Breves
Comerciantes de Río Grande preparan movilización.
Comerciantes de Río Grande preparan movilización.

“Estamos en el mismo barco y nos estamos hundiendo todos”

Así lo graficó una comerciante integrante de ‘Comerciantes Unidos de Río Grande’, quien reclamó la apertura urgente de los negocios. Aseguró que el sistema de delivery fracasó y entendió que “es hora que empecemos todos a abrir nuestros comercios, con los protocolos como corresponde, todos hemos presentado los protocolos de seguridad y estamos a la espera de una respuesta. A todos nos afectó esta situación”. Anticipó una convocatoria a una movilización en busca de respuestas a la que convocarán a toda la sociedad.

Río Grande.- La propietaria de Patagonia Automotores, Carolina Diliberto, representante del autodenominado colectivo ‘Comerciantes Unidos de Río Grande’, describió un panorama desolador en una entrevista ofrecida este martes a los micrófonos de Aire Libre FM 93.3 MHZ.

“El delivery no está dando resultados a los comerciantes, es muy reducido el horario y son muy pocos días de trabajo y no estábamos preparados para la venta remota”, introdujo.

“La realidad es que hace 50 días que estamos todos con nuestras fuentes de ingresos cerradas. Desde el 16 de marzo, con la cuarentena obligatoria, no hay forma de tener ingresos, es muy desesperante para todos los comerciantes”, exclamó.

Recordó que “tenemos que pagar muchas cosas, sueldos, alquileres, honorarios profesionales, servicios y además tiene la responsabilidad de sostener a sus empleados, que hoy es lo que está corriendo peligro de verdad. Cada empleado, cada empresa, cada persona genera un puesto de trabajo y ese puesto de trabajo genera, a su vez, otro puesto de trabajo y así, todo es una cadena y si se corta un eslabón, se cortan todas las fuentes de trabajo y es triste la situación”.

Carolina Diliberto entendió que se pueden reabrir los negocios echando mano a distintas alternativas. “Con medidas de prevención, con menos gente en los negocios, con turnos; con todo un protocolo sanitario para cuidarnos todos, pero que no se pierdan las fuentes de trabajo porque acá es salud y economía, no economía sola o salud sola: van de la mano las dos cosas”.

Consideró que “con tantos días sin COVID podemos empezar a abrir las puertas de los negocios y no llevarnos a la quiebra a todos, creemos que el trabajo dignifica a las personas y hace que cada uno pueda lograr sus sueños, pueda llevar adelante sus cosas”.

Contrastó que “con los negocios cerrados lo único que hay es tristeza, porque la gente no va a poder llevar la comida a sus casas, no va a poder pagar la cuota del colegio, no va a poder hacer muchas cosas que le llenan la vida y que los hacen felices”.

 

“Es hora que se abran los comercios”

 

La entrevistada observó que “los comerciantes vemos que ya hace 26 días que estamos sin COVID-19 en Río Grande y más de 30 días sin contagios, y la verdad es que es un tiempo prudencial para poder comenzar a abrir todas las puertas de nuestros comercios”.

“Es hora que empecemos todos a abrir nuestros comercios, con los protocolos como corresponde, todos hemos presentado los protocolos de seguridad y estamos a la espera de una respuesta. A todos nos afectó esta situación”.

“Estamos en el mismo barco y nos estamos hundiendo todos. Creo que si todos comenzamos a trabajar con todas las medidas, cuidándonos, vamos a poder generar ingresos y esos ingresos van a mover la economía y cuidando la salud, que es lo más importante”.

 

“Hay mucha gente que la está pasando muy mal”

 

Aseguró que “hay mucha gente que la está pasando muy mal, no solo con cero ingresos, sino muchas deudas y con los préstamos, lo único que hacemos es endeudarnos más; creo que acá debemos unirnos entre todos y entre todos salir adelante. No es la misma situación la de Río Grande y Tolhuin que la de Ushuaia y eso hay que tenerlo en cuenta. Las fronteras están cerradas, se están tomando todos los recaudos para que no ingrese el virus; la gente que está retornando, está aislada. Entonces, creo que se pueden abrir las puertas de los negocios y estoy segura que eso va a hacer que ninguno se funda”, insistió.

Admitió que “todos vamos a perder, pero no es lo mismo que cerrar las puertas porque esto va a significar la pérdida de empleos y que muchas familias no van a tener para comer, es muy triste la situación. Si bien no tuvimos muertos, pero la pobreza trae muchas cosas, como la delincuencia; estamos en otra etapa y creo que se deben priorizar las fuentes de trabajo, priorizar a la persona”.

 

“Los comerciantes están muy enojados”

 

Por otra parte aseguró que hay mucho enojo en los comerciantes de Río Grande “porque se prometió que iban a haber créditos, subsidios y la verdad es que se han presentado 500 carpetas de las cuales 300 fueron aprobadas, que estaban en orden y podían acceder a beneficios, como créditos y subsidios, pero la verdad es que hasta el día de hoy solo tres carpetas fueron aprobadas”.

Diliberto aclaró que “no estoy hablando del crédito al 24 por ciento del Gobierno nacional, estoy hablando de lo que se prometió a nivel provincial. Ya pasó más de un mes y solo tres negocios accedieron a una ayuda. Cómo puede sostener un comerciante los sueldos, los alquileres, los impuestos, los honorarios profesionales, los servicios; todos los gastos que le genera, sino tiene ningún ingreso. Prometieron (desde el Gobierno provincial) ayudas que nunca dieron; solo fueron promesas, nada se cumplió, esto da mucha impotencia, mucha bronca porque esto lo tenemos que sostener entre todos, no podemos ser solo nosotros los que ponemos la espalda y es una vergüenza que prometan una cosa y después no la cumplan”, lamentó.

También cuestionó que “hace diez días que no contestan el teléfono, por lo menos que tengan la delicadeza de decir que están gestionando o que se están ocupando del tema, pero nada, ninguna respuesta”.

 

Preparan movilización

 

Finalmente informó que “desde ‘Comerciantes Unidos de Río Grande’ se está organizando una movilización por lo cual estamos convocando a toda la sociedad; no hay fecha ni horario todavía, pero la vamos a hacer tomando el distanciamiento correspondiente, con tapa bocas y todas las medidas de seguridad porque queremos que nos escuchen, queremos una respuesta, queremos trabajar y no queremos un Río Grande empobrecido ni estar todos fundidos”, concluyó.