Breves
El Senador Nacional de Juntos por el Cambio, Pablo Blanco, presentó un proyecto de declaración expresando su rechazo a la creación mediante una ordenanza municipal de una "tasa especial" aplicable a los vehículos de gran porte que pasen por la ciudad de Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz, que entrará en vigencia el 1 de marzo del 2020.
El Senador Nacional de Juntos por el Cambio, Pablo Blanco, presentó un proyecto de declaración expresando su rechazo a la creación mediante una ordenanza municipal de una "tasa especial" aplicable a los vehículos de gran porte que pasen por la ciudad de Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz, que entrará en vigencia el 1 de marzo del 2020.

“Establecer peajes es una facultad del Congreso de la Nación y no de municipios”

Así lo afirmó el senador nacional por Juntos por el Cambio Pablo Blanco para rechazar el peaje que quiere aplicar el municipio de Río Gallegos. En este sentido entendió que “la municipalidad se maneja con total discrecionalidad, esta tasa es un disparate arbitrario e inconstitucional que afectará la actividad económica de Tierra Del Fuego”. Además recordó que “la Ruta 3 es de jurisdicción nacional y, por más que pase por la ciudad, no corresponde administrativamente a ella”.

Río Grande.- El Senador Nacional de Juntos por el Cambio, Pablo Blanco, presentó un proyecto de declaración expresando su rechazo a la creación mediante una ordenanza municipal de una «tasa especial» aplicable a los vehículos de gran porte que pasen por la ciudad de Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz, que entrará en vigencia el 1 de marzo del 2020.

Al respecto el parlamentario nacional manifestó que “la discrecionalidad con la que se está manejando el municipio de Río Gallegos es intolerable, esto de imponer una tasa al transporte de carga que pase por el tramo de la ruta 3 que cruza la ciudad es un disparate arbitrario e inconstitucional, es una locura y un ejemplo más de cómo las administraciones kirchneristas conciben a los bienes públicos, se los apropian”.

Blanco afirmó que “la Ruta 3 es de jurisdicción nacional y, por más que pase por la ciudad, no corresponde administrativamente a ella, por lo cual este es un caso típico de abuso de autoridad que afecta la actividad económica de Tierra del Fuego”.

En este sentido sostuvo que “el gobierno nacional habla de la necesidad de recuperar la productividad, el empleo, de levantar al país, y se la pasa inventando tasas, cánones e impuestos que vuelven cada vez más costosa a la actividad económica”, dijo, al tiempo que agregó que “para el caso puntual de los vehículos que circulan hacia o desde Tierra del Fuego, esta imposición se transforma en un monopolio que los tiene de rehenes atentando de manera directa contra la libre circulación que la Constitución garantiza”.

 

Necesidad de rever la medida

 

El senador Blanco sostuvo que “creo que los concejales de Río Gallegos deberían rever esta disposición antes de que se judicialice porque el costo que van a tener que pagar va a ser mayor, por lo cual si hay ediles de la UCR que apoyan esta medida, con el mayor de los respetos los llamo a la reflexión”.

“Me parece que los problemas de déficit de las cuentas públicas de un municipio de una provincia no se pueden resolver afectando negativamente a otra”, sentenció el senador nacional.

Por tal motivo manifestó que “establecer peajes es una facultad del Congreso de la Nación y no de municipios, imagínense lo que pasaría si cada municipio decidiera imitar esta medida, sería un caos total y el encarecimiento del transporte de carga volvería nula a la actividad”.

Finalmente Blanco entendió que “esperemos una pronta rectificación por parte del Municipio de Río Gallegos, deben entender que Tierra del Fuego no puede ser presa de su discrecionalidad y necesidades recaudatorias”, finalizó el senador.