Breves
En el panel asesor del Consejo Ejecutivo de la Organización Meteorológica Mundial realizado en Ushuaia, los científicos advirtieron sobre el calentamiento global.
En el panel asesor del Consejo Ejecutivo de la Organización Meteorológica Mundial realizado en Ushuaia, los científicos advirtieron sobre el calentamiento global.

Expertos advierten sobre el calentamiento global

El Servicio Meteorológico Nacional y el Gobierno de Tierra del Fuego fueron anfitriones de la séptima reunión de expertos del “Consejo consultivo sobre observaciones e investigaciones y servicios en regiones polares y de alta montaña”, que pertenece a la Organización Meteorológica Mundial que se desarrolló en la capital fueguina y concluyó este viernes, justamente el Día del Meteorólogo mundial. La doctora Paula Etala, gerente de Investigación y Capacitación del SMM, dialogó con Radio Universidad y detalló que fue un encuentro de coordinación de acciones dentro del marco de la OMM, “sobre todo para asesorar en el rumbo que debe llevar esta organización internacional en cuanto a la dirección de sus principales programas”. La especialista reveló que en la Estación de Vigilancia Atmosférica Global de Ushuaia “estamos comenzando por primera vez en la historia, a comprar nuestro propio equipamiento de última generación. VAG es una de las 31 estaciones que hay en el mundo y esto es debido a la situación privilegiada de Ushuaia”.

“Este es un panel asesor del Consejo Ejecutivo de la Organización Meteorológica Mundial y participan todos los países que tienen interés en las zonas polares y de alta montaña”, explicó en el programa ‘Dos Preguntan’ que se emite por Radio Universidad (93.5 MHZ) la doctora Paula Etala, gerente de Investigación y Capacitación del Servicio Meteorológico Nacional.

Aclaró la entrevistada que “esta no es una reunión científica, sino un encuentro de coordinación de acciones dentro del marco de la Organización Meteorológica Mundial, sobre todo para asesorar en el rumbo que debe llevar esta organización internacional en cuanto a la dirección de sus principales programas, respecto al tema particular de Polos y Alta Montaña y a las acciones que recomienda a los miembros”.

Cabe acotar que dichos miembros son los países y sus servicios meteorológicos.

Confió que a los científicos “les ha llamado la atención y les preocupó bastante el retroceso del glaciar Martial, especialmente sabiendo la dependencia que tiene el recurso hídrico de la ciudad, pero están justamente viendo cómo se puede ayudar desde el lado de la ciencia y desde el lado de las recomendaciones o previsiones que uno puede hacer para que la ciudad pueda tener una planificación de acuerdo con lo que uno está viendo en el marco del cambio climático”.

Recordó que “los grandes reservorios de agua que están en los glaciares y al retroceder éstos hay zonas que están dependiendo de este recurso para su provisión de agua potable, tienen que hacer una planificación bastante ajustada, considerando el contexto actual de lo que es el clima”.

La especialista explicó que “esta zona y especialmente la criósfera –que es toda el agua en forma de hielo-, es muy importante para todo lo que es el cambio climático, el clima global y fue identificada como uno de los temas estratégicos de la Organización Meteorológica Mundial”.

Precisó que “esta es la séptima reunión, ha sido de creación relativamente reciente, pero dado las señales que está dando el clima últimamente, se ha tenido la urgencia de tratarlo a nivel de expertos en un nivel global”.

Este panel de experto que se reunió en Ushuaia estuvo integrado por medio centenar de científicos “a los que a algunos les ha costado llegar un poco sobre todo porque en el Hemisferio Norte hay mucha gente que participa, sobre todo por los problemas del Ártico, y les ha costado un poco llegar hasta aquí”.

Agregó en este sentido que “participan no solo esos países sino también algunas cabezas de proyectos más importantes y a veces también participa de este consejo consultivo organizaciones relacionadas como por ejemplo, el Comité Científico de la Antártida, entre otras organizaciones”.

La doctora Paula Etala detalló que “fueron dos los temas centrales más importantes ya que el panel se denomina Observaciones, Investigaciones y Servicios en las Zonas Polares y de Alta Montaña; uno de los temas es el YOPP que por sus siglas significa Year Of Polar Prediction (año de la predicción polar) aunque en realidad serán dos años ya que comienza a mitad de este año hasta mitad de 2019, y todo este esfuerzo global de concentrar los presupuestos, los financiamientos y también la mirada, el foco de las ciencias sobre las zonas polares se hace con el fin de mejorar la predicción”.

