Breves
“Teníamos en claro que no se trataría de una operación sencilla ni mucho menos riesgosa, para los operarios calificados que allí trabajaron, cortando y retirando los restos de una cubierta y pórticos metálicos de colosales dimensiones, para que dejen de presentar peligros inminentes a algunos incautos que cautivados por su imponente imagen ingresaban al recinto”, señalan desde el Municipio de Tolhuin.
“Teníamos en claro que no se trataría de una operación sencilla ni mucho menos riesgosa, para los operarios calificados que allí trabajaron, cortando y retirando los restos de una cubierta y pórticos metálicos de colosales dimensiones, para que dejen de presentar peligros inminentes a algunos incautos que cautivados por su imponente imagen ingresaban al recinto”, señalan desde el Municipio de Tolhuin.

Finalmente desmontaron el mítico Eolo de la cabecera del Fagnano

El municipio de Tolhuin a través de la Secretaría de Planificación, Obras y Servicios Públicos, agradeció a la comunidad el acompañamiento recibido en cuanto la obra de desarme y retiro de las estructuras del Eolo de la cabecera del Lago Fagnano.

Tolhuin.- Desde el Municipio de esta ciudad brindaron su agradecimiento a la comunidad en el Desarme del Eolo.

“El esfuerzo puesto en manifiesto por la empresa Logística Antártica (LogAnt), en su programa de RSE (Responsabilidad Social Empresarial), y las gestiones políticas impulsadas conjuntamente por la señora Gobernadora de Tierra del Fuego, Doctora Rosana Bertone y el Intendente del Municipio de Tolhuin don Claudio Queno, hicieron posible llevar adelante este gran desafío pendiente”.

“A pesar de las inferencias rigurosas del clima en esta época del año, con la capacidad operativa que la caracteriza, esta empresa ha  sido capaz de transformar de manera impecable, un paisaje costero que sin riesgos expresos, hoy podremos disfrutar todos los visitantes de nuestro majestuoso Lago Fagnano”, agrega el comunicado oficial.

“Teníamos en claro que no se trataría de una operación sencilla ni mucho menos riesgosa, para los operarios calificados que allí trabajaron, cortando y retirando los restos de una cubierta y pórticos metálicos de colosales dimensiones, para que dejen de presentar peligros inminentes a algunos incautos que cautivados por su imponente imagen ingresaban al recinto”, finaliza.