Breves
“Estamos superando los 7 mil trabajadores y somos optimistas de que vamos a seguir creciendo”, destacó Oscar Martínez.
“Estamos superando los 7 mil trabajadores y somos optimistas de que vamos a seguir creciendo”, destacó Oscar Martínez.

“Estamos superando los 7 mil trabajadores y somos optimistas de que vamos a seguir creciendo”

El secretario general de la UOM Río Grande hizo un balance del año y se mostró optimista respecto de la posibilidad de que siga creciendo el empleo en la industria, como también de lograr la prórroga del subrégimen. Aseguró que el acuerdo paritario logrado es uno de los más altos del país, con un incremento del 51% del salario, luego del congelamiento de paritarias, y cargó contra “el desastre” ocasionado por las políticas “del gobierno de Macri y de Rosana Bertone”. Recordó que se cumplieron dos años desde la caminata a Ushuaia, donde fueron “recibidos por la policía” y no lograron llegar a Casa de Gobierno. Con la nueva gestión hay diálogo y avanzan las conversaciones para lograr la prórroga. “Nadie puede creer que por su cuenta va  a llevar adelante esta decisión”, advirtió, y por conversaciones “tanto con el intendente de Río Grande como con el gobernador, debe ser el gobierno provincial el que lleve adelante la responsabilidad de la gestión, acompañado por todos los actores que tienen alguna responsabilidad en esto”, dijo. También destacó el gesto del gobierno nacional al incluir en el presupuesto una alícuota diferencial de impuestos internos, que “frena la sangría” que generó el macrismo, y derivó en el cierre de varias plantas fabriles.

Río Grande.- El secretario general de la UOM Río Grande, Oscar Martínez, hizo un balance del 2020 por Radio Universidad 93.5 y señaló que “fue un año bastante complicado por situaciones que no estábamos acostumbrados a transitar, como es el caso de una pandemia, que afectó a toda la sociedad y obviamente a la industria. Primero hubo una parálisis durante el período de cuarentena, luego hubo una apertura gradual, una nueva cuarentena y desde el 24 de agosto hay una continuidad importante que ha permitido sumar un número importante de trabajadores”.

Afirmó que “ha crecido el nivel de ocupación, y se fueron recuperando puestos de trabajo, si bien todavía estamos lejos de alcanzar los mejores niveles de los años 2011 a 2013, cuando había plena ocupación y mayor producción. En paritarias hemos debatido la continuidad laboral y hemos resuelto que más del 70% de los trabajadores de prestación discontinua pasen a ser personal permanente. Hemos avanzado en la discusión sobre las condiciones de trabajo y la cobertura de las aseguradoras de riesgo, que es un problema permanente para cuidar la salud; y hemos alcanzado una paritaria que ha sido una de las más altas del país, con un porcentaje del 51%. La última incorporación es del 5% en febrero de 2021”, resumió.

Atribuyó este resultado a “nuestra lucha y nuestro esfuerzo, como es característico en una organización absolutamente solidaria y participativa, que actúa de manera responsable en cada uno de los reclamos que lleva adelante”.

 

El “desastre” de Macri y Bertone

 

El dirigente fue muy crítico de las políticas aplicadas en la gestión nacional de Mauricio Macri y en la provincial de Rosana Bertone: “Somos optimistas en creer que la política de este nuevo gobierno, que vino a reemplazar el desastre de los cuatro años anteriores tanto a nivel nacional como provincial, traiga mejores condiciones y se consoliden los avances mínimamente alcanzados en el último tiempo en materia de incorporación de nuevos trabajadores”.

“La política que llevó adelante el gobierno anterior, tanto nacional como provincial, significó que desaparecieran cientos de miles de pymes, de comercios, de distintos sectores de la industria. Tierra del Fuego se ve afectada por un desastre que llevó al cierre de empresas importantes, como Visteon, con una tradición importante en la provincia, Informática Fueguina que era proveedora del plan Conectar-Igualdad, la empresa Athuel, Telecomunicaciones Fueguinas, por mencionar algunas. Fueron más de diez las empresas que cerraron en la provincia y como consecuencia de ello se perdió la continuidad laboral de un número más que importante de compañeros y compañeras que no tienen alternativas ante la falta de reactivación de todo ese período”, indicó.

Definió los cuatro años anteriores como “una destrucción de los puestos de trabajo” y se mostró “esperanzado en que esto se modifique con el nuevo gobierno”.

“Lamentablemente tuvimos la pandemia que afectó este proceso, pero sin embargo estamos recuperando parte de los puestos de trabajo que habíamos perdido y esperamos poder consolidarlo en los próximos meses, como uno de los objetivos más importantes de nuestra organización”.

