Breves
Al plantar el árbol Arcando vaticinó que “la paz va a nacer desde el fin del mundo, como lo anunció el Papa cuando asumió”, y aseguró que “en eso estamos trabajando todos".
Al plantar el árbol Arcando vaticinó que “la paz va a nacer desde el fin del mundo, como lo anunció el Papa cuando asumió”, y aseguró que “en eso estamos trabajando todos".

El Vicegobernador presidió el acto de Plantación del Olivo por la Paz

El vicegobernador Juan Carlos Arcando presidió este miércoles en Ushuaia el acto de Plantación del Olivo por la Paz, realizado en el predio posterior de la Casa de Gobierno, en el marco del Día Internacional de la Paz establecido en 1981 por las Naciones Unidas como una celebración anual (cada 21 de septiembre) de no violencia y cese del fuego a nivel mundial.

El evento –cuyo lema para este 2017 fue “Juntos por la paz, respeto, seguridad y dignidad para todos”- fue organizado entre la Fundación Pontificia “Scholas Ocurrentes” creada por el Papa Francisco y el Gobierno de la Provincia; y fue declarado de “Interés Provincial”, vía decreto 2660/17 firmado por el Vicegobernador.

 

“Un día muy especial”

 

“Hoy es un día muy especial” sostuvo el Presidente de la Legislatura Provincial, quien anotó que “entre todos hemos realizado la plantación de tres olivos que tienen un significado, que es la paz”, para agregar que “uno quedará en Ushuaia, otro irá a Tolhuin y el tercero a Río Grande”.

Arcando vaticinó que “la paz va a nacer desde el fin del mundo, como lo anunció el Papa cuando asumió”, y aseguró que “en eso estamos trabajando todos”.

El Vicegobernador agradeció “a la Gobernadora, por haber confiado en mí para llevar adelante el ‘2º Congreso Interreligioso e Intercultural por la Paz’ que se va a realizar en nuestra Provincia, en noviembre próximo, donde van a estar todos los credos presentes, para hablar del camino a la paz”.

 

Un tema que está “en la agenda de nuestro Gobierno”

 

“Estamos muy contentos porque se trata de un acto simbólico relacionado con nuestra agenda de gobierno, ya que nuestra gobernadora Rosana Bertone permanentemente nos insta a trabajar de manera conjunta y colaborar para que en la Provincia haya paz y armonía”, expresó la secretaria de Culto y Pueblos Originarios, Verónica Peralta.

 

La paz de Dios

 

Tras señalar que “el olivo es el símbolo de la paz y del amor de Dios”, Monseñor Miguel D’Anibale señaló que “nosotros podemos trabajar por la paz porque Dios es paz y es amor; y eso es lo que tenemos que construir nosotros, abriéndonos más y más de Dios en nuestras vidas”.

“No puedo creer estar acá” expresó Domingo Romano, de la “Fundación Scholas Ocurrentes”, quien destacó que “esto es un sueño para nosotros, porque cuando nos convocó (el Papa) Francisco para hacer este himno denominado ‘Sembradores del Encuentro’, con el objetivo de poder realizar este gesto interreligioso de encuentro para todos los seres humanos, jamás pensamos que estaríamos acá”.

Consideró que “Tierra del Fuego se ha vuelto un faro de la paz” porque “tuvimos el honor de haber visto, hace muy poquitos días, al Vicegobernador de la Provincia en la Cancillería Argentina anunciando que en noviembre se realizará en Ushuaia en ‘2º Congreso Interreligioso e Intercultural por la Paz’; así que estamos muy felices, y ojalá que esto nos sirva para poder encontrarnos cada vez más entre todos, dejando de lado nuestras diferencias”.

Del acto participaron el Administrador Episcopal de Santa Cruz y Tierra del Fuego, Miguel Ángel D’Anibale; el ministro de Gobierno, José Luís Álvarez; la secretaria de Culto y Pueblos Originarios, Verónica Peralta; el secretario de Cultura, Hugo Santos; el representante de la “Fundación Pontifica de Scholas Ocurrentes”, Domingo Romano; integrantes de la “Asociación Civil Generarte”, el presidente del Concejo Deliberante de Tolhuin; Francisco Oliva; y la edil de ese Municipio Yanet Alderete Gallardo.

Además estuvo presente el Coro de Niños de Ushuaia, quienes junto a Domingo Romano y Chacho Garabal, entonaron el himno “Sembradores del Encuentro”, compuesto por los dos nombrados.