Breves
El Juez de Instrucción Daniel Cesari Hernández elevó al Tribunal de Juicio el caso del brutal crimen de Gladys Beatriz Moledo ocurrido en septiembre pasado.
El Juez de Instrucción Daniel Cesari Hernández elevó al Tribunal de Juicio el caso del brutal crimen de Gladys Beatriz Moledo ocurrido en septiembre pasado.

Elevan a juicio el caso del brutal crimen de Gladys Moledo

Tras solo siete meses de proceso, el Dr. Daniel Cesari Hernández, Juez de Instrucción de Río Grande, remitió al Tribunal de Juicio -este martes a la mañana- la causa del asesinato de la vecina Gladys Moledo, ocurrido a principios de septiembre del año pasado. Son cuatro los imputados, tres personas mayores y un menor. También, el magistrado remitió la causa al mismo tribunal del caso por lesiones agravadas por el vínculo y violencia de género donde el imputado también está con preventiva. Esta es una causa tramitada en menos de cuatro meses de proceso.

Río Grande.- Finalmente el sonado caso del asesinato de la vecina Gladys Beatriz Moledo fue elevada al Tribunal de Juicio tras solo siete meses de instrucción por parte del magistrado actuante, el Dr. Daniel Cesari Hernández.

Cabe destacar que son cuatro los imputados (tres con prisión preventiva y un menor), Gastón Eduardo Blanco, Juan Ramón Gómez, José Gómez y un menor que por obvias razones legales, su nombre se mantiene en reserva.

Asimismo, otra causa, en este caso sobre violencia de género ocurrido en Tolhuin, fue remitida al mismo tribunal e involucra a Víctor Hugo González.

Esta segunda causa es por lesiones agravadas por el vínculo y violencia de género donde el imputado también está con prisión preventiva. Es una causa tramitada en menos de cuatro meses.

Desde el Juzgado destacan que en ambas causas se resuelve la instrucción en tan corto lapso, ya que los tiempos de tramitación en estos casos son muy importantes y en este aspecto el magistrado actuante sigue la misma línea del caso Lucena que también se tramitó rápidamente.

 

El caso Moledo

 

El martes 10 de septiembre de 2019, el cuerpo de Gladys Beatriz Moledo, de 53 años, fue hallado sin vida en el domicilio de calle Monte Independencia N° 113 de la Margen Sur de Río Grande.

El hecho fue descubierto en las primeras horas de ese martes, oportunidad en que el esposo de la víctima, de 54 años, llegó al para ingresar a la casa. El hombre debió forzar la cerradura y allí, encontró a su mujer, quien yacía en el suelo sin vida.

 

La investigación del primer día

 

Según las crónicas de distintos medios de comunicación, la víctima se encontraba en el mismo domicilio, junto a su nieto, un pequeño de no más de dos años de edad, el que se encontraba en otra de las habitaciones de la casa. Profesionales médicos revisaron al niño corroborando que, aunque estaba bien de salud, se había visto afectada su voz, de tanto llorar.

División de Policía Científica realizó las pericias de rigor para colaborar con la investigación que incluyó un operativo en busca del arma homicida, diligencias que fueron llevadas adelante por efectivos de Comisaría Cuarta y Policía Científica. Los trabajos de rastrillajes se realizaron en inmediaciones de la vivienda donde se produjo el asesinato de Gladys Moledo.

Tras las tareas de investigación se recorrió las casas lindantes, veredas y patios tratando de localizar el arma homicida, ya que tras el allanamiento no se logró dar con el mismo.

Finalmente, en una esquina a escasos metros de la planta de gas entre la intersección de calle Gran Malvina, se encontró un teléfono celular. Mientras que, en la otra esquina, de este mismo sector, se localizó un cuchillo tipo ‘Tramontina’.

Al momento de realizar el test orientativo por parte de Policía Científica, el cuchillo arrojó un resultado negativo. A pesar del resultado negativo, el mismo fue secuestrado como prueba para peritaje.

De igual manera, en la vivienda de Paso de los Libres 100 se encontró un segundo teléfono celular, todos estos elementos son resguardados en relación a la causa.

 

La autopsia reveló que Gladys Beatriz Moledo recibió 9 puñaladas

 

El Juez de Instrucción de la causa, el Doctor Daniel Césari Hernández, confirmó que Gladys Beatriz Moledo recibió 9 puñaladas. A la víctima le perforaron la aorta, los pulmones, el tracto digestivo y el corazón.

La autopsia realizada por el perito forense confirmó que Gladys Moledo de 53 años, murió como producto de 9 puñaladas que le asestaron en distintas partes del cuerpo.