Breves
briquetas

Brik-Nic

Fabricarán briquetas en la provincia

El propietario de la firma Brik-Nic, Nicolás Ubertalli, comenzará a producir la semana próxima en Tierra del Fuego. Explicó su decisión de trasladar la planta que tenía en Buenos Aires y apostar a la provincia, donde cuenta con materia prima que hoy se desecha. El producto es una briqueta totalmente ecológica que se utiliza para calefacción en distintos lugares del mundo y hasta para producir energía.

 

Su propietario, Nicolás Ubertalli, decidió trasladar la fábrica que tenía en Buenos Aires y apostar a la provincia. La materia prima utilizada es el aserrín y la viruta que se desechan en los aserraderos y actualmente se queman. El proceso lo transforma en biomasa y el rendimiento es tres veces y media superior a la leña convencional.

Por Radio Universidad 93.5, Nicolás Ubertalli contó que “la idea es capitalizar el desperdicio que tienen los aserraderos, que hoy se está quemando y es una picardía, pudiendo transformarlo en biomasa y darle utilidad. El rendimiento del producto es mucho más elevado que quemar leña convencional, porque es tres veces y media más”, afirmó.

Respecto del proceso, detalló que “se toma el aserrín, la viruta y la madera de descarte, se lleva a un tamaño de partícula adecuado, se le saca la humedad y se lo compacta con una prensa con alta presión. Hay varios sistemas para fabricar las briquetas y yo estoy utilizando un sistema hidráulico, con una máquina italiana. Con la presión se logra que el material se pegue y se vuelve a armar un pedazo de madera. No lleva ningún aditivo y es solamente madera. La unión se logra a través de la lignina de la madera”.

Consultado acerca de si podría reemplazar al carbón, que es lo más utilizado para el tradicional asado y es muy costoso, aclaró que “esto no funciona como el carbón. Es un producto para llama y para calefaccionar. Es un producto que se prende fuego y no permite pisarlo, se prende y larga sus calorías en forma de llama. No sirve para el asado tradicional como lo conocemos, pero sí para cocinar a la llama. Si las cosas van bien, tengo pensado a futuro fabricar briquetas de carbón con este mismo material, y para eso primero hay que carbonizar el material”, aclaró.