Breves
“Raúl es una de las personas con la mayor capacidad técnica dentro del arco político de la provincia y no tengo dudas de que este proyecto es un grito desesperado de él para congraciarse con el gobierno provincial”, disparó el concejal radical Paulino Rossi.
“Raúl es una de las personas con la mayor capacidad técnica dentro del arco político de la provincia y no tengo dudas de que este proyecto es un grito desesperado de él para congraciarse con el gobierno provincial”, disparó el concejal radical Paulino Rossi.

“Es grosero, irresponsable, y trata de congraciarse con el gobierno provincial”

El concejal radical Paulino Rossi cuestionó duramente el proyecto presentado por el edil Raúl VonderThusen. Sostuvo que intenta “congraciarse” con el gobierno y lo consideró “irresponsable” por generar falsas expectativas en la gente. Además, lo acusó de “ignorar el trabajo social” que viene realizando el municipio, asistiendo a familias en función de sus necesidades. Por el monto que implica un subsidio de desempleo municipal, aseguró que “es totalmente inviable, salvo que se suspenda toda la ayuda que da el municipio más toda la obra pública”.

Río Grande.- El concejal radical Paulino Rossi rechazó de plano por FM Del Pueblo el proyecto presentado por el edil del Partido Verde Raúl VonderThusen. “Raúl es una de las personas con la mayor capacidad técnica dentro del arco político de la provincia y no tengo dudas de que este proyecto es un grito desesperado de él para congraciarse con el gobierno provincial”, disparó.

“Es tan grosero el proyecto que presenta, no solamente por lo irresponsable de generar una expectativa que no se puede llevar adelante por el costo que tiene para el municipio, sino porque además trata de ignorar el trabajo social que hace el municipio desde siempre, y en especial este año porque se tuvieron que reforzar muchísimo las partidas”, dijo.

“La problemática de Río Grande viene desde hace mucho tiempo y se va tensando la situación social. En promedio la Municipalidad tiene 15 subsidios nuevos por día, miles de módulos alimentarios para las familias que tienen problemas”, destacó de la asistencia que se brinda.

Además agregó que el proyecto “trata de atacar un segmento que no tiene una problemática tan grave, porque aquel que es despedido cobra una indemnización, justamente para darle un tiempo prudencial para que pueda encontrar trabajo”, y advirtió la inviabilidad de “generar un subsidio de carácter universal, por lo queimplicaría para el cierre el empleo a partir de ahora”.

Según Rossi, con esta ordenanza, “el Municipio pierde la capacidad que tiene ahora de identificar los casos sociales más graves. No es lo mismo una pareja que trabaja y uno de los dos pierde el trabajo, que una familia que no tiene ningún tipo de recursos, con hijos a cargo”, dijo.

“El Municipio permanentemente está contemplando este tipo de situaciones y se tuvieron que reforzar partidas con muchos millones de pesos para poder dar subsidios a las personas que están en una situación complicada. El Municipio lo va a seguir haciendo, más allá de que el concejal VonderThusen haya descubierto ahora que hay gente con necesidad, porque esta realidad viene desde hace mucho tiempo”, subrayó.

“Además, el fondo de desempleo existe por parte del gobierno nacional y está contemplado cuando hay pérdida de empleo. El concejal trata de congraciarse con el gobierno provincial y en realidad hace todo lo contrario, porque es más que obvio que el gobierno, con un presupuesto diez veces más grande que el municipio, va a tener mayor capacidad para contemplar esta situación”, planteó.

Por otra parte, se mostró satisfecho por la actuación del gobierno en torno al conflicto con Audivic: “Yo soy muy crítico del gobierno pero ahora lo que está haciendo está muy bien, porque está identificando a los responsables y pide que se haga cargo el empresario. No puede salir el estado a cubrir la irresponsabilidad de empresarios que han tenido muy buenas ganancias y ahora no se quieren hacer cargo de los sueldos, y ni hablar de las indemnizaciones”.

Reiteró que “no hay que generar expectativas en la sociedad porque, cuando cuantificamos este proyecto, es totalmente inviable, salvo que se suspenda toda la ayuda que da el municipio más toda la obra pública. El proyecto sabemos que es una locura”, concluyó.