Breves
juego 3

"La Isla Aventura"

Estudiantes de diseño de la Unidad de Detención presentaron juego didáctico

Dos estudiantes del CENT 35, que cursan Diseño Gráfico en la Unidad de Detención, crearon un juego didáctico con referencias a lugares históricos y turísticos de la provincia. Quieren llegar a las instituciones escolares y en el futuro poder comercializarlo.  “Buscamos generar una reafirmación cultural en los residentes locales. Destacando espacios que son cotidianos para los fueguinos y creando dentro de la dinámica del juego situaciones problemáticas, que reflejan la realidad de la provincia y de su pueblo”, dicen.

 

 

 

Dos estudiantes del CENT 35, que se encuentran privados de su libertad y cursan la carrera de Diseño Gráfico en la Unidad de Detención Uno, idearon un juego didáctico como parte de sus estudios. El mismo se llama “La Isla Aventura” y propone un recorrido por distintos lugares turísticos e históricos de la provincia.

 

Mario Aguiar y Marcelo Alonso son los autores del proyecto, que dicen “surgió a partir de la búsqueda de desarrollar un juego didáctico,  que pueda ser utilizado dentro de las instituciones educativas de la provincia”.

 

Las primeras ideas que surgieron como propuestas de diseño,  fueron las de realizar un juego similar al conocido Monopoly utilizando los lugares comerciales de la ciudad de Río Grande. Como nombre para el mismo se había pensado en “Negocios en la Ciudad”; sin embargo luego de repensar el mismo se quiso hacer partícipe a la totalidad de la provincia, ya no en su aspecto netamente comercial sino más bien reflejando su historia y sus atractivos turísticos.

 

“Al momento de idear La Isla Aventura pensamos en dos públicos potenciales, los residentes fueguinos y los turistas o visitantes”, cuentan los autores del juego. Mencionando que “aunque muy generales, estas dos categorías nos sirvieron como punto de partida puesto que pudimos resolver qué era lo que queríamos provocar en cada uno de ellos”.

 

En ese sentido dicen que “por un lado, buscamos generar una reafirmación cultural en los residentes locales. Destacando espacios que son cotidianos para los fueguinos y creando dentro de la dinámica del juego situaciones problemáticas, que reflejan la realidad de la provincia y de su pueblo”.

 

“Del mismo modo, pensamos en agregar a ese sentido de pertenencia ciertos recursos didácticos y combinarlos con íconos de las culturas nativas fueguinas, para traerlas al presente y aprovechar la riqueza de los rituales Selk’nam como complemento estético”, relatan al comentar los objetivos del juego.

 

Por otra parte, dicen que “Pensando en el turista, incluimos material descriptivo bilingüe y citamos conocidos atractivos turísticos de la provincia, de modo que el visitante se vea atraído por la abundante información que brinda el juego y conozca así espacios no tan promocionados de la provincia y sobre todo nuestra cultura”.

 

Alonso y Aguiar trabajaron y elaboraron el juego como conclusión de su carrera de Diseño Gráfico, pero quieren poder llegar con él a las instituciones educativas de la provincia además de proyectar poder comercializarlo. Por eso buscan apoyo para poder producirlo en serie y que se ponga a disposición de quien desee utilizarlo.