Breves
El municipio de Río Grande profundiza acciones para reducir la producción de gases de efecto invernadero.
El municipio de Río Grande profundiza acciones para reducir la producción de gases de efecto invernadero.

En Río Grande buscan bajar el ‘efecto invernadero’

En el marco del Pacto de Alcaldes por el Cambio Climático que suscribió el Municipio de Río Grande hacia fines del año pasado, la Secretaría de Producción y Ambiente inició un trabajo de diagnóstico, evaluación y remediación para reducir la producción de gases de efecto invernadero en la ciudad.

La titular del Área Sonia Castiglione comentó al respecto que “la intención fue asumir un compromiso en conjunto con otras ciudades del mundo para intervenir en distintos factores que intervienen en la producción de gases de efecto invernadero, para reducir estas emisiones y cuidar el medio ambiente”. “A través del área de Relaciones Internacionales tomamos contacto con los responsables de este programa y nos convertimos en la tercera ciudad del país en suscribir a este convenio junto a Buenos Aires y Córdoba”, subrayó.

Asimismo, indicó que “a partir de ese momento se inició un largo trabajo técnico con la colaboración de empresas e instituciones vinculadas a la producción de energía, expendio de combustible y disposición de residuos para cumplimentar la primera etapa de medición y evaluación de los gases que estamos emitiendo”. “En el mes de abril pudimos cumplir este inventario que ya fue elevado a los equipos técnicos internacionales y ahora iniciamos la etapa de planificación de acciones para lograr una reducción en esas emisiones”, detalló.

Por su parte, la directora de Ecología y Medioambiente, Ing. Marcela Argüello, explicó que “la primera etapa de este trabajo se realizó en conjunto con empresas colaboradoras que nos dieron los datos e insumos para completar el inventario de gases”. “Existen tres tipos de emisiones: las generadas por emisión estacionaria en la industria, comercios y viviendas particulares; las generadas en el transporte y las generadas a partir del tratamiento de residuos. En el caso de Río Grande el 65% corresponden al primer tipo, el 17% al segundo y el 18% al tercero”, informó.

Argüello recalcó además que “el total de emisiones que pudimos constatar es de 806 mil toneladas de dióxido de carbono por año, un número que deberemos reducir a partir de la elaboración de un plan y su ejecución”.

“Esto requerirá el involucramiento de todas las instituciones y de todos los vecinos, por lo cual cobra mayor dimensión la firma del Pacto Ambiental en el cual muchísimos vecinos nos comprometimos a hacer un esfuerzo y cambiar conductas para cuidar la naturaleza y mejorar las condiciones de nuestro medio ambiente”, concluyó.