Breves
“La firma que se llevó adelante significa un apoyo político muy fuerte para la figura de Alberto y de Cristina y también un compromiso de que, una vez que Alberto asuma la presidencia, va a poner en práctica estos cinco puntos que se han desarrollado en este acuerdo”, confió el intendente electo de Río Grande, diputado Martín Pérez, respecto de la firma del compromiso federal en Rosario, de la que participó el gobernador electo Gustavo Melella.
“La firma que se llevó adelante significa un apoyo político muy fuerte para la figura de Alberto y de Cristina y también un compromiso de que, una vez que Alberto asuma la presidencia, va a poner en práctica estos cinco puntos que se han desarrollado en este acuerdo”, confió el intendente electo de Río Grande, diputado Martín Pérez, respecto de la firma del compromiso federal en Rosario, de la que participó el gobernador electo Gustavo Melella.

“Es un apoyo político muy fuerte para la figura de Alberto y Cristina”

El diputado Martín Pérez, intendente electo de Río Grande, adelantó el triunfo en las PASO de la fórmula del Frente de Todos y aseguró que el domingo “comienza la recuperación de la catástrofe a la que nos ha llevado este gobierno nacional”. Celebró la firma del compromiso federal por parte del gobernador electo, en particular por la posibilidad de potenciar nuevos sectores productivos en la zona norte.

Río Grande.- El intendente electo de Río Grande, diputado Martín Pérez, se refirió por FM La Isla a la firma del compromiso federal en Rosario, de la que participó el gobernador electo Gustavo Melella. “La firma que se llevó adelante significa un apoyo político muy fuerte para la figura de Alberto y de Cristina y también un compromiso de que, una vez que Alberto asuma la presidencia, va a poner en práctica estos cinco puntos que se han desarrollado en este acuerdo”, confió.

“Todos sabemos que Alberto considera estos puntos con seriedad y lo ha manifestado cuando estuvo en la provincia hace unos meses. En lo personal estoy muy conforme y muy esperanzado en que la Argentina comience a ponerse de pie y comience el proceso de recuperación, para devolverle al pueblo argentino la posibilidad de recuperar el empleo por sobre todas las cosas”, dijo.

A pocos días de las PASO, sostuvo que “el próximo domingo comienza la recuperación de la Argentina de esta catástrofe a la que nos ha llevado este gobierno nacional, que llegó a ganar las elecciones de 2015 sobre la base de una gran estafa, y que llevó adelante una serie de políticas que le han hecho daño a todo el país y golpearon muy duramente a la provincia”.

“Tierra del Fuego ha sido una de las más afectadas por la destrucción del empleo, en particular Río Grande, y en este despertar de la Argentina que comienza el domingo con el triunfo de Alberto y Cristina a nivel nacional, vamos a poder reconfigurar la matriz productiva de nuestro país, y empezar a pensar en serio en un modelo de desarrollo”, auguró.

Dijo que “se observa una madurez del electorado en los procesos que se han llevado a nivel nacional y provincial. Esa madurez se traslada a pensar cuál es la Argentina que queremos y nuestro frente político ha dado una muestra muy importante de democracia y de capacidad para despojarnos de cualquier tipo de diferencias para poder confluir en un espacio más amplio, que garantice un mejor bienestar para nuestra gente”.

“Yo vi con mucho agrado el encuentro entre Cristina y Sergio Massa. Eso es claramente un signo de madurez, cuando hubo diferencias políticas sustanciales. Hoy se observa claramente que cuatro años más de Mauricio Macri y de la política de ajuste neoliberal de este gobierno van a llevar a la Argentina a ponerse definitivamente de rodillas ante los sectores de poder, no solamente externos sino internos”, advirtió.

