Breves
El Consejo de Pastores de Tierra del Fuego dijo que sienten “profundo desagrado y decepción” por la media sanción del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo.
El Consejo de Pastores de Tierra del Fuego dijo que sienten “profundo desagrado y decepción” por la media sanción del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo.

“Felicitamos a Bertone y Stefani por votar en contra de este nefasto proyecto”

“Felicitamos a Bertone y Stefani por votar en contra de este nefasto proyecto”, manifestaron en un comunicado desde el Consejo de Pastores de Tierra del Fuego para referirse a la media sanción que tuvo el proyecto de aborto legal en el Congreso.

Río Grande.- El Consejo de Pastores de Tierra del Fuego a través de un comunicado indicó que sienten “profundo desagrado y decepción” por la media sanción del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, y señalaron a los diputados fueguinos que votaron de manera favorable.

“Con su voto han contribuido a que dicho proyecto haya tenido media sanción, estos legisladores, en una actitud egoísta, han omitido considerar que el pueblo no gobierna ni delibera sino a través de ellos”.

“Han emitido sus votos apoyando un proyecto en manifiesta contradicción al sentir de la mayoría del pueblo de Tierra del Fuego, el que -sin distinción de credos, razas, estratos sociales- se ha expresado a favor de la vida del niño por nacer a través de multitudinarias caravanas y marchas en sus diferentes municipios”.

“En otras palabras, estos legisladores ya no nos representan como fueguinos”, manifiesta el comunicado.

“Por el contrario, digno es de destacar el rol de los restantes dos legisladores de nuestra provincia. Por ello, felicitamos a los diputados nacionales Rosana Bertone y Héctor Stefani por abrir sus bocas por quienes no pueden hablar ni defenderse (Proverbios 31:8-9) y votar en contra de este nefasto proyecto”.

“Consideramos a la vida humana como un don de Dios, la cual comienza desde el momento mismo de la concepción (en un todo de acuerdo con la postura de la Academia Nacional de Medicina); por lo que destruir a un embrión humano significa impedir el nacimiento de un ser humano (Salmo 139:16)”.

“En consecuencia, y desde el punto de vista jurídico, el niño por nacer es un sujeto de derecho como lo reconocen la Constitución Nacional (art. 75 inc. 22 y 23), los tratados internacionales con raigambre constitucional (Art. 4° CADH, Art. 1° CDN- Art. 2° Ley 23.849), los distintos Códigos Nacionales y Constituciones Provinciales de nuestro País”.

“Alentamos a nuestras congregaciones y a las familias fueguinas a unirse más que nunca en defensa de la vida humana, en oración, ayuno e incluso en movilizaciones de ser necesarias para que este Proyecto de Ley que impulsa la matanza de niños inocentes finalmente sea rechazado en la Cámara de Senadores”.

“Un crimen jamás podrá ser considerado un derecho”, concluye el comunicado.