 

Capacidad productiva

 

Por otra parte se lo consultó sobre el aprovechamiento de la capacidad instalada de las empresas, dado que el presidente de AFARTE, Federico Hellemeyer, dijo ayer que es muy baja y hace difícil sostener las estructuras. La posición de la UOM fue totalmente opuesta: “En cuanto a porcentaje de producción, por la capacidad instalada debemos estar alrededor del 80%, teniendo en cuenta dos aspectos: la reducción horaria, que hace que no haya una jornada completa; y las limitaciones que existen y debe habilitar el COE para tener mayores líneas de producción. Como mínimo la capacidad está al 80% y hay empresas que han logrado superar ese porcentaje. El promedio total debe andar entre el 80 y el 90% de la capacidad instalada que tienen las empresas para llevar adelante su producción”, estimó.

“Si hablamos de toda la capacidad, tendríamos que estar contemplando también los turnos nocturnos que en la mayoría de los casos hoy no se cumplen”, apuntó.

 

Aumento del empleo

 

Respecto de la mano de obra ocupada, dijo que “superan los 7 mil trabajadores en nuestra organización, y son los ligados directamente a nuestro convenio colectivo de trabajo. A eso hay que sumarle las otras organizaciones gremiales y otras actividades, como los servicios que se brindan en cada establecimiento. Hay un número que intenta reemplazar a los afectados por los contagios y debe haber una alternativa para dar continuidad a las líneas de producción. Estamos superando los 7 mil y somos optimistas de que vamos a seguir creciendo, en la medida en que se vayan resolviendo las dificultades, primero de la pandemia, y luego las condiciones generales del país. Hay un marco bastante favorable, tiene que haber un desarrollo de la industria y así lo analizamos desde nuestro sector. Es nuestro gran desafío”.

 

Impuestos internos

 

Martínez valoró “el gesto” del gobierno nacional al garantizar competitividad mediante la modificación tributaria plasmada en el presupuesto 2021, que establece un margen importante para los productos fabricados en la provincia: “Es absolutamente favorable y esto ha sido un buen gesto del gobierno nacional con relación al gobierno de la provincia. Hay un trabajo conjunto que hemos desarrollado durante todo este período buscando mantener las condiciones y tratar de mantener los beneficios que genera la 19.640 y el subrégimen de promoción industrial. Este es un avance que viene a detener la sangría que se estaba produciendo por las modificaciones tributarias del gobierno anterior, dispuestas en noviembre de 2017. Esto condicionó no sólo a los metalúrgicos sino a los trabajadores de toda la provincia”, subrayó.

“Hace muy pocos días recordamos el segundo aniversario de nuestra caminata a Ushuaia en busca de lograr que el gobierno de la provincia atendiera el reclamo de la continuidad del subrégimen como única alternativa de seguir defendiendo nuestro derecho soberano a habitar Tierra del Fuego. Lamentablemente primó la soberbia de ese gobierno provincial, que ni siquiera nos recibió. Solamente nos recibió la policía a 150 metros de la Casa de Gobierno. No obstante eso, en los últimos meses hemos logrado encauzar el diálogo, hemos avanzado en el debate y la propuesta de ideas, y creemos firmemente que vamos a poder resolver la continuidad del régimen. Es un anhelo de nuestro sector pero debe comprenderse que beneficia a todos los habitantes de la provincia”, expresó.

Para el dirigente el escenario es favorable para que se concrete la prórroga. “Sabemos que el gobierno nacional, al igual que el provincial, están condicionados por una oposición feroz, por una actitud difícil de comprender y de aceptar por parte de aquellos que hasta hace poco tuvieron la posibilidad de gobernar y dejaron un desastre en el país. Hoy pretenden condicionar las nuevas políticas dispuestas por quien fue elegido por el voto popular de una mayoría absoluta de la gente. Hemos podido mantener reiteradas reuniones con el gobierno provincial para poder avanzar en este sentido. Veníamos avanzando hasta el mes de marzo y la pandemia demoró las gestiones, pero posteriormente se dieron algunas charlas, muchas a través de Zoom y otras presenciales, y finalmente esto que ha sucedido en la Cámara de Diputados con la aprobación del presupuesto, es consecuencia de esos debates y ese trabajo”, dijo.

“Nos queda un desafío importante con la prórroga y somos optimistas. Todas las alternativas son posibles en la medida que haya una unidad de criterio y un trabajo en conjunto de todos los actores de la provincia, incluidos los propios empresarios, que deben aportar un enorme esfuerzo para tratar de que esto se resuelva en un solo sentido. Acá nadie puede creer que por su cuenta va a llevar adelante esta decisión”, remarcó.

“Hemos hablado tanto con el intendente de Río Grande como con el gobernador, y debe ser el gobierno provincial el que lleve adelante la responsabilidad de la gestión, acompañado por todos los actores que tienen alguna responsabilidad en esto, que implica definir el futuro de la provincia de Tierra del Fuego y el derecho soberano a seguir habitándola”, finalizó Martínez.