Breves
El delegado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del Municipio de Ushuaia, Oscar Souto, reapareció en los medios luego de haber dejado la jefatura de gabinete para defender la figura de Walter Vuoto como futuro presidente del justicialismo fueguino.
El delegado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del Municipio de Ushuaia, Oscar Souto, reapareció en los medios luego de haber dejado la jefatura de gabinete para defender la figura de Walter Vuoto como futuro presidente del justicialismo fueguino.

“El que conduce el peronismo en Tierra del Fuego es Walter Vuoto”

El delegado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del Municipio de Ushuaia tomó posición dentro de la interna peronista y coincidió con otros referentes de Ushuaia en que el intendente capitalino es el jefe político del partido. Dijo comprender las posturas en la zona norte, donde no consideran oportuno hablar de internas por la situación sanitaria, y aseguró que Vuoto “no va a forzar” las elecciones. En caso de haber aspiraciones de peronistas de Río Grande a la conducción, planteó que los afiliados van a decidir e insistió en que “hoy no veo mejor candidato que Walter Vuoto, y lo ha demostrado con una gestión que fue renovada con más del 55% de los votos”.

Río Grande.- El delegado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del Municipio de Ushuaia, Oscar Souto, reapareció en los medios luego de haber dejado la jefatura de gabinete para defender la figura de Walter Vuoto como futuro presidente del justicialismo fueguino.

Respecto de su actividad actual, explicó que permanece en su domicilio y sólo ha concurrido un par de veces a la delegación, por alguna urgencia, ante la situación sanitaria que se vive en Buenos Aires y el AMBA. No obvió críticas al macrismo por las diferencias de criterio con el kirchnerismo: “Hay malas muestras de buena voluntad que da el gobierno de la ciudad, se ven aumentar los casos día a día y hay un nivel de inconciencia muy grande. Cuando el ministro Daniel Gollán dijo que esto se iba a expandir como una mancha de aceite y que iba a llegar a Córdoba y Santa Fe, algunos medios y políticos opositores se la agarraron con él; pero no es la opinión de cualquiera, porque es el Ministro de Salud de la provincia más grande y lo peor en este caso es que tiene razón. Tanto Córdoba como Santa Fe, y particularmente Rosario, están con una situación cada vez peor, duplicando cada ocho o diez días los casos. Se ha expandido a muchos municipios que no tenían casos; y hay casos extremos en Mendoza, Jujuy, Río Negro. En la ciudad de Buenos Aires, mientras el gobierno preparaba las mesas en las calles de San Telmo, los terapistas estaban pidiendo por favor que los cuiden, porque los están dejando solos. Están en una situación insostenible y, los que no se enferman de COVID, tiene un nivel de estrés que provoca bajas a diario tanto en la salud pública como en la privada”, planteó a Radio Provincia.

Consultado sobre su actividad, aclaró que no está “como en los cuatro años anteriores en la cuestión diaria del municipio, y mi trabajo acá se ve reducido. Ahora tenemos la casa cerrada, porque hay personal de riesgo, gente que no vive en la Capital y se le hace difícil el traslado. Yo he ido un par de veces este tiempo para firmar algún papel o atender alguna cuestión muy urgente, pero todo el trabajo lo hago desde mi casa, como la mayoría. Por supuesto que hablo con el intendente y estoy al tanto de lo que está ocurriendo en la ciudad de Ushuaia y en la provincia”, dijo.

 

Vuoto, figura excluyente

 

El funcionario expresó su apoyo a Walter Vuoto para la presidencia del PJ, en coincidencia con referentes de Ushuaia y pese a las críticas desde Río Grande, donde consideran inoportuno que se hable de la interna en la situación sanitaria que se vive.

“Las dos posiciones reflejan situaciones distintas de la provincia. La zona norte está muy complicada y yo también hablo con el intendente Martín Pérez, porque somos parte de un espacio político común. Entiendo la situación, he escuchado al compañero ‘Chiquito’ Martínez y es lógico que en el marco de esta situación sanitaria que atraviesa Río Grande los compañeros tengan como prioridad este tema, estén o no en el gobierno, porque la cabeza está puesta en salir de esta terrible situación sanitaria”, expresó.

“También hay compañeros que se han expresado, atento a que hay un fin de mandato en el PJ y hay una figura que es absolutamente excluyente por su nivel de llegada a los afiliados peronistas y a la población en general. Ha trascendido las fronteras de Ushuaia, porque cada vez que íbamos a Río Grande con el intendente Vuoto, veíamos la repercusión y el cariño que despierta la figura de Walter, tanto en los peronistas de Río Grande como de Tolhuin. Esto es altísimo y muchos legítimamente plantean lo que ya es realidad”, sentenció.

