Breves

El Senado convirtió en ley el primer Presupuesto de la era Macri

El Senado dio este miércoles la aprobación final al proyecto de Presupuesto para el 2017 con 59 votos afirmativos y 8 negativos. El proyecto, que se convertirá en ley con la firma de Macri, prevé para el año próximo una inflación anual del 17%, un tipo de cambio promedio de $17,92 por dólar y un déficit comercial de u$s1.866 millones. Busca reducir el déficit fiscal al 4,2% del Producto Interno Bruto y puso un tope a los «superpoderes».

Con amplia mayoría, el Senado aprobó el Presupuesto 2017 con 59 votos a favor y 8 en contra, teniendo en cuenta que el mismo había sido aprobado en Diputados a principios del mes pasado, convirtiendo en ley el proyecto de Presupuesto 2017 de la Administración Pública Nacional, junto con la reforma a la Ley de Administración Financiera que le pone límites al Poder Ejecutivo al momento de reasignar las partidas presupuestarias.

El debate de ambas iniciativas comenzó pasado el mediodía y la discusión se extendió por espacio de casi siete horas.

La reforma a la Ley de Administración Financiera o «superpoderes», en tanto, recibió 60 votos positivos y 5 rechazos.

El Presupuesto 2017 contempla un gasto total superior a los $2 billones de los cuales el 64% se destinará a servicios sociales y a un ambicioso programa de obras públicas y el 10% a la deuda pública.

El proyecto, que se convertirá en ley con la firma de Macri, prevé para el año próximo una inflación anual del 17 por ciento, un tipo de cambio promedio de 17,92 pesos por dólar, un déficit comercial de 1.866 millones de dólares, un crecimiento de la economía del 3,5%, el dólar a $18 dentro de un año, un déficit fiscal de 4,2% y un gasto global de $2.363.619.870.574.

En tanto la modificación a la Ley de Administración Financiera fija un tope del 7,5% del monto general de gastos previstos en el proyecto de Presupuesto 2017 para que el Poder Ejecutivo redistribuya partidas durante el corriente año. A partir de 2018, ese límite a los llamados “superpoderes” bajará al 5% del Presupuesto.

El miembro informante del oficialismo, el senador por Mendoza, Julio Cobos, fue el encargado de precisar las principales cifras del proyecto, mientras que el representante del bloque mayoritario de la oposición, el kirchnerista Juan Manuel Abal Medina, adelantó el apoyo en general a la iniciativa, aunque formuló cuestionamientos a las previsiones económicas que contiene la norma enviada por el Poder Ejecutivo.

«Este presupuesto es novedosamente realista, se construyó sobre una base firme y confiable como nuestro gobierno», dijo la senadora oficialista Pamela Verasay durante el debate.

«Supone un ajuste de la economía que entendemos como excesivo», dijo por su parte Juan Manuel Abal Medina, senador y presidente de la comisión legislativa de Presupuesto, quien sin embargo votó a favor de la medida para colaborar con el Gobierno.

Los senadores opositores indicaron que su acompañamiento al Presupuesto 2017 es por una cuestión de “responsabilidad”, pero cuestionaron el nivel de endeudamiento en moneda extranjera, que ronda los u$s45 mil millones.

«Supone un ajuste de la economía que entendemos como excesivo», dijo Juan Manuel Abal Medina, senador y presidente de la comisión legislativa de Presupuesto, quien sin embargo votó a favor de la medida.

Como miembro informante del oficialismo y vicepresidente de la Comisión de Presupuesto, el mendocino Julio Cobos sostuvo que “las metas que está proponiendo el Gobierno tienen que ver con la reducción gradual del déficit fiscal hasta recuperar el superávit”.

También duro fue José Mayans (FpV-Formosa), quien apuntó que en el primer año de la gestión de Mauricio Macri hubo una «devaluación violenta», «tarifazo» y «pérdida de empleo» y que como consecuencia «millones de argentinos pasaron a la pobreza». El formoseño acompañó el proyecto en la votación en general pero en contra en la particular en algunos artículos.

Para evitarse alguna sorpresa de último momento, la Casa Rosada con el ministro del Interior Rogelio Frigerio a la cabeza mantuvo contacto en las últimas horas con gobernadores y senadores clave del FpV. En los últimos días la relación entre el oficialismo y la principal bancada opositora se enrareció y el Gobierno quiso evitar que se le complicara la sanción de la Ley de Presupuesto.