Breves
El senador Ojeda evaluó el paso del canciller Faurie por la comisión de relaciones exteriores y sostuvo que “están todas las cartas sobre la mesa y, si avanzan, deberán dar explicaciones en la justicia”.
El senador Ojeda evaluó el paso del canciller Faurie por la comisión de relaciones exteriores y sostuvo que “están todas las cartas sobre la mesa y, si avanzan, deberán dar explicaciones en la justicia”.

“Están todas las cartas sobre la mesa y, si avanzan, deberán dar explicaciones en la justicia”

El senador nacional José “Nato” Ojeda participó ayer de la reunión de la comisión de relaciones exteriores del Senado, a la que fue invitado el canciller Jorge Faurie. Hubo un retroceso del oficialismo respecto de la creación de la OROP, que reconocería a Gran Bretaña como estado ribereño, pero para el canciller la entrega de áreas off shore a empresas británicas no viola ninguna ley. El parlamentario advirtió que si avanzan en este punto, deberán rendir cuentas a la justicia.

Río Grande.- El senador nacional José Ojeda evaluó por FM La Isla el paso del canciller Jorge Faurie por la comisión de relaciones exteriores de la Cámara Alta, en la que se plantearon las objeciones a la creación de la OROP, que reconocería a Gran Bretaña como estado ribereño, siendo ocupante ilegal de las Islas Malvinas, al quedar incorporado “legalmente” a la organización regional. Por otro lado se debatió la Ley Malvinas, que todavía rechaza el oficialismo, y habrá dos semanas de trabajo para consensuar un texto. De no lograrse, se llevará sobre tablas al recinto. Respecto de la adjudicación de áreas off shore a empresas británicas, para Faurie no viola ninguna ley, pero Ojeda adelantó que, de avanzar en este sentido, el gobierno deberá rendir cuentas a la justicia.

“Nosotros presentamos el pedido de derogación de la ley 25.290 con el senador Catalán Magni, y también opinó Federico Pinedo en el mismo sentido”, dijo de la norma que ratificó el acuerdo de Nueva York y habilita la creación de organizaciones regionales de ordenamiento pesquero. “Creo que esto se va a lograr brevemente para que quede claro que la conformación de la OROP no va a poder pasar bajo ninguna circunstancia”, afirmó el parlamentario.

“La posición del gobierno provincial fue más que clara, a través de la Gobernadora y del secretario Jorge Argüello, con las gestiones que se hicieron en Cancillería y en el Senado de la Nación con el pedido de derogación y la charla que tuvimos en la comisión de relaciones exteriores”, dijo.

“El canciller iba por otros temas pero Catalán Magni le pidió tratar el tema Malvinas. El canciller cometió un exabrupto al comparar el problema de Malvinas con la yerba en Misiones”, lamentó, dado que Faurie defendió las atribuciones del Ejecutivo e hizo una comparación de la Cuestión Malvinas con los posibles reclamos que la provincia de Misiones podría realizar respecto de la yerba mate.

“Yo le aclaré mi punto de vista y la verdad es lamentable que tenga este tipo de expresiones. En estas expresiones uno entiende cómo se manejan ellos con relación a Malvinas, y él expresó cuál es su sentimiento y su pensamiento”, interpretó Ojeda.

Respecto de la adjudicación de áreas off shore a empresas británicas, sostuvo que también “la explicación fue lamentable y deja a las claras cuál es la intención del gobierno nacional. A ellos no les importa que haya empresas que hayan trabajado en zonas ocupadas ilegalmente por el gobierno de Gran Bretaña y, más allá de las circunstancias que marca la ley, hay cuestiones que como país no podemos permitir. Esto fue puesto en el tapete por parte de la provincia, de los legisladores y del municipio, y los fueguinos coincidimos en esto”, subrayó.

