Breves
El presidente de la Asociación Rural de Tierra del Fuego, Fernando Glubich, dio detalles por Radio Universidad 93.5 de la propuesta que elevó por canales informales para potenciar lugares de esparcimiento, con la expectativa de que la Legislatura tome la iniciativa y se pueda converger en un proyecto.
El presidente de la Asociación Rural de Tierra del Fuego, Fernando Glubich, dio detalles por Radio Universidad 93.5 de la propuesta que elevó por canales informales para potenciar lugares de esparcimiento, con la expectativa de que la Legislatura tome la iniciativa y se pueda converger en un proyecto.

Espacios verdes rurales de uso público con fines recreativos

El presidente de la Asociación Rural, Fernando Gliubich, dio a conocer la propuesta que hizo llegar por canales informales para potenciar lugares de esparcimiento, en particular en la zona norte. Consideró que habrá que reforzar con herramientas los que ya están funcionando y consultar otros adecuados con los expertos en la materia. Aspira a que algún legislador se haga eco y convoque a todos los actores para converger en un proyecto.

Río Grande.- El presidente de la Asociación Rural de Tierra del Fuego, Fernando Glubich, dio detalles por Radio Universidad 93.5 de la propuesta que elevó por canales informales para potenciar lugares de esparcimiento, con la expectativa de que la Legislatura tome la iniciativa y se pueda converger en un proyecto.

“Esta iniciativa busca despertar el interés de la Legislatura y realizar una apertura, una convocatoria a otros sectores, no sólo el público sino también el privado, y ver de qué manera se puede trabajar articuladamente en pos de fortalecer los espacios de acampe en funcionamiento, darles otras herramientas para brindar, también en cuanto al manejo del fuego, los primeros auxilios, para generar un marco seguro de esparcimiento y recreación para la familia. También se pueden sumar otras actividades, porque el acampe está concatenado con el senderismo, el ciclismo”, dijo por Radio Universidad.

“Esta es la iniciativa y veremos de qué forma el Estado comienza con las conversaciones. La intención es generar la discusión y luego ver si hacen falta más lugares habilitados, si los lugares que se encuentran funcionando necesitan otro tipo de apoyo. Hay emprendimientos que la están remando en dulce de leche, porque no han sido muy visualizados antes de la pandemia. Ni hablar del costo ambiental que genera cuando las cosas no están en un marco de ordenamiento”, expresó.

Recordó que “cuando en su momento se empezaron a restringir las áreas de acampe y esparcimiento, tuvo que ver con la disposición de residuos, con fogones mal apagados y con consecuencias muy graves del punto de vista productivo. Debemos lograr respetar el medio ambiente y entender que hay un entorno productivo, como también que hay necesidad de esparcimiento especialmente en la etapa de post pandemia. De alguna forma tenemos que converger en un proyecto”, confió.

“Desde la Asociación Rural tratamos de instalar este interés. Hay que ser respetuosos de los lugares que ya están funcionando. Si hay un camping que está hace muchos años, tratemos de reforzar eso, ver el potencial que tiene, y luego hay una pata muy importante relacionada con la comunidad científica, la gente que ha estado estudiando la biodiversidad. Quizás hay lugares que uno cree que son propicios para acampar, pero el CADIC o el INTA dicen que es un área protegida, que hay una especie que está en peligro, o hay un bosque nativo para preservar”, observó.

“El proyecto implícitamente llama a la toma de conciencia del medio ambiente, a preservar los recursos que tenemos los fueguinos, a generar identidad. El acampe es un ámbito de intercambio cultural muy importante donde se pueden desarrollar otras actividades. Es un proyecto abierto, está todo por hacerse, se puede sumar mucho y podemos sacar algo positivo. Esto es algo para debatir, para consensuar, y ojalá algún legislador le dé impulso a esta propuesta para convocar a todos los actores”, deseó.

Hasta ahora “institucionalmente no tuvimos ningún tipo de conversación, sólo extraoficialmente porque como presidente de la Asociación Rural mantengo diálogo con todas las instituciones y con gran parte de la dirigencia política. La propuesta tiene la mejor intención pero la política maneja sus tiempos”, contempló.

Consideró que “fue un crimen la desaparición de las hosterías de San Pablo y de Yehuin. Fue un despropósito porque son lugares preciosos, con mucho para ofrecer, pero a veces no están en el foco de atención ni son parte de la planificación. Dentro de todo lo malo que estamos viviendo producto del COVID, quizás podamos poner en valor otros proyectos”, concluyó.

 

Reunión con Federico Sciurano

 

Gliubich se reunió en la antevíspera con el legislador Federico Sciurano para hablar sobre la posibilidad de tener una normativa para crear espacios de acampe y esparcimiento en la provincia.

“Fernando es un generador de trabajo en la provincia y en este sentido siempre es positivo tener la posibilidad de reunirnos y escuchar sus propuestas. En este caso relacionada con la posibilidad de esparcimiento de las familias de la provincia”, expresó Sciurano.

Gliubich, por su parte, comentó tras la reunión con Sciurano que “en primer lugar nuestra idea desde la Asociación Rural es acercarnos como sector y tener la discusión respecto a la utilización del uso y generación de espacio públicos para que la gente acampe, aumentar los espacios recreativos para que como sociedad podamos compartir en un contexto tan complejo como el que atravesamos este año”.

El referente de la Asociación Rural dijo que “algunos espacios ya funcionan para el acampe. Proponemos una figura público privada -para que lo administrativo no sea una carga para el Estado- y por otro lado, avanzar en más lugares, teniendo en cuenta la distribución poblacional y contemplando aspectos relacionados con la seguridad y los servicios: agua, fogones, baños públicos, RCP, residuo. La idea es generar un marco con herramientas tangibles para que la gente disfrute del acampe con un máximo de días con un esquema de rotación para que todos puedan disfrutar en familia, interactuando, cuidando el ambiente y siguiendo los protocolos”.

“Habría que identificar en la provincia los lugares, trabajando en conjunto, es un proyecto abierto a discutir con las ONG, el sector rural, propietarios de estancias. El 50% de la provincia es fiscal y la otra es privada y hay que ver cómo se puede interactuar”, finalizó.