Breves
El edil mopofista Ricardo Garramuño sentó postura ante el pedido de autorización para tomar un préstamo por 100 millones de pesos por parte del Ejecutivo municipal para la adquisición de maquinaria.
El edil mopofista Ricardo Garramuño sentó postura ante el pedido de autorización para tomar un préstamo por 100 millones de pesos por parte del Ejecutivo municipal para la adquisición de maquinaria.

“Es darle un cheque en blanco a Walter Vuoto”, graficó Garramuño

Para el concejal del MPF Ricardo Garramuño, el endeudamiento “es un cheque en blanco” al Ejecutivo municipal. Justamente la gestión del intendente de Ushuaia Walter Vuoto planteó al Cuerpo deliberativo la autorización para tomar un préstamo por 100 millones de pesos, para la adquisición de maquinaria.

Ushuaia.- El edil mopofista Ricardo Garramuño sentó postura ante el pedido de autorización para tomar un préstamo por 100 millones de pesos por parte del Ejecutivo municipal para la adquisición de maquinaria.

“Sin tasa, moneda, ni plazos”, Garramuño se opuso al endeudamiento municipal.

“Se trata de otro leasing que el municipio proyecta por más de 100 millones de pesos”, declaró en sus redes sociales y agregó que “el proyecto remitido por el Ejecutivo no contempla los requisitos mínimos que exige la normativa (plazos de amortización), ni otra información importante como la moneda de la operación y la tasa de interés”.

Sobre esto, Garramuño declaró que “es un deja vú de hace dos años con el anterior leasing. Es un cheque en blanco. Ninguno de nosotros se endeudaría sin conocer las condiciones del préstamo, no entiendo por qué si lo harían con el dinero del contribuyente”, advirtió.

Cabe destacar que el pedido de autorización del municipio de Ushuaia para tomar un préstamo por 100 millones de pesos, para la adquisición de maquinaria, fue girado a comisión para ser analizado y poder disipar las dudas que tienen los concejales con el objetivo de obtener los votos necesarios para la aprobación (dos tercios).

El presidente del Concejo Deliberante, Juan Carlos Pino, solicitó un tratamiento “razonable” ya que “es necesario contar con la planta de asfalto para poder comenzar trabajos en las calles”.