Breves
judiciales - copia

En todo el país

Este jueves jornada de reclamo de judiciales

Para este jueves 2 de julio la Federación Judicial Argentina (FJA) convocó a una “Jornada Nacional de Protesta”. Plantean una serie de reclamos que pasan por temas salariales, de condiciones de empleo, persecución laboral, la situación de las obras sociales y hasta la posible expropiación de Vicentin.

 

La Federación Judicial Argentina convoca a una jornada nacional de protesta para el día jueves 2 de julio de 2020 a fin de exigir, entre otras conquistas, la reapertura de las negociaciones  paritarias salariales en todos los distritos del país, como así también el cumplimiento de “las pautas salariales ya acordadas y que no están siendo ejecutadas”, señalaron en un comunicado de prensa.

En ese mismo texto reclaman la “Normalización inmediata del pago de salarios en Chubut” y el “pago del 1er.SAC/2020 en tiempo y forma y no en cuotas”. De igual forma se exige la constitución de los comités de crisis “con la participación de los sindicatos judiciales a fin de decidir las medidas que garanticen la salud y la vida de las personas que a diario concurren a tribunales”.

La FJA, a la que adhiere el SEJUP en la provincia, pide también por la “vigencia plena de la Feria invernal y la regulación paritaria inmediata del trabajo a distancia (teletrabajo) circunscripto al período de la emergencia sanitaria y sólo sobre la base del principio de voluntariedad”. Sin dejar de solicitar el cese inmediato “de la persecución a dirigentes judiciales en Río Negro por parte del STJ a través del armado de causas penales”.

El comunicado dice que la medida de este jueves es igualmente por la derogación “de la acordada del STJ de Chubut por la cual se intenta una privatización encubierta de la oficina de mandamientos y notificaciones”. Igualmente se pide con esta jornada de lucha que no se avance con “las pretendidas reformas de los regímenes previsionales provinciales intentando asimilarlos al sistema ANSES en perjuicio de los derechos de los trabajadores (disminución del haber inicial, eliminación de la movilidad jubilatoria, aumento tanto de la edad para acceder a la jubilación como de los años de aportes, entre otros”.

El comunicado de la Federación Judicial Argentina plantea también la “no utilización de los fondos de las obras sociales provinciales, que son propiedad de los trabajadores, para “rescatar” a las empresas privadas de la salud”. Indicando además la necesidad de “priorizar los derechos del pueblo y no la voracidad de la usura internacional, suspendiendo todo pago de la deuda externa e investigando el origen de la misma”.

Reclaman una “reforma tributaria progresiva donde los que más tienen más paguen y que incluya, entre otros, gravar a las grandes fortunas y a la actividad del sector financiero”. Como así también indicaron la decisión de “expresar el apoyo a la intervención y eventual expropiación de la firma Vicentín”.

Finalmente dicen desde la FJA que “La emergencia sanitaria no puede ser la excusa para quitar derechos a los trabajadores. Por el contrario ha puesto crudamente al descubierto una sociedad injusta víctima de un sistema inhumano como el capitalismo donde las clases dominantes pretenden avanzar aún más en su desaforada pretensión de quedarse con todo destruyendo para tal fin no sólo al planeta sino a la humanidad toda”.