Sobre este punto admitió que “la predicción sobre estas zonas tiene una incertidumbre muy grande, a diferencia de los pronósticos climáticos de otras zonas que tienen mucho más certezas”.

En tren de equipamiento de predicción del clima en Tierra del Fuego, la doctora Etala comentó que “en lo que hacen a las observaciones meteorológicas contamos con la observación convencional en el Aeropuerto a través del Servicio Meteorológico Nacional, una de las 126 estaciones que tenemos en el país y además tenemos lo que es la ‘joya’ para nosotros en la observación y que es la Estación de Vigilancia Global (VAG) de la Atmósfera que responde justamente a un permanente monitoreo global y análisis de la información climática en atmósferas que son privilegiadas, como la de Ushuaia que limpia y libre de cualquier traza de contaminación y tiene una calidad de información en cuanto a los gases bases de la atmósfera que nos permite identificar el avance, por ejemplo, de los gases de ‘efecto invernadero’ o la concentración de aerosoles, todas cosas que son críticas para los que estudian el cambio climático”.

 

Nuevo equipamiento para el VAG

 

La doctora Etala, además de ponderar la nueva antena que se instalará para el seguimiento de satélites polares, destacó que el Servicio Meteorológico Nacional adquirió un equipamiento de última generación para la Estación de Vigilancia Atmosférica Global (VAG) de Ushuaia. “Para nosotros es muy importante esta antena porque va a detectar los satélites polares y la ubicación es estratégica porque a nosotros nos permite tener una cobertura justamente para la Antártida y polares, ya que no podemos hacerlo desde nuestras antenas más al norte”.

Agregó que si bien el presupuesto es acotado, “porque la sábana es corta, en nuestra Estación Vigilancia Atmosférica Global de Ushuaia estamos comenzando por primera vez en la historia, a comprar nuestro propio equipamiento. Por lo general el equipamiento era recibido a través de proyectos internacionales de cooperación, como equipos de España; y ahora hemos comprado un equipo que es de la más alta tecnología para la detección de los gases de efecto invernadero; está recientemente comprado y lo estamos instalando y estamos adquiriendo otros equipos más. VAG es una de las 31 estaciones que hay en el mundo y esto es debido a la situación privilegiada de Ushuaia”.

 

Conclusiones del encuentro

 

El aumento de las temperaturas mínimas y el incremento de la cantidad de tormentas severas son los indicadores más claros de la repercusión del cambio climático en nuestro país, según evaluó la directora del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) Celeste Saulo desde la ciudad de Ushuaia.

El SMN y el gobierno de Tierra del Fuego fueron anfitriones de la séptima reunión de expertos del “Consejo consultivo sobre observaciones e investigaciones y servicios en regiones polares y de alta montaña”, que pertenece a la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y que se desarrolló en la capital fueguina y concluyó este viernes, justamente el Día del Meteorólogo mundial.

En ese contexto, Saulo, en diálogo con la Agencia Télam, explicó que todos los países están tomando dimensión de los efectos del cambio climático en zonas polares, y citó como ejemplo la temperatura récord de 17,5 grados centígrados registrada en 2015 en la Base Esperanza de la Antártida Argentina. “El promedio de valores indica aumentos también en la Base Orcadas donde existen registros de temperaturas desde 1904. Todas las mediciones muestran una tendencia positiva”, señaló la directora del SMN. También agregó que este tipo de mediciones son “las alarmas” que utilizan los científicos para dedicar la atención a entender por qué se están dando estos cambios y cuáles podrían ser sus implicancias. “La reducción de los casquetes de hielo polar se traduce en un incremento de aguas dulces que van a los océanos y aumentan el nivel del mar. Ese proceso implica grandes cantidades de energía que se ponen a disposición de la atmósfera y alteran la circulación oceánica”, detalló la experta. Sobre el caso puntual del territorio argentino, la titular del Servicio Meteorológico evaluó que son indicadores “claros” el aumento de temperaturas mínimas y la frecuencia de tormentas severas.

“No es que llueve más, por ejemplo, en el acumulado de un mes, sino que eso que antes llovía a lo largo de 30 días, ahora precipita de forma más concentrada en unas pocas jornadas”, precisó. Saulo también se refirió a la postura que deben tomar las autoridades frente a este tipo de variaciones, y se pronunció a favor de la generación de ciudades resilientes. “El cambio climático no es quedarse mirando por la ventana. Implica mitigación y adaptación. Los gobiernos tienen la responsabilidad de tomar acciones. Eso es hablar de cambio climático. El resto es un eslogan”, aseveró la especialista.