Breves
El ingeniero Walter García, en representación de la Cooperativa Eléctrica, expuso este miércoles ante el plenario de comisiones el riesgo que correría la actividad actual y las inversiones que vienen proyectando, de permitir que Terra Ignis SAU pueda generar, distribuir y comercializar energía eléctrica.
El ingeniero Walter García, en representación de la Cooperativa Eléctrica, expuso este miércoles ante el plenario de comisiones el riesgo que correría la actividad actual y las inversiones que vienen proyectando, de permitir que Terra Ignis SAU pueda generar, distribuir y comercializar energía eléctrica.

“Es como tener un revólver cargado y depende quién lo tenga en la mano”

Como representante de la Cooperativa Eléctrica, el ingeniero Walter García expuso el riesgo que correría al conferirse la facultad a Terra Ignis SAU de generar, distribuir y comercializar energía, e incluso avanzar en el interconectado eléctrico, por ser un proyecto que vienen desarrollando. Graficó esta herramienta como “un revólver cargado” y, depende quién lo use “nos puede matar”, dijo. Advirtió que no solamente afectaría la actividad presente sino los proyectos que vienen trabajando con capitales finlandeses, y estuvieron a punto de concretarse sobre el finales de 2015.

Río Grande.- El ingeniero Walter García, en representación de la Cooperativa Eléctrica, expuso este miércoles ante el plenario de comisiones el riesgo que correría la actividad actual y las inversiones que vienen proyectando, de permitir que Terra Ignis SAU pueda generar, distribuir y comercializar energía eléctrica.

Aclaró que las objeciones se limitan a esta competencia, no al área de hidrocarburos, porque “el campo de la energía eléctrica es donde nos movemos. Todos conocen a la Cooperativa Eléctrica, que es una empresa creada por los vecinos hace 51 años. Con el tiempo nos hemos convertido en referentes del servicio eléctrico en la ciudad de Río Grande y también en la provincia. Estamos a favor de la creación de una empresa que pueda lograr mejoras en las retribuciones a la provincia, porque nos beneficia a todos y me parece excelente poner a trabajar a fueguinos en los recursos naturales. El problema es que esta empresa tiene en el artículo tercero del estatuto una frase habla de ‘generar, transportar, distribuir y comercializar energía eléctrica, indistintamente de que la fuente generadora sea renovable o no renovable’. Esa frase es más amplia de lo que realizan la Cooperativa Eléctrica y la DPE. Estamos hablando de una empresa estatal-privada con ámbito en toda la provincia, que va a tener la posibilidad de hacer lo mismo que la Cooperativa Eléctrica”, manifestó.

“La preocupación de la Cooperativa Eléctrica no es infundada, y agradecemos las palabras de todos los que han dicho que esto no va a afectar, que la Cooperativa va a mantener el servicio, pero esta frase puesta acá es un instrumento que se puede utilizar o no, de acuerdo a la voluntad de quien lo tiene en la mano”, sostuvo.

“No dudamos de que el Ejecutivo actual no tenga esa intención, porque la empresa tiene un montón de desafíos por delante en el campo de los hidrocarburos y probablemente pasen unos cuantos años de gestión hasta ver un aprovechamiento eléctrico, pero es una herramienta que está puesta. La pregunta es para qué la empresa en este inicio necesita tener esta frase en el estatuto. Nosotros entendemos que no es necesario”, planteó el ingeniero.

“Hemos seguido las presentaciones de los funcionarios de Energía y una de las razones que se esgrimieron es que la empresa, como cualquier petrolera, requiere tener una generación propia y una distribución propia dentro de su campo para poder alimentar todo su equipamiento. Eso es natural y forma parte del proceso productivo que se vaya a hacer, por lo tanto creemos que no es necesario para nada indicar en el estatuto algo que es inherente a la producción de hidrocarburos”, afirmó.

“Sobre todo hay dos palabras que nos preocupan mucho, que son ‘distribuir y comercializar’. Ese es el principal problema que nos afecta directamente, además de que no vemos necesario poner esto en el estatuto”, remarcó.

