Breves
El ministro de Economía, Guillermo Fernández, dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la difícil coyuntura que atraviesan todas las administración por efecto de la pandemia de Coronavirus, que ha tenido también su impacto en la “caída estrepitosa” de los ingresos en la provincia.
El ministro de Economía, Guillermo Fernández, dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la difícil coyuntura que atraviesan todas las administración por efecto de la pandemia de Coronavirus, que ha tenido también su impacto en la “caída estrepitosa” de los ingresos en la provincia.

“Esta caída de recursos no la enfrentó ninguna administración”, afirmó Fernández

El ministro de Economía de la Provincia Guillermo Fernández estimó en mil millones por mes el déficit provincial, en función del aumento del gasto por la pandemia y la “caída estrepitosa” de los ingresos. A la fecha se desconoce cuál será la cifra final de lo que se había estimado en 54 mil millones en 2019 como pauta de ingreso anual para este ejercicio. El stock total de deuda es de 33 mil millones de pesos y restan 170 millones de dólares por pagar de la colocación de bonos, más 8 millones de dólares por la compra del Casino en el último tramo de la gestión Bertone, entre otras obligaciones heredadas. Pese a este escenario, aseguró que el retraso en el giro de fondos a los municipios hoy es de 17 días, y garantizó el pago total de los sueldos el 7 de mayo.

Río Grande.- El ministro de Economía de Tierra del Fuego, Guillermo Fernández, dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la difícil coyuntura que atraviesan todas las administración por efecto de la pandemia de Coronavirus, que ha tenido también su impacto en la “caída estrepitosa” de los ingresos en la provincia.

El viernes mantuvo una reunión con el funcionario responsable que designó el ministro de Economía de la Nación Martín Guzmán para acompañar a las provincias en el proceso de reestructuración de su deuda externa, una alternativa necesaria para aliviar la carga.

“El ministro planteó en la última reunión que las provincias no deben endeudarse en dólares y fue una fuerte recomendación, ante la posibilidad de obtener financiamiento en pesos a través de la colocación de diferentes instrumentos que permitan hacer sostenible la deuda pública”, dijo, si bien para Tierra del Fuego la recomendación llega tarde. “Tenemos por pagar 175 millones de capital de los 200 millones de dólares. Desde abril del año pasado comenzaron a hacerse pagos de capital y a la fecha nosotros hicimos dos pagos de casi 20 millones de dólares correspondientes a las cuotas, en enero y en abril, dado que son de casi 10 millones cada una. Son cuotas trimestrales”, recordó.

“De capital el año pasado se pagaron dos cuotas, en abril y octubre, y el resto fueron 4 millones de intereses, obviamente a un tipo de cambio distinto. Nosotros no solamente tenemos esta deuda en dólares, sino la adquisición del Casino que fue por diez millones de dólares –por fuera de la emisión de bonos-, de los cuales se pagaron a diciembre dos millones en carácter de anticipo. El mes pasado pagamos una cuota de 23 millones de pesos. Son 20 cuotas trimestrales en dólares, con una tasa del 8% anual”, dijo de otro compromiso heredado de la gestión anterior.

 

Baja de regalías y déficit

 

Mientras sube el dólar y las obligaciones, los recursos siguen cayendo y el déficit proyectado es “de mil millones mensuales”, según el ministro. “Estamos haciendo las proyecciones para el mes de mayo, ya que finalizamos abril y la verdad es que el déficit es bastante importante y no llegamos a cubrir los compromisos que tiene la provincia. Muchos pagos son inamovibles y no podemos posponerlos, y la estructura del presupuesto provincial es bastante rígida”, expresó.

“Nosotros tenemos más de 1.700 millones de pesos en sueldos por mes, porque desde la administración central atendemos el pago de salarios de la Justicia, del Tribunal de Cuentas y de la Legislatura, y luego se pagan los salarios de la administración descentralizada, como el IPRA, la DPE y demás”, señaló sobre un núcleo duro en el presupuesto que no admite ajustes.

La baja de regalías petroleras se suma al escenario, con la caída de la recaudación nacional y provincial por la actividad cero de la mayoría de las empresas en el mes de abril pero, aun en este escenario, el ministro afirmó que se logró reducir “a 17 días” el retraso de coparticipación con los municipios.

“Hasta el martes pasado habíamos transferido 342 millones a Río Grande solamente de este mes y más de 300 a Ushuaia. A Tolhuin le transferimos de abril 47 millones de pesos. Llevamos más de 2.500 millones transferidos a los municipios desde el día que asumimos”, precisó, sin comprender la mediatización del reclamo.

“A los municipios le informamos a través de Tesorería al finalizar el mes todas las transferencias que se hicieron durante el mes anterior. Finalizado abril, dentro de los primeros días de mayo estamos informando todo el detalle de las transferencias realizadas. Además las áreas de tesorería y contaduría del municipio y la provincia se comunican en forma continua, para ver qué se ha transferido. Como ya lo he informado, no existe hasta la fecha ninguna nota que se haya presentado y haya quedado sin responder. Seguramente la preocupación del municipio en el mes de abril tiene que ver con la cantidad de gente que no está trabajando en la administración producto del coronavirus. Esto trajo algunos problemas administrativos pero con el correr del mes se fueron resolviendo”, afirmó.

“Nosotros hemos transferido los fondos como habíamos comprometido, con el principio de mantener los martes y viernes esas transferencias y nunca tener una demora mayor a los 30 días. La demora con los municipios nunca fue de 40 días y hoy tenemos una demora de 17 días. Esta información ya la remitimos a los legisladores la semana pasada”, subrayó.

