Breves
El presidente de la Dirección Provincial de Vialidad, Edgardo “Quique” Sandri, hizo una evaluación por Radio Universidad 93.5 de la labor realizada en temporada estival y adelantó cómo se preparan para el invierno.
El presidente de la Dirección Provincial de Vialidad, Edgardo “Quique” Sandri, hizo una evaluación por Radio Universidad 93.5 de la labor realizada en temporada estival y adelantó cómo se preparan para el invierno.

El presidente de Vialidad Provincial hizo un balance positivo de los meses de gestión

El presidente de la Dirección Provincial de Vialidad, Edardo “Quique” Sandri, afirmó que se han resuelto problemas históricos en la provincia y destacó el nivel de trabajo que se viene desarrollando en distintas rutas fueguinas. Planteó como uno de los problemas a resolver el nivel de erosión de algunos caminos, que requieren de relleno, y aspiran a conseguir financiamiento de Vialidad Nacional. También se avanza con el puente nuevo de Radman, que ya está en la provincia, y se gestiona el financiamiento para la obra civil, que ronda los 60 millones. Otra labor importante es la colocación de cartelería que se viene realizando y de guardarrails, para mejorar la seguridad del tránsito. Está el proyecto presentado y a la espera de financiamiento para la pavimentación de la bajada del Lago Fagnano y hay buen diálogo tanto con la Asociación Rural, que ha planteado varios requerimientos, como internamente en la dependencia, donde no existen conflictos, dijo. El paso alternativo de la margen sur seguirá cerrado con tranquera, hasta tanto se resuelva el problema del alambrado.

Río Grande.- El presidente de la Dirección Provincial de Vialidad, Edardo “Quique” Sandri, hizo una evaluación por Radio Universidad 93.5 de la labor realizada en temporada estival y adelantó cómo se preparan para el invierno.

“Para mí el análisis es altamente positivo. Los fines de semana retiramos los equipos porque hay mucho tránsito y tratamos de no trabajar para evitar accidentes, pero tenemos seis máquinas trabajando en las distintas rutas de la provincia, que para Vialidad es casi histórico. De hecho esas máquinas no existían. Hemos resuelto problemas históricos y por supuesto nos falta una enormidad, pero arrancamos por el principio. La mayor dificultad es que las rutas están muy erosionadas. Uno pasa las máquinas y aunque los muchachos hacen bien el trabajo, cuando se pasa la máquina se va corriendo el material. A eso se suma el viento y el tráfico actual, que levanta mucho polvo y las rutas se van erosionando. Ese es el mayor problema de las rutas, a las que habría que aportarles material y reconstruirlas en algunos tramos. Eso tiene un costo alto y no tenemos los camiones apropiados para ese tipo de trabajo. Nuestros camiones son chicos y viejos, y no son adecuados para ese trabajo, por supuesto estamos en camino de resolverlo”, afirmó.

“Estamos bien con los pagos de nación y estamos trabajando en equipo, no tengo ninguna queja con Vialidad Nacional. Estamos pidiendo algunos presupuestos para el rellenado de estas rutas. Las que mayores complicaciones tienen hoy son la 9 y la 5, y hay que aportarles material para que no se formen huellones cuando llueve. La 5 es la que va a María Behety y la 9 es la que va de la Antena para el lago Yehuin”, precisó.

 

Nuevo puente de Radman

 

Tras señalar que en la gestión anterior con el puente de Radman “se hizo un mamarracho y ya se lo llevó el río”, dio a conocer que ya está en la provincia el nuevo puente. “Hoy si hay que cruzar, se hará vadeando el río. Ya tengo presentado el proyecto del puente en Vialidad Nacional y está a la firma del presidente para que ponga la plata. Tenemos proyectado un puente de 60 metros de longitud, de acero, con una sola mano. Se podría armar de 30 metros y de doble mano, pero el tráfico no es fluido como para que sea necesario tener doble mano. El ancho debe andar en cuatro metros y es una obra que hoy debe superar los 100 millones de pesos. Tiene dos cabezales y el problema es que hoy se puede pasar con un auto por el río, pero cuando viene el deshielo se hace un mar. Hay que hacer grandes terraplenes con aliviadores, y es una obra de movimiento de suelo importante. También es importante la obra civil, porque son muchos metros cúbicos de hormigón. La idea es hacer algo serio y definitivo. El puente ya está fabricado por Astillero Río Santiago y está actualmente en la Dirección de Vialidad en Ushuaia. Es un puente nuevo, ya lo tenemos, pero la obra civil es muy costosa y debe andar en 60 millones”, estimó.

 

Colocación de cartelería

 

También hizo referencia a la colocación de señalización en todas las rutas. “Los muchachos de señalamiento están trabajando muy bien, poniendo cartelería en todas las rutas de la provincia. Nos falta mucho pero lo primero que hemos hecho fue readaptar el galpón de la Dirección de Señalamiento, porque todo era un desorden. Los muchachos han organizado el galpón y están haciendo una planta de producción para producir carteles de verdad con materiales de primera para que perduren en el tiempo. Los carteles en general se hacen con chapa galvanizada, que no se oxida. Lo mejor es hacerlos de aluminio pero los costos se han ido a las nubes, pero con chapa galvanizada van a andar muy bien”, aseveró.

