Breves
El secretario de Gobierno del Municipio de Ushuaia, Omar Becerra, indicó que con la conciliación obligatoria comenzarán “de fojas cero” a dialogar con los sindicatos, con la mediación del Ministerio de Trabajo.
El secretario de Gobierno del Municipio de Ushuaia, Omar Becerra, indicó que con la conciliación obligatoria comenzarán “de fojas cero” a dialogar con los sindicatos, con la mediación del Ministerio de Trabajo.

El secretario Omar Becerra prevé empezar de fojas cero

El secretario de Gobierno del municipio de Ushuaia aseguró que las asambleas de los trabajadores eran en realidad un paro y así lo entendió el Ministerio de Trabajo al dictar la conciliación obligatoria. Ahora empezarán a discutir paritarias “de fojas cero” y por el momento no hay ninguna propuesta de recomposición de parte del Ejecutivo. Cuestionó las medidas de fuerza y justificó la decisión de recurrir a la cartera laboral, porque “no se estaban respetando los derechos de los contribuyentes”, dijo.

Ushuaia.- El secretario de Gobierno del Municipio de Ushuaia, Omar Becerra, indicó que con la conciliación obligatoria comenzarán “de fojas cero” a dialogar con los sindicatos, con la mediación del Ministerio de Trabajo.

Por FM Del Sur, explicó que se recurrió a la cartera laboral ante la imposibilidad de brindar atención al público por las medidas de fuerza.

“El estado de asamblea terminó siendo una jornada prácticamente completa, sin actividad en la Municipalidad, por eso quien habla envió una nota al Ministerio de Trabajo a los efectos de solicitar una audiencia para analizar esta situación, y el Ministerio nos dio la posibilidad de la audiencia”, señaló.

El encuentro se realizó el martes y participaron autoridades municipales, de la cartera laboral y dirigentes sindicales. “Luego de un pormenorizado análisis, el ministerio entendió que no estábamos equivocados y dictó la conciliación obligatoria. Esto implica empezar de fojas cero”, sostuvo.

Planteó la situación compleja del país, de la que no escapa ni la provincia ni el municipio, y dijo que “el reclamo de los trabajadores se entiende, pero hay que sentarse en una mesa con responsabilidad. El municipio necesita atender las necesidades de la población, desde el trámite de un carnet de conducir hasta la autorización de obras, porque es muy amplio lo que representa el municipio”, dijo, lamentando que los sindicatos “hayan convertido a los vecinos en rehenes, causándole muchos inconvenientes”.

Becerra negó que el Ejecutivo se haya cerrado al diálogo con los gremios. “Siempre hay diálogo y lo expresamos desde el primer día que asumió Walter Vuoto”, manifestó, si bien al momento de responder sobre el ofrecimiento de recomposición salarial, no adelantó ningún porcentaje.

“Decir cualquier cifra o porcentaje abre expectativas que después no se pueden cumplir o no son de la satisfacción de los que están requiriendo la recomposición. Los funcionarios de Economía de la ciudad de Ushuaia, con el área de Legales y de jefatura de gabinete están llevando adelante esta situación minuto a minuto, y seguramente en la próxima reunión se sentarán con los representantes municipales para ir resolviendo algunas cuestiones”, estimó.

Respecto de la conciliación obligatoria, recordó que hay “15 días hábiles” para llegar a un acuerdo, y advirtió las consecuencias para los gremios que no la acaten, dado que la herramienta prevé sanciones. “Si alguna organización no cumple con esta decisión del Ministerio de Trabajo, no le va a resultar satisfactorio del punto de vista de la representatividad de la organización que los nuclea”, dijo.

De parte del Ejecutivo, se decidió ayer con sus representantes legales hacer una ampliación del pedido original a otros gremios con injerencia en los trabajadores municipales, “para que sean tenidos en cuenta a la hora de sentarse a la mesa, con lo cual estaría representada casi la totalidad del universo de los empleados municipales que tienen que cumplir con esta decisión del Ministerio de Trabajo”, expresó.

Los representantes de los trabajadores “saben que son pasibles de sanciones y que esto tiene un solo objetivo, que es ver que las partes se sienten y encuentren los mecanismos adecuados para resolver la problemática”, dijo de la conciliación.

Aclaró que no se llegó a esto “por falta de diálogo, porque el municipio siempre estuvo conversando con los trabajadores. Se llegó a esta situación porque no se estaban respetando los derechos de los contribuyentes. Ahora nos sentaremos con un árbitro que nos permita canalizar las distintas situaciones y encontrar la mejor salida”, confió.