Breves
“Es muy positivo haber dejado de lado diferencias políticas y trabajar de manera complementaria”, destacó Gastón Díaz.
“Es muy positivo haber dejado de lado diferencias políticas y trabajar de manera complementaria”, destacó Gastón Díaz.

“Es muy positivo haber dejado de lado diferencias políticas y trabajar de manera complementaria”

El Secretario de Gobierno del Municipio de Río Grande marcó como un logro importante el trabajo conjunto con el gobierno en materia sanitaria, a partir del rebrote de COVID en la zona norte. Aseguró que este acercamiento abrió una puerta que permite abordar otros temas en el corto plazo, por fuera de lo estrictamente sanitario. Dio cuenta de la inversión del municipio en la materia, que “supera los 160 millones”. Por el momento el reclamo de coparticipación “lo hemos dejado de lado”, dijo.

Río Grande.- El secretario de Gobierno del Municipio de Río Grande, Dr. Gastón Díaz, dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre el giro en la relación con gobierno a partir del rebrote de COVID en la zona norte, y sostuvo que es “muy importante la colaboración, porque quien tiene que resultar beneficiado del trabajo conjunto de todos los estamentos del Estado es el vecino”.

“En el momento más difícil de la historia de los riograndenses por la pandemia, es muy positivo haber podido dejar de lado diferencias políticas y trabajar de manera complementaria. Nosotros tenemos muy en claro que los planteos por la coparticipación van por carriles diferentes. En lo que tiene que ver con la salud de los vecinos, lo mejor que podemos hacer como municipio es complementar el sistema de salud pública de la provincia y lo estamos haciendo con muchas medidas”, afirmó.

“Durante el tiempo en que el virus estuvo ausente en nuestra ciudad, se hizo una inversión de una gran cantidad de dinero en el sistema de salud municipal que sirvió no sólo para comprar cuatro respiradores que trajimos de China, sino insumos, tests serológicos, y un equipamiento muy sofisticado de un valor muy importante, que es un equipo de PCR. En estos días el intendente y los concejales visitaron el laboratorio de análisis clínicos y biología molecular, y este equipamiento PCR no sólo va a permitir el análisis de hisopados sino que va a quedar como un valor agregado a la salud municipal”, manifestó.

 

Importantes inversiones

 

“El sistema de salud municipal se ha incrementado en recursos humanos, porque ya son 200 los profesionales que están trabajando en los centros de salud, desde médicos, enfermeros, kinesiólogos, terapistas y otras especialidades afines”, indicó el funcionario sobre la inversión tanto en equipamiento como en personal calificado.

“Desde que se declaró la emergencia sanitaria armamos el centro municipal de cuidados para pacientes COVID, y ya tenemos siete pacientes en el centro municipal. Son logros que vienen a complementar lo que la provincia va definiendo en materia de política sanitaria. La inversión del municipio desde que se declaró la pandemia supera los 160 millones de pesos, e incluye desde eximiciones impositivas que hicimos para comercios y pymes, para taxistas y remiseros, bonificaciones impositivas a los vecinos que se han postergado hasta el 31 de agosto; se suspendió el pago de las cuotas mensuales por tierras fiscales. Además de los beneficios en materia tributaria, hubo una inversión sanitaria de alrededor de 45 millones de pesos. El equipamiento médico insumió 15 millones de pesos, desde respiradores, barbijos, reactivos, insumos sanitarios esenciales, hubo un acondicionamiento general de las instalaciones municipales que es muy importante, porque queremos reactivar el municipio y para eso tuvimos que adecuar las instalaciones y establecer los protocolos de atención. Se ha dado un bono sanitario a todo el personal de salud de 10 mil pesos desde marzo hasta la fecha, y esto se financia con un aporte solidario que hace todo el personal de gabinete. De ese fondo sanitario surgen los recursos para abonar estos 10 mil pesos a los trabajadores”, señaló.

“En estos 160 millones de pesos también está la inversión social, porque la emergencia ha puesto no sólo a los comerciantes en una situación difícil sino también a muchos trabajadores independientes, taxistas, remiseros, transportes escolares, taxifletes. Nosotros dimos una asistencia económica y además tenemos el plan alimentario municipal donde trabaja en forma conjunta la Secretaría de Desarrollo Social, la de Gestión Ciudadana y la Secretaría de Salud, y se ha triplicado la asistencia desde que inició la pandemia”, agregó.

