivo del gobierno nacional era el compromiso de que continúe la baja de los precios, y después los mecanismos cada cual los manejó por su lado. Los industriales creyeron que la salida era el congelamiento de las paritarias, pero si uno ve la incidencia del costo laboral en el costo final del producto, es muy pequeña”, observó, teniendo en cuenta análisis oficiales que lo establecen en un 6% del total de la cadena.

“Ellos creyeron que la solución pasaba por ahí, tanto el gremio como las empresas, y siguieron ese camino, independientemente de los compromisos asumidos por el gobierno nacional y el gobierno provincial para mejorar la seguridad, el tema aduanero, los costos portuarios y demás”, indicó de la serie de medidas tendientes a mejorar la competitividad.

 

Vuelven las comisiones

 

Finalmente confirmó que la semana próxima continúa el debate del presupuesto 2018 en la comisión 2, que preside. “La semana próxima se retoman las reuniones de la comisión de presupuesto los días martes, miércoles y jueves. El lunes es feriado, pero tenemos la reunión con el Consejo de la Magistratura. Las reuniones siguen la semana siguiente y seguramente surgirán modificaciones en base a la discusión que se llevó adelante por el pacto fiscal”, concluyó Blanco.