Breves
tati

Roberto Carbonelli

Falleció el trabajador que sufrió un ACV

Roberto “Tati” Carbonelli, el trabajador de la empresa Textil Río Grande que sufrió un ACV cuando concluía la movilización donde reclamaban por los puestos de trabajo y la deuda salarial, falleció hoy a primera hora de la tarde. Profunda conmoción entre familiares, amigos y compañeros de trabajo. Los delegados gremiales señalaron que “Hoy tenemos que lamentar una muerte y esto no puede quedar así, por eso llamamos a repudiar a Textil Río Grande, repudiar a los empresarios dueños de esta firma y que nunca más puedan abrir sus puertas. Si se quieren ir de la Isla que se vayan, pero que nos paguen hasta el último centavo y que no abran nunca más por respeto a la familia, a la comunidad y a nosotros”.

 

 

“Estábamos acá en la carpa por escuchar la sesión de la Legislatura que comenzaba a las 14, cuando nos enteramos del deceso de nuestro compañero. Todavía no lo podemos creer, es una mezcla de impotencia, dolor y sentimientos encontrados entre los trabajadores que estamos acá”, señaló Walter Hernández, delegado de los trabajadores de Textil Río Grande, al confirmar el fallecimiento de Roberto “Tati” Carbonelli, el trabajador que sufrió un ACV cuando finalizaba la movilización con la cual la semana pasada reclamaron por los puestos de trabajo y por la deuda salarial que la empresa mantiene con ellos desde hace meses.

El delegado indicó que al enterarse “nos comunicamos con la Legislatura, para que lo hagan público ya que la apoderada y el Gerente de la empresa estaban ahí. Vamos a seguir hasta las últimas consecuencias, no solo por nuestra fuente laboral y por lo que nos corresponde como trabajadores, sino por nuestro compañero porque nosotros sabemos que esto fue producto del desgaste que venimos sufriendo desde hace cuatro meses”.

En el mismo sentido Hernández indicó que “acá tiene que haber un culpable, tiene que haber un responsable. La señora ya nos había manifestado que iban a iniciar acciones legales contra la empresa, ella tiene todo nuestro apoyo incluso el de los compañeros que se han desvinculado, para que esto no quede en la nada. Esto no puede volver a pasar en ninguna industria y con ningún trabajador, si se tiene que conformar una Ley para que las empresas se vean obligadas a dar una respuesta en determinado tiempo a los trabajadores frente a un reclamo, que se haga”, indicó.

Recordó que se trata de empresas que “se llevan millones y millones, gracias a los trabajadores que han dado tanto y que después quedan en la calle. Hoy tenemos que lamentar una muerte y esto no puede quedar así, por eso llamamos a repudiar a Textil Río Grande, repudiar a los empresarios dueños de esta firma y que nunca más puedan abrir sus puertas. Si se quieren ir de la Isla que se vayan, pero que nos paguen hasta el último centavo y que no abran nunca más por respeto a la familia, a la comunidad y a nosotros”.