“La figura excluyente del peronismo en la provincia de Tierra del Fuego es Walter Vuoto y hay compañeros que, mirando el calendario, piensan que hay que hacer efectivo lo que la realidad indica. Si me preguntan a mí, por supuesto que lo comparto”, manifestó.

“Creo que las elecciones se van a tener que dar cuando esto sea posible, con condiciones sanitarias que no pongan en riesgo la vida de ningún fueguino. Yo hablo con Walter Vuoto, lo conozco, y no está en su cabeza forzar una elección”, aseguró.

Hizo referencia a las declaraciones de Mario Daniele sobre el intendente capitalino. “Él dijo que los peronistas intuitivamente sabemos quién conduce y el que hoy conduce el peronismo en la provincia de Tierra del Fuego es Walter Vuoto”, enfatizó.

“Después puede haber otros compañeros que legítimamente tengan aspiraciones y está bien. La lista única es una alternativa pero no es la única. Yo prefiero que haya elecciones, porque eso legitima más al que gana. El que pierde debe entender que hay tiempo para otras elecciones. En la vida de cualquier político generalmente son más las elecciones que pierde que las que gana. Un ejemplo es la carrera de Juan Manuel de la Sota, que era claramente el jefe político del peronismo en Córdoba, y perdió tres elecciones consecutivas. Se presentó a una cuarta y la ganó. Siempre siguió trabajando por el peronismo. Walter ha ganado algunas elecciones consecutivas pero también ha perdido en el 2007, pero no se fue a la casa y siguió trabajando. Hoy está donde está a fuerza de trabajo, de militancia y también por escuchar y abrirle la puerta a todos”, destacó.

“La conformación de su gabinete es una muestra hacia afuera de cómo actúa Walter Vuoto y hacia adentro del peronismo es exactamente igual que con el resto de las fuerzas políticas. Él ha entendido que no hay enemigos. Puede haber miradas diferentes. En la política el enemigo es aquel que tira piedras en lugar de sentarse a discutir, y esto lo estamos viendo en los que quieren sacar rédito político y desprecian una epidemia que está costando miles de muertos y quieren especular. Tenemos ejemplos en la ciudad y la provincia de Buenos Aires, de pretendidos dirigentes nacionales que estuvieron haciendo marchas hasta hace 20 días y hoy están internados por COVID. Encima no se hacen cargo de lo mal que hicieron, como lo que hace Patricia Bullrich. Uno desea que se recupere y la conozco personalmente desde el ’84, pero ahí está. Ha provocado que centenares de personas salieran inconscientemente a la calle en esta situación”, responsabilizó.

“Todo el mundo sabe lo que ha trabajado Walter para evitar que la pandemia afecte en peor medida a los vecinos de Ushuaia. Sigue teniendo la guardia en alto y sé que no se va a apurar ni va a forzar la elección. No va a salir de Walter Vuoto forzar una candidatura, independientemente de que esté terminando el mandato de Rosana Bertone dentro de pocos días”, ratificó.

Consultado sobre las aspiraciones de referentes de la zona norte de que el futuro presidente sea de Río Grande, dijo que “el presidente del PJ fueguino puede salir de cualquier afiliado peronista de las tres ciudades, siempre y cuando los afiliados lo voten. Siempre me pareció negativa la confrontación de dos ciudades que están separadas por 200 kilómetros. Obviamente cualquier compañero de Río Grande, si piensa que está capacitado, tiene derecho a candidatearse como presidente del PJ. Ushuaia no tiene la exclusividad sobre las candidaturas del partido. Si dentro de la estructura del PJ alguien lo quiere hacer, no hay problema, pero no me parece atinada esta confrontación respecto de si es de Río Grande o de Ushuaia el futuro presidente. Será el que los compañeros piensen que es el mejor”, indicó.

“Yo no veo hoy en toda la provincia un dirigente que tenga la capacidad de conducir al peronismo como Walter Vuoto. Esto no invalida las ambiciones justas de cualquier compañero, sea de donde sea. Hay un sistema de elecciones internas y el que piense que es mejor que Walter Vuoto se presentará. Los afiliados van a crecer, porque los peronistas están muy activos y el gobierno de Alberto Fernández ha influido para darles más esperanza. Hay una actividad importante y en ese marco insisto en que para mí el mejor candidato es Walter Vuoto y lo ha demostrado con una gestión que fue renovada con más del 55% de los votos. Sigue trabajando como nadie y ha conseguido mayores consensos en otras fuerzas políticas”, expuso.

“Los tres intendentes están trabajando como nunca en unidad, y para mí por lejos el mejor candidato es Walter Vuoto. Esto no invalida que cualquier compañero que piense que tiene capacidad se presente. Luego los afiliados decidirán en el momento en que se puedan hacer las elecciones. En algún momento esto va a pasar y Walter tiene el derecho a presentarse como lo que es en realidad: la figura más importante del PJ en Tierra del Fuego”, concluyó.