“Yo le aclaré al canciller, por si no estaban enterados, que hay una cláusula transitoria en la Constitución que habla de la cuestión Malvinas, que no es solamente un tema de los fueguinos sino de todos los argentinos, y hay un acompañamiento permanente de los senadores de todas las provincias a las políticas que se generan desde Tierra del Fuego con relación a Malvinas. Creo que esto sí le quedó bien claro, porque tuvo que volver sobre sus dichos y aclarar cuál debería ser en realidad la posición de la Cancillería”, expresó.

Consultado sobre el tratamiento de la Ley Malvinas en el Senado, informó que “estamos intercambiando algunas posiciones entre nosotros, el secretario Argüello y los senadores oficialistas, especialmente el senador Pinedo. Nosotros le pedimos al presidente de la comisión si es posible llegar a un texto en común, que creo que es difícil, pero de todas maneras intentaremos hacerlo, siempre y cuando no se pierda el espíritu de la ley. Le pedimos que en 15 días haga una reunión de comisión para definir este tema. Esto lo tomó la presidencia y hay que ponerle fecha, pero semana de por medio sería la próxima reunión para que haya una definición”.

Se apunta a un dictamen de comisión y para lograr la aprobación de la Ley Malvinas “tenemos los votos suficientes, con acuerdo o en desacuerdo con el oficialismo. Hay que poner blanco sobre negro y, si no, tratarlo de última sobre tablas en el recinto, pero lo ideal sería que salga con un dictamen”, dijo.

La postura del senador Pinedo intentaría ser salomónica, en un tema que no admite medias tintas: “Pinedo se para en el medio, dice un poco que sí y un poco que no. Se dice malvinero pero no quiere quitarle prerrogativas al gobierno nacional. Hace mucho hincapié en el artículo 95, inciso 11, por el cual el Ejecutivo puede firmar tratados; y nosotros nos tomamos el artículo 75, inciso 22, que dice que todos los tratados los tiene que rechazar o reafirmar el Senado de la Nación. Lo que planteamos es bastante sencillo, pero esto les molesta porque justamente han hecho uso de estos instrumentos, en especial el canciller”, indicó.

“Cualquier tipo de acuerdo, se llame como se llame, si genera derechos u obligaciones, debe pasar por el Senado, siempre en referencia a la cuestión Malvinas. No estamos metiendo todos los tratados, sino la cuestión Malvinas, así que es bastante claro y no hay muchas lecturas posibles”, subrayó Ojeda.

Recordó que “los senadores oficialistas decían en su momento que las cuestiones humanitarias las podemos dejar de lado, también las cuestiones de sanidad, para que no todo lo que se hable pase por el Senado. Nosotros estamos dispuestos a ver cuál es el texto propuesto y en esto estamos trabajando, por eso le pedí que nos tomemos esta semana y la que viene, para ver si nos ponemos de acuerdo. De no ser así, irá al recinto y veremos quién está de acuerdo y quién está en contra”, sentenció.

“Si logramos la mayoría en el dictamen marcharemos al recinto y también tenemos que tener dictamen de la comisión de asuntos constitucionales, que preside el compañero (Dalmacio) Mera Figueroa, donde no veo mayores problemas. Siempre es mejor el consenso, pero si tenemos que ir en disenso, contamos con los votos suficientes”, reiteró.

 

Acciones judiciales

 

El senador Ojeda adelantó acciones judiciales de la provincia, si se avanza con la adjudicación a empresas británicas de las áreas petroleras, que podrían sumarse a la medida cautelar que ingresó ayer el Municipio de Río Grande. “Creo que están todas las cartas sobre la mesa, todos hemos dicho todo lo que correspondía y el Ejecutivo ha tomado nota de esto. Hay cuestiones en las que no van a avanzar y, si avanzan en otras, deberán dar explicaciones en la justicia obviamente. Nosotros tenemos que agotar todas las instancias y está clara cuál es la posición del gobierno de la provincia desde el primer momento. Esperemos que el Ejecutivo no avance y tenga cordura, porque a todos los argentinos nos pone en una situación de incomodidad al tener que ir a pelear a la justicia estas cuestiones que debería resolver la política”, concluyó.