“Ninguna familia argentina que llega con lo justo a fin de mes quiere eso para el país. Me da la sensación de que el gobierno, en un afán de desesperación, está avanzando con algunos artilugios discursivos que son preocupantes. Por ejemplo, el miedo que quieren influir a la población con la supuesta vuelta a un pasado oscuro que solamente existe en la cabeza del presidente de la nación. Ver al presidente a los gritos en un escenario me llama poderosamente la atención. Se han corrido de algunos ejes discursivos de campaña, como la tolerancia o el diálogo. Hoy uno los ve muy alterados, ante la desesperación de verse perdiendo una elección. Espero que esto no siga de esta manera, porque no es saludable para nuestra democracia. Además espero que después de nuestro triunfo el próximo domingo se puedan transitar estos dos o tres meses con relativa calma, para que eso no repercuta en nuestra actividad económica”, deseó.

 

Amplio triunfo en la provincia

 

Consultado sobre la elección en Tierra del Fuego, garantizó que “se viene un triunfo contundente del Frente de Todos. La enorme mayoría del pueblo de la provincia quiere un gobierno que mire al interior del país, que se vuelva a preocupar por nuestra industria, y eso claramente hoy lo encarnan Alberto y Cristina. Además del triunfo de Alberto y Cristina necesitamos las manos en Diputados y en el Senado para acompañar el proyecto político nacional”.

“Tanto el gobernador electo como los intendentes que vamos a comenzar el camino de gestión, estamos abocados a esta tarea. Me hubiese gustado estar en Rosario pero necesito estar en Río Grande, porque realmente estamos con mucho trabajo y prioricé esto, que es la responsabilidad que me han dado los vecinos de la ciudad”, explicó de su ausencia en el acto de cierre de campaña.

“Estamos acompañando a nuestros candidatos en la provincia y el próximo domingo va a marcar un antes y un después en nuestro país. En Río Grande más que nunca necesitamos la unidad de todos para ponernos de pie y salir adelante”, subrayó.

“Hoy son exorbitantes los valores que está destinando el municipio para poder sostener la demanda social de nuestra sociedad. De a poco tenemos que ir reconvirtiendo esto a un modelo más productivo, que esté más sostenido en el desarrollo y el empleo. Otro dato preocupante es que ha crecido el desempleo en el sector de los jóvenes y entre las mujeres mayores de 30 ó 35 años. Es un sector muy vulnerable y muy golpeado por nuestra realidad. Uno ve que todos los días continúan los despidos. La soberanía también es poder generar nuestras propias oportunidades en términos locales, y la soberanía alimentaria es una de las metas que a futuro los fueguinos tenemos que priorizar”, marcó.

“Todos esperamos que el 27 de octubre la realidad sea otra y estamos preparados para afrontar este desafío. En uno de los puntos que se firmó con Alberto Fernández está una de las claves, que es cómo hacemos para potenciar nuevos sectores productivos en la zona norte de Tierra del Fuego. Sabemos que la industria electrónica es un pilar, hay que seguir sosteniéndola y volver  a ponerla en marcha, pero no puede ser la única. Creo que el desarrollo petroquímico es una de las claves y lo hemos charlado con Alberto cuando vino a nuestra ciudad. El desarrollo de la industria tecnológica en Río Grande también es otra de las claves y vamos a apostar mucho a ese aspecto desde la gestión municipal. En gran medida el municipio lo ha comenzado y nosotros le daremos la continuidad y el fortalecimiento que necesite”, se comprometió.

“Por supuesto vamos a ocuparnos de lleno en la gestión de obras públicas para nuestra ciudad, tanto obras públicas como privadas, y necesitamos que Río Grande despierte en términos de obras porque eso nos va a dar la posibilidad de tener más trabajo y dar dinamismo a la economía local. Necesitamos ver cómo hacemos para encontrar herramientas que le permitan a los comerciantes y las pymes no sentirse tan oprimidos por las cargas impositivas en todo orden. Vamos a generar programas de incentivo y en ese camino estamos trabajando, ordenando los proyectos que llevaremos adelante a partir de 15 de diciembre”, concluyó Pérez.