Breves
El secretario general de la UOM Antonio Caló llegó ayer con la expectativa de escuchar los anuncios del presidente Alberto Fernández respecto de la prórroga del subrégimen industrial, que no se concretó, pero dijo estar confiado en que será una realidad en el corto plazo.
El secretario general de la UOM Antonio Caló llegó ayer con la expectativa de escuchar los anuncios del presidente Alberto Fernández respecto de la prórroga del subrégimen industrial, que no se concretó, pero dijo estar confiado en que será una realidad en el corto plazo.

“Estoy trabajando codo a codo con el presidente y el ministro Kulfas”

El secretario general de la UOM participó ayer de los actos por la visita del presidente Alberto Fernández y, si bien arribó con la expectativa de escuchar el anuncio de la prórroga del subrégimen, que no se concretó, dijo estar convencido de que va a ser una realidad. Aseguró que trabaja en forma permanente con Alberto Fernández y sus ministros y destacó que, a pesar de la pandemia, no sólo se mantuvieron los puestos de trabajo de los metalúrgicos sino que aumentó la ocupación en el último mes y medio. Por el momento no espera nuevas inversiones en Tierra del Fuego, pero por conversaciones con los empresarios “piensan hacer expansión y tomar más personal”, afirmó.

Río Grande.- El secretario general de la UOM Antonio Caló llegó ayer con la expectativa de escuchar los anuncios del presidente Alberto Fernández respecto de la prórroga del subrégimen industrial, que no se concretó, pero dijo estar confiado en que será una realidad en el corto plazo.

En diálogo con este medio, indicó que “es una visita que el presidente hace en todas las provincias y se llama gabinete federal. Los fueguinos estaban esperando el anuncio de la extensión del subrégimen, en particular los metalúrgicos, para que todos puedan seguir trabajando como hasta ahora y Río Grande pueda ser metalúrgica. Pasamos un año muy difícil, perdimos casi 45 mil argentinos y esperamos que venga la vacuna porque la cepa que viene es muy dura. Esperamos salir adelante y este último mes y medio tenemos casi 7 mil trabajadores nuevos, que es muy bueno. En Capital acordamos un 40% de aumento, que también es muy bueno, y significa que el país se pone en marcha nuevamente”, manifestó.

“Nosotros pensamos seguir creciendo, la actividad metalúrgica está trabajando casi al 80%, con la electrónica, la línea blanca, las máquinas agrícolas que hacemos en conjunto con SMATA y las ocho terminales automotoras. La ley de automotores va a ser muy importante porque va a permitir que el 40% de las autopartes se hagan en Argentina. Se habla de la exportación de autos argentinos, y que se va a exportar más de lo que se va a importar, así que el trabajo va a ser muy bueno”, auguró.

“Tenemos que rogar que esta pandemia que viene no sea peor como está pasando en Europa en estos momentos. En marzo firmamos con todas las cámaras metalúrgicas que no iba a haber despidos y no hubo ninguno. Hubo algunas suspensiones pero seguimos manteniendo el mismo plantel que antes de la pandemia y en este último mes y medio ingresaron 7 mil trabajadores más. En Tierra del Fuego Newsan tomó mil personas, en Río Grande tomaron 500 ó 600. Con los contratados tendremos que hacer algo en conjunto con el gobernador y debería haber una ley provincial. Es verdad que es un trabajo temporario, porque aire acondicionado hay en verano, no en invierno. Acá tendrían que hacer aire acondicionado y estufas, para tener trabajo todo el año”, planteó a fin de dar estabilidad a todos los trabajadores.

Consultado acerca de si se esperan nuevas inversiones, lo negó: “Lo que me comentan los empresarios que ya están en las electrónicas es que piensan hacer expansión y tomar más personal. De más fábricas no tengo noticias”, dijo el dirigente, que además aprovechó su estadía para recorrer las instalaciones de Radio Victoria Fueguina.

 

Conforme con el discurso

 

Si bien el anuncio esperado no se dio, dijo ser consciente del “valor que le pone Alberto a la provincia, he hablado varias veces con él y sé lo que piensa, también sé lo que piensan los ministros sobre cómo van a impulsar el desarrollo de la provincia. El régimen es como un edificio, habrá que pintarlo un poco, atado al polo industrial y tecnológico, que es importante para competir con los importados. Hay que recordar que Macri esto lo quería cerrar, que nos cerró las fábricas de computadoras y dejó afuera a 5 mil trabajadores de un día para el otro”, cuestionó.

“Yo me hice cargo de la UOM en el 2004 con Kirchner presidente y tenía 60 mil afiliados. Cuando perdió Cristina tenía 250 mil, y cuando se fue Macri me quedé con 180 mil. Alberto, con toda la pandemia que tuvimos, siguió manteniendo los 180 mil y encima hay 7 mil puestos de trabajo nuevos. Si en la pandemia aumentaron 7 mil puestos de trabajo, cuando esto empiece a funcionar va a ser mayor”, aseveró.

Ante la posibilidad de alguna inversión, advirtió que “cualquiera que venga es importante. Lo que tenemos que enseñarle a los que vengan a invertir es que parte de la plata la tienen que dejar acá y no llevársela afuera. Eso debe quedar escrito en los contratos”.

Consultado acerca de cómo tomó el mensaje del presidente respecto de ir acostumbrándonos a vivir sin la ley, aclaró que “él dijo sin la ley para que el país sea todo igual, con los mismos beneficios y eso es lo que interpreté. Yo estoy convencido en un 70% que en los próximos meses vamos a tener la ampliación del subrégimen”, arriesgó.

“Estoy trabajando codo a codo con el presidente y con el ministro Kulfas y la UOM va a ser floreciente. El otro día hicimos una reunión con el gobernador de Mendoza, porque la fábrica más grande que tiene la provincia estaba por cerrar y gracias al trabajo que hizo Matías Kulfas, la colaboración de los trabajadores y gente que puso la plata, nuevamente se puso en marcha y hay mil puestos de trabajo funcionando”, concluyó.