“La demanda es creciente y estamos hablando de 60 millones de pesos en módulos, desde el mes de abril. Cuando se aprobó el presupuesto 2020 el año pasado, que elaboró la gestión anterior, ya el intendente había planteado un incremento en la inversión social del 35%. Esto obviamente ya ha sido superado por la situación actual. También pedimos incrementar en 200% el presupuesto de obra pública. Este proyecto de obra pública tuvimos que ponerlo a un costado y focalizarnos en el sistema sanitario. Se está haciendo una obra muy importante pero todo gira en torno a lo sanitario”, remarcó.

“La ampliación del centro de Chacra XIII ronda los 15 millones de pesos y sale del presupuesto de obra pública. La repavimentación de la calle Thorne fue una obra muy importante, e hicimos esa obra durante la emergencia sanitaria porque consideramos que era fundamental para el acceso y egreso de las ambulancias del hospital. Pudimos terminar esta obra a tiempo y justo cuando se dio el brote en nuestra ciudad puede ser utilizada sin ningún inconveniente. Esta obra se hizo con personal propio y la vamos a continuar, porque se hizo una primera etapa”, adelantó.

 

Puerta abierta

 

Díaz reconoció que el trabajo coordinado en materia sanitaria “ha abierto una puerta y muestra que podemos trabajar de manera colaborativa, cooperando unos con otros. Creemos que esta puerta puede ser mucho más amplia y permitir que se hable de otros temas que son importantes”, confió.

“También tenemos mucha expectativa en la posibilidad de bajar recursos de nación. Nuestro intendente ha tenido videoconferencias con el presidente de la nación donde se ha anunciado la construcción del centro integral de la mujer, que es una obra pública con perspectiva de género. En su primera etapa son 300 metros cuadrados con una inversión aproximada de 25 millones de pesos. El programa Argentina Hace, que es un plan de obras para la Patagonia, tiene prevista una inversión de 2.270 millones de pesos, y el presidente Alberto Fernández ya ha comunicado un plan de obras para Tierra del Fuego. En Río Grande se habla de una inversión en obras de 120 millones aproximadamente, entre las que está en ensanchamiento de la avenida Santa Fe, el desagüe pluvial en el Cono de Sombra, la construcción de un SUM en la margen sur, de un gimnasio en Chacra IV, cordones cuneta en distintos barrios, la planta de rebombeo en margen sur. Claramente tenemos que buscar recursos porque no podemos quedarnos solamente con los municipales”, planteó.

Consideró “un tema pendiente el desarrollo a partir de los recursos naturales. Hoy la coyuntura pone todas las miradas en la cuestión sanitaria, pero Martín Pérez siempre nos plantea ir pensando que vamos a salir de esta situación y hay que ofrecer alternativas a futuro para que se genere el empleo que se ha perdido. Río Grande es una ciudad costera y podría aprovechar mucho más los recursos del mar. Hoy nuestra realidad nos convoca a trabajar en materia sanitaria, social, y pensar en acompañar a los comerciantes, pero pasada esta coyuntura, tenemos que pensar qué vamos a hacer. Hoy se ha dejado de lado cualquier tipo de diferencia con cualquier estamento nacional, provincial o municipal”, aseveró.

 

Reparación de monoboya

 

También destacó que “se ha puesto mucho esfuerzo desde el arco político para que YPF pudiera solucionar la rotura de la monoboya, porque esto ha disminuido los ingresos tanto de la provincia como de los municipios. Esto es algo que puede no verse, porque San Sebastián se encuentra a 60 kilómetros de la ciudad, pero se ha logrado desde YPF la reparación y esto genera recursos para los municipios y los servicios que estamos brindando”, dijo.

Respecto del reclamo por la coparticipación, estimó que la demora “ronda los 30 días” pero “es un tema que hemos dejado a un lado”, con la prioridad puesta en frenar la ola de contagios.

 

Acuerdos salariales

 

Finalmente se refirió al acuerdo salarial con los tres gremios municipales en el mes de febrero, que “nos dio tranquilidad para todo el año y lo estamos cumpliendo íntegramente. Fue un aumento que se programó en tres etapas, una en febrero, otra en junio y la última en septiembre u octubre. En aquel momento los gremios destacaron la recomposición, porque no fue solamente un incremento al básico sino que también se mejoró el presentismo, se duplicaron las ayudas escolares, se incrementaron en un 50% las asignaciones familiares. Todo esto lo venimos cumpliendo y hemos mantenido todos los servicios esenciales del municipio”, concluyó.