Breves
“Nosotros venimos a pedir una respuesta del por qué no nos quieren hacer la renovación anual del sector de remises y solo queremos una respuesta, sea escrita o verbal; nos atendió el subsecretario de Participación Ciudadana, Daniel Facio, Javier Calisaya y un abogado que no sabemos el nombre”, dijo el remisero Luís Medina, quien encabezó junto a Eduardo Sequeira el reclamo ante la administración municipal.
“Nosotros venimos a pedir una respuesta del por qué no nos quieren hacer la renovación anual del sector de remises y solo queremos una respuesta, sea escrita o verbal; nos atendió el subsecretario de Participación Ciudadana, Daniel Facio, Javier Calisaya y un abogado que no sabemos el nombre”, dijo el remisero Luís Medina, quien encabezó junto a Eduardo Sequeira el reclamo ante la administración municipal.

“Estamos entreverados los privados con una ordenanza de servicios públicos”

Los remiseros de Río Grande insistirán para que se modifique la ordenanza vigente o bien se prorrogue la vigencia de la licencia anual porque de otro modo quedarán en la ilegalidad después del 30 de noviembre y estarán obligados a cambiar el tipo de reloj. La diferencia entre el reloj que utilizan los remiseros con respecto a los taxímetros “es que cambia la modalidad de cobro, ya que son diferentes entre un taxi y un remis. El taxi cobra por tiempo acumulado en espera, sea en semáforos u otras cosas, lo que hace que sea más caro el viaje. Tienen una ficha que baja por segundo y es acumulativa y la nuestra no”, contrastó uno de los remiseros. Anticiparon que de no tener respuestas, judicializarán el tema.

Río Grande.- “Nosotros venimos a pedir una respuesta del por qué no nos quieren hacer la renovación anual del sector de remises y solo queremos una respuesta, sea escrita o verbal; nos atendió el subsecretario de Participación Ciudadana, Daniel Facio, Javier Calisaya y un abogado que no sabemos el nombre”, dijo el remisero Luís Medina, quien encabezó junto a Eduardo Sequeira el reclamo ante la administración municipal.

Agregó que “nos dieron a entender que el Ejecutivo municipal va a hacer cumplir a rajatabla lo que dice la ordenanza y eso nos traba porque hoy en día no podemos hacer el análisis y tenemos que cumplir lo que dice la ordenanza y es poner un taxímetro y estaríamos en foja cero, ya que no se avanzó en la discusión”.

En ese sentido, Medina concedió que “es entendible porque ellos quieren hacer cumplir la ordenanza. “Pero lo que vamos a hacer es exigirle a los concejales que nos den una respuesta a los pedidos que les hemos hecho de suspender la ordenanza por un determinado lapso o bien modificar o directamente derogarla ya que tampoco hemos tenido respuesta por ese sector y vamos a seguir insistiendo con los concejales por esta ordenanza, por sí o por no, o si van a trabajar con nosotros en la ordenanza”.

Explicó que la diferencia entre el reloj que utilizan los remiseros con respecto a los taxímetros “es que cambia la modalidad de cobro, ya que son diferentes entre un taxi y un remis. El taxi cobra por tiempo acumulado en espera, sea en semáforos u otras cosas, lo que hace que sea más caro el viaje. Tienen una ficha que baja por segundo y es acumulativa y la nuestra no”, contrastó el remisero.

Asimismo observó que “el reloj de los taxis no lo pueden cambiar porque son regulados por un ente nacional que es el INTI y a nosotros nos afecta porque estaríamos cobrando igual que el taxi y nosotros siempre nos quisimos diferenciar porque somos remises; somos un transporte privado y es mucho más de lo que cobramos actualmente. Por eso ponemos el grito en el cielo porque nosotros queremos seguir siendo remiseros porque la gente está acostumbrada a tomar remises y no queremos meterle la mano en el bolsillo a la gente y ese es uno de los puntos principales en la discusión”.

Medina dio cuenta que “es anual la renovación, solamente queda una sesión ordinaria más en el Concejo Deliberante que creemos que es el 29 de noviembre y por nota que recibimos desde el municipio vencería el 30 de noviembre y estamos esperando a que alguien nos diga se prorroga hasta tal fecha. De no mediar modificaciones, nosotros no estaríamos en condiciones legales de trabajar, a menos que cambiemos los relojes y cobremos como un taxi. El reloj que tenemos no lo podemos utilizar y tenemos que poner otro reloj, de otro tipo; es una inversión muy grande para todos y por muy pocos días. Lamentablemente estamos en una situación desesperante”, aseguró.

Por su parte Eduardo Sequeira manifestó que “nosotros, en las distintas reuniones que hemos tenido con los concejales, la edil Verónica González nos dijo que ella iba hablar e interceder ante el Ejecutivo municipal para que se aplace la habilitación por unos meses mientras nosotros trabajáramos con el Concejo Deliberante, pero no tenemos ningún resultado y no nos podemos comunicar con la Concejal”.

Agregó que solicitarán una prórroga de la normativa por unos cuatro meses hasta tanto se consensúe una nueva legislación para este servicio privado “porque estamos entreverados los privados con una ordenanza de servicios públicos”.

Finalmente Sequeira anticipó que de no tener respuestas, judicializarán el tema.