“Desde que iniciamos la administración también hemos comenzado con procesos de mejora de la publicación de la información de índole presupuestaria, pero no llegamos a pasar los primeros tres meses y tuvimos que actuar rápidamente ante la emergencia de la pandemia. No obstante hemos remitido la información a los legisladores y al Régimen de Responsabilidad Fiscal. Esa información se encuentra en análisis por parte de Nación y cuando este termine la haremos pública”, se comprometió.

Advirtió que, en materia de coparticipación municipal, “este debate que se ha generado en los medios no lo generamos nosotros. Han salido secretarios del municipio de Río Grande y Ushuaia hablando de deudas de coparticipación cuando no era así, también con cuestionamientos por los ATN. Ya eso lo considero una discusión saldada porque ha quedado demostrado que los vamos a transferir. No soy una persona que me gusta salir a los medios para generar ruido. Nosotros somos personas de trabajo. Estamos abocados a resolver los problemas cotidianos que tiene la provincia, tratando de asistir a todas las áreas provinciales que se encuentran enfrentando la pandemia. Nunca pondríamos en riesgo el pago de salarios de un municipio o la prestación de servicios. Sabemos bien lo que es llevar adelante una gestión municipal y está muy lejos de nuestra intención tratar de comprometerla o de que nos endilguen la intención de perjudicar a nuestra gente”, sentenció.

 

Deuda con colegios privados

 

Con respecto al reclamo de colegios privados de una deuda de 40 millones, aclaró que también es heredada. “A los colegios privados les hemos transferido con regularidad en el marco de la normativa vigente y también les hemos transferido la parte que les corresponde de las sumas fijas que liquidamos a los docentes del sector público. Las transferencias por las sumas fijas se han hecho y estas deudas que se reclaman no las generamos nosotros. Sin embargo nos comprometimos a iniciar planes de pago con cada colegio, y hemos hecho anticipos en virtud de esta intención, para que reconozcan nuestra voluntad de resolver problemas de antaño”, indicó.

“Necesitamos mejorar los procesos por los cuales se liquidan las transferencias a los colegios privados y una de las propuestas que hemos hecho es que liquiden los haberes de sus docentes con el mismo sistema que nosotros liquidamos los haberes de los empleados públicos del sistema educativo. Esto tiene la intención de trabajar de una manera más ordenada del punto de vista administrativo. Había demoras desde hace mucho tiempo y esto se resolvió de una manera bastante sencilla, otorgando dinero de manera anticipada para luego ir ajustando. A la fecha se han acumulado esos ajustes y tenemos la intención de resolver esto, porque no fuimos quienes los generamos”, reiteró.

 

Stock de deuda total

 

Con respecto al stock de deuda total de la provincia, el ministro dijo que “está rondando los 33 mil millones, que equivale a un presupuesto entero. El proyecto que se había presentado era por 54 mil millones pero fue reconducido”, remarcó, y habrá que ver a lo largo del año cuánto de esos ingresos previstos efectivamente llegan, por la caída de la recaudación nacional y provincial.

“Hay que analizar la posibilidad que tiene el gobierno de atender todas obligaciones con fondos del tesoro. Del presupuesto total de la provincia, que incluye empresas del estado, organismos descentralizados, solamente administramos el 20%, porque el 80% está afectado al crédito externo, que son los dólares que tenemos depositados en el Banco Tierra del Fuego, donde quedan alrededor de 125 millones de dólares. Podemos atender una porción pequeña, producto de la disponibilidad de los recursos del Poder Ejecutivo. Gran parte del presupuesto está afectado a fines específicos con recursos específicos y se hace complejo administrar la provincia con recursos tan escuetos”, planteó.

“Hoy es preciso comenzar a trabajar en la reestructuración de la deuda externa que tiene la provincia y tenemos el aval del gobierno nacional para acompañarnos, en virtud de esta necesidad de generar un sendero sostenible. Nos han invitado a pensar en instrumentos en pesos que no generen tanta vulnerabilidad en las finanzas públicas”, señaló.

 

Paso por paso

 

Consultado sobre los proyectos ingresados a la Legislatura y el pedido del sector privado de más herramientas, el ministro aseguró que “estamos escuchando la propuesta de todos los sectores que quieren acompañar al Ejecutivo con distintas propuestas. Nadie atravesó esta situación antes, que ha provocado una caída estrepitosa de los recursos. Una cosa es contar con recursos lentamente, y otra es ver esta caída acelerada. Esto no lo tuvo que pasar ninguna administración antes y se hace muy penoso el día tratando de ver cuáles son los compromisos que vamos a poder atender con los escasos recursos que tenemos. En este contexto vive toda la sociedad fueguina”, enfatizó.

Más allá de la crisis, hasta ahora la provincia está en mejores condiciones que otras, que deberán pagar sueldos en cuotas. “Desde el gobierno nacional nos preguntaron cuál iba a ser el cronograma de pago de salarios en la provincia para mayo, y se sorprendieron cuando les dijimos que vamos a pagar todos los haberes el 7 de mayo, con algunos aumentos que se establecieron más los incrementos para seguridad y salud”, confirmó.

Finalmente adelantó que habrá herramientas para privados y que la pandemia obligó a fijar prioridades, donde la salud fue lo esencial y “primero nos concentramos en las personas que no tienen ingresos, porque terminamos el 2019 en una situación bastante compleja y había gente que no tenía para comer. La segunda etapa fue contribuir con aquellos que corren riesgo serio de perder su trabajo, y por ello la asistencia que brindamos a través de las líneas del BTF y el subsidio a los trabajadores de la construcción, que ya se está haciendo efectivo. La tercera etapa es proteger a las empresas fueguinas y en ese sentido tenemos que continuar contribuyendo todos”, concluyó.