 

Inversiones futuras afectadas

 

García agregó que “otro aspecto en el que nos vemos afectados es la posibilidad futura del interconectado y la generación en boca de pozo, que es necesario para la provincia. En la situación en la que estamos en el mundo y en el país, implica hacer inversiones de 300 ó 600 millones de dólares y no es fácil sobre todo para una empresa que quiere desarrollar esto después de desarrollar hidrocarburos, es decir que estamos hablando de un tiempo considerable para llegar a esa etapa”.

“Nosotros ya hemos trabajado en el interconectado y a fines de 2015 en el gobierno de Cristina Kirchner estuvimos a punto de conseguir la interconexión, porque estaban los pliegos licitatorios, y se puso en un plan nacional esa interconexión. Luego no prosperó y nos quedamos sin interconectado. Hoy la oportunidad de un interconectado, con el costo que tiene, sería a través de una inversión privada, que la va hacer para tener una ganancia y no va a ser gratis para nadie”, alertó.

“La generación en boca de pozo va a llevar otros 300 millones probablemente. Es algo que deseamos y la Cooperativa ha participado en el proyecto, pero lo vemos de acá a muchos años. La pregunta es para qué vamos a dejar esta herramienta a disposición de cualquier interés mezquino durante tanto tiempo, cuando en este momento no es necesaria para ningún desarrollo de Terra Ignis. No lo necesita para los hidrocarburos ni para ninguna acción eléctrica hasta dentro de 7 u 8 años”, sentenció.

“Lo que proponemos es que esta frase se elimine del estatuto de la empresa. Cuando la empresa haya madurado y esté en condiciones de entrar en el mercado eléctrico, si nos incorporamos al interconectado nacional, va a haber situaciones que se van a poder definir mucho mejor. Esta posibilidad estatutaria se podría agregar en el momento en que la empresa lo necesite en el futuro, y no dejar una herramienta que nos pone junto con la DPE a merced de cualquiera que quiera utilizarla con otro fin”, dijo.

“La Cooperativa no solamente trabaja en Río Grande, tenemos gente capacitada para no depender de nadie y hemos desarrollado modificaciones de las turbinas con ingeniería propia, solamente comprando el hardware que no podemos fabricar. La Cooperativa es líder en energía eólica, porque la ha empezado a investigar y generó un mapa eólico de la zona norte, con información recopilada en más de cinco o seis años. Hemos propuesto y desarrollado un  parque eólico con ingeniería de la Cooperativa, que estuvo hace un par de años en el Fideicomiso Austral. Estuvimos a punto de generar energía eólica en la zona norte y cambiar la matriz energética, pero otra vez lo impidieron los problemas económicos”, lamentó.

“Nuestro proyecto maduró, empezamos a  buscar una solución más integral, y le hemos dejado una carpeta a cada bloque con un proyecto que estamos desarrollando con una empresa finlandesa pero con ingeniería local, para poder generar energía eólica, energía térmica más eficiente y preparar a Río Grande y Ushuaia para la interconexión. Es una solución que no tiene que esperar ocho años, sino que resuelve el problema energético de la provincia de Tierra del Fuego dentro de seis meses o un año, con el objetivo de lograr la interconexión de las ciudades, usando la energía eólica para que sea aprovechada por toda la provincia”, precisó sobre la inversión en marcha que podría truncar Terra Ignis.

“Nosotros le deseamos lo mejor a la empresa a nivel de hidrocarburos, pero esta cláusula pone en riesgo toda esta preparación y este trabajo que hacemos en la Cooperativa. Si esta cláusula queda, la expansión de la Cooperativa Eléctrica no se va a dar, porque está abierta la posibilidad de un reemplazo directo. Nosotros distribuimos y comercializamos, ahí reside nuestra preocupación y es como tener un revólver cargado, donde depende quién lo tenga en la mano. Si alguien me quiere matar, la herramienta la tiene, y nos da inseguridad a los que trabajamos en la Cooperativa, porque vamos  a vivir con una espada en la cabeza hasta tanto se resuelva cuál va ser la función de la empresa en el campo eléctrico”, argumentó.

Más allá de las objeciones, reiteró que “nosotros tenemos la intención de colaborar, porque nadie conoce tanto como la gente que trabaja en la Cooperativa”, concluyó García.