Breves
En la sede de la Cámara de Comercio de esta ciudad se anunció ayer la extensión del programa Precios de Barrio hasta mediados del mes próximo.
En la sede de la Cámara de Comercio de esta ciudad se anunció ayer la extensión del programa Precios de Barrio hasta mediados del mes próximo.

Extendieron el programa Precios de Barrio

En la Cámara de Comercio se dio a conocer el acuerdo de precios hasta mediados del mes próximo, con descuentos de hasta el 30 por ciento. Del acto que encabezó la gobernadora, participó el Secretario de Comercio y autoridades de la entidad.

En la sede de la Cámara de Comercio de esta ciudad se anunció ayer la extensión del programa Precios de Barrio hasta mediados del mes próximo.

El vicepresidente a cargo de la presidencia, José Luis Iglesias, agradeció la presencia de la gobernadora y se mostró satisfecho “por este tipo de programas que permiten mejorar la calidad de vida de la gente y ayudar en la canasta familiar”.

El secretario de Comercio Javier Calisaya retribuyó el agradecimiento por “la posibilidad de concretar la segunda firma de Precios de Barrio”.

En particular se dirigió “a los almaceneros, distribuidoras y mayoristas, por la posibilidad de desarrollar un trabajo articulado” y aseguró que en este acuerdo “hay descuentos que van del 10 al 30 por ciento”, informando que los valores estarán “congelados hasta el 15 de noviembre”.

Luego el programa “se irá renovando por períodos, con la posibilidad de incrementar el listado de productos”, dijo.

Destacó que “las ventas que se hacen en estos locales, a diferencia de los supermercados, implica dinero que queda en la provincia y se reinvierte localmente. Es parte del objetivo de la Secretaría de Comercio con este programa”, sostuvo, al tiempo que valoró “la renuncia a márgenes de ganancia que están haciendo los comerciantes, para que sea posible el programa”.

Por su parte la gobernadora Bertone expresó que “este programa se hizo mucho más fácil de llevar adelante en Río Grande, donde los almaceneros y la Cámara de Comercio tienen una organización. Se nos dificulta mucho en Ushuaia, donde los almaceneros no están incluidos en la Cámara de Comercio”.

Mencionó el listado de los minoristas adheridos al programa y comprometió la difusión con las respectivas direcciones, para que todos los ciudadanos puedan conocer dónde encontrar los descuentos.

“Quiero agradecer la confianza a todos estos distribuidores mayoristas y minoristas, porque esto significa que cada uno en su negocio o su distribuidora, detrae un margen de ganancia, para poner estos productos al servicio de toda la comunidad”, dijo.

Aunque este programa no incluye supermercados, la gobernadora aclaró que “con el supermercado La Anónima tenemos una gran relación institucional y siempre trabaja con nosotros de manera conjunta; no así Carrefour, que ni siquiera se digna a atender a nuestros representantes. Hay gente que colabora mucho, y gente que se lleva márgenes de ganancia muy importantes del país y no aportan nada”, fustigó.

Finalmente informó que el programa Precios de Barrio estará vigente hasta mediados del mes próximo; y con el supermercado La Anónima hay un acuerdo de precios hasta enero, que “incluye frutas, verduras y productos para celiaquía”.

 

Pago en cuotas

 

También el contador Gabriel Clementino, como integrante del directorio del Banco y de la Cámara de Comercio, dijo que la entidad hizo su aporte “al bajar la presión sobre el poder adquisitivo de la gente, dando la posibilidad de financiamiento sin costo a los comercios adheridos, para las compras en seis cuotas sin interés”. “La gente puede programar las compras mensuales o quincenales y por ahí en la compra chica no se ve, pero en la compra grande sí; además está distribuido a través de los almacenes de barrio, que son los más cercanos al vecino”, manifestó.

“Los comercios adheridos pueden instrumentar las cuotas sin interés con VISA y MasterCard del Banco Tierra del Fuego. Después de meses tan duros de inflación, la compra de estos meses se puede patear hacia delante”, señaló de esta alternativa de pagar en cuotas los alimentos que se consumen por mes.