Breves
dora sanchez2

UTDA

Empleadas domésticas obtuvieron aumento

La Unión de Trabajadores Domésticos y Afines (UTDA), en el marco de la discusión paritaria para este año, consiguió un 24 % en dos cuotas iguales. El 12% a partir de junio y el restante en diciembre. También incluye el aumento del 20% por zona patagónica. Es uno de los sectores con mayor empleo no registrado. La delegada en Tierra del Fuego manifestó que muchos empleadores “además de los despidos -se estiman más de 500- no quieren pagar el aumento”.

 

Sobre la situación general del sector, Dora Sanchez, delegada de UTDA en Tierra del Fuego, manifestó que a “las que están negro las despiden, a las que están blanco les dicen que les quieren bajar la hora y los empleadores no entienden que también tienen que pagar la liquidación final”. Aseguró que son las principales denuncias que recibe y agregó que muchos empleadores “además de los despidos el aumento no lo quieren pagar”.

 

En diálogo con el programa “Desde las Bases”, Sanchez manifestó: “Les pido a las chicas que están blanqueadas, para conformar el sindicato en la provincia. Así nos podemos regir por valores provinciales, porque por ahora nos tenemos que regir por valores que son de Buenos Aires. Hay mucho miedo de participar porque se las despide, pero somos trabajadoras de trabajadores y todos tienen un aumento en paritarias”, remarcó.

 

Después recordó que “Hay una Ley, la 26.844, que nos regula y que hay que cumplir, hay muchos que llevan las banderas de Ni una Menos pero tienen a sus empleadas en negro” cuestionó Dora Sanchez.

 

La ley 26.844, sancionada en 2013, establece un Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares. En él se contemplan las condiciones del trabajo doméstico. Se fija un piso salarial por hora, se establecen 5 categorías en las que se diferencian las tareas de limpieza, de cuidado de persona, de supervisión o personal a cargo, y de mantenimiento u otras tareas que requieren capacitación específica o idoneidad.

 

Además de la Ley Nacional, la Comisión Nacional de Trabajo para el Personal de Casas Particulares, estableció en 2016, un piso salarial, con un promedio de 65 pesos por hora para las diferentes categorías. Esta normativa también establece las contribuciones que debe pagar mensualmente el empleador: entre 12 y 35 pesos mensuales, y una cuota de riesgo de trabajo que va desde los 120 a los 230 pesos mensuales, según la cantidad de horas semanales que trabaje el empleado a cargo.

 

Para que esta ley se aplique efectivamente en nuestra Provincia, es necesario que 15 trabajadoras en blanco se agrupen. Éste es el objetivo de Dora Sánchez, quien hace más de 20 años vive en la Isla y asegura que la situación general que atraviesan es muy difícil, sobretodo porque “la mayoría de los puestos de trabajos dependen de los operarios de las fabricas”. Según datos de Industria de la Provincia, en el sector industrial se perdieron cerca de tres mil puestos en comparación con el primer cuatrimestre del año pasado.