Breves
Foto gentileza José Guillermo Zalazar.
Foto gentileza José Guillermo Zalazar.

El rompehielos Almirante Irízar amarró en Ushuaia

El emblemático navío amarró a las 17:10 de este sábado y tiene previsto permanecer hasta el 16 de octubre venidero. Tras una década del devastador incendio que lo destruyó en abril de 2007, vuelve a amarrar en el Puerto de Ushuaia. El Rompehielos Almirante Irízar fue recibido por Jorge López, secretario de asuntos relativos a la Antártida. 

Este sábado a las 17:10, después de más de diez años, volvió a amarrar en el Puerto de Ushuaia el rompehielos Almirante Irízar, tras el incendio devastador que lo dejara inactivo tras una campaña antártica, el 10 de abril de 2007.

“Todo este tiempo sin navegar fue un tiempo que perdió la Argentina, sumado a los costos altísimos que significó abastecer la Antártida por otros medios”, explicó el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

La reparación del Irízar tuvo un costo aproximado de US$ 284 millones, incluidos los US$ 137 millones destinados al alquiler de buques polares extranjeros en las sucesivas campañas antárticas.

Durante esta navegación se pondrá a prueba la performance de la unidad, al mando del Capitán de Fragata Maximiliano Mangiaterra, exigiendo al máximo el rendimiento de cada uno de los sistemas y ajuste de roles de las diferentes operaciones que realiza la unidad en navegación.

Estas pruebas se enmarcan en el adiestramiento y alistamiento del buque previo a futuras Campañas Antárticas.