“Todos los días estamos poniendo señalamiento, guardarrails, porque si alguien se come una curva porque no está señalizada, más allá de que el juicio no prospera, a mí me hace un ruido tremendo en lo personal, así que es una cuestión moral cumplir con esta obligación”, sostuvo.

 

Pavimentación en Lago Fagnano

 

“Tenemos un camión regador que lo armamos, porque no existía, y está regando la ruta 1. El tráfico de la ruta 1, que es la bajada del Lago Fagnano, en estos días que está lindo parece la panamericana”, comparó.

Además dio a conocer la decisión de pavimentar la bajada del lago. “Tenemos hecho el proyecto, el pliego de bases y condiciones y en los próximos días se va a armar la licitación. Al día de hoy es una obra de 660 millones de pesos, con fondos nacionales. Ese pedido está hecho junto con el financiamiento para la obra de Radman, la del Parque Nacional, la obra en el río Ladrillero. Los hemos llenado de proyectos y alguno van a firmar. Yo les aseguro que les picamos los sesos, desde el gobernador a la Ministra de Obras Pública”, manifestó.

 

Pedidos de la Asociación Rural

 

Por otra parte hizo referencia al diálogo que mantienen con la Asociación Rural, que ha presentado una serie de requerimientos: “Nos hemos juntado con Pablo Canga –presidente- hace unos diez días. Cuando tomé conocimiento de que habían asumido nuevas autoridades en la Rural le mandé un mensaje a Lucila Apollinaire, que es secretaria, coordinamos una reunión y nos juntamos con Pablo y con otros estancieros. Nuestra vicepresidente estuvo reunida con Pablo en la estancia también. Han hecho varios pedidos que tengo arriba de mi escritorio y la verdad es como una Biblia. Hay que trabajar para eso, y ellos conocen los problemas que son históricos. Estamos punteando todos esos reclamos, que son válidos. Pablo es un hombre que conoce del tema y en algunas rutas que son nacionales, como la que va a Radman, trabajamos a las órdenes de Vialidad Nacional, que es la que dice las obras que hay que realizar. A veces nos plantean que no hagamos una banquina tan profunda porque se pueden caer, y hasta coincido con eso, pero ese reclamo hay que hacerlo a Vialidad Nacional, que dice de qué manera se tiene que hacer la banquina”, aclaró.

“A veces es por falta de conocimiento, porque el ingeniero que viene de Vialidad Nacional es de otra provincia, tiene otra forma de ver las cosas, pero todo se puede hablar y se puede llegar a un arreglo”, confió.

 

Preparando el invierno

 

Dado que queda marzo y termina la temporada estival, se le preguntó es cómo se preparan para el invierno: “Lo primero que estamos haciendo es replegar equipos para mandarlos a la ruta B, porque ahí tenemos una alcantarilla muy grande a unos 16 kilómetros hacia adentro de la ruta 9. Esa alcantarilla está despegada del hormigón, tiene 40 centímetros de separación, y vamos a tener un problema si no lo reparamos, porque cuando venga el agua se va a comer la alcantarilla y va a cortar la ruta. Espero que esta semana lo podamos resolver. Una situación parecida se da en el arroyo Guanaco y básicamente tenemos que hacer el destape de alcantarillas, porque están todas tapadas desde hace años. Los geólogos se pusieron a estudiarlas y han dicho que la tierra tiene 20 años adentro. El enemigo de cualquier ruta, asfaltada o de tierra, siempre es el agua. Si no las drenamos y no hay cunetas, el agua se queda en medio de la ruta y tenemos un problema. Es fundamental que trabajemos sobre eso. Además la turba trabaja como una gran esponja, eso en algunas partes favorece y en otras complica, porque aparecen los castores y generan un lagunón con miles de metros cúbicos de agua y no son suficientes los puentes y alcantarillas”, explicó.

“Tenemos infinidad de cosas por resolver pero estoy contento, porque los muchachos están trabajando con ganas y con compromiso”, valoró.

 

Sin conflictos internos

 

Otro punto importante es que no existen conflictos internos en la dependencia como en años anteriores. “Si miramos para atrás conozco de mentas cosas que son públicas. Creo que el secreto es ponerse a trabajar. Yo fui a Vialidad a trabajar por una misión que me pidió el gobernador y estoy haciendo eso, no política. No voy a Vialidad para pretender ser legislador, diputado, senador, ni nada que se le parezca. Le agradezco al gobernador que me haya pedido hacer este trabajo porque me gusta y lo conozco. Si ven el directorio que tenemos, hay un vice radical, una directora del MPF, hay otra compañera, el contador es radical. Necesitamos a los mejores y no me importa el color político. La mejor manera de hacer política es trabajar, y tres meses antes de las elecciones se puede jugar un poco a hacer política, pero ahora la política es que trabajemos”, priorizó.

“Hay que trabajar para resolver los problemas en serio. A lo mejor tengo que trabajar para diez estancieros y no para mil turistas, aunque sea políticamente incorrecto”, expresó.

 

Paso alternativo en Margen Sur

 

Finalmente fue consultado sobre la salida por el viejo camino a José Menéndez como paso alternativo en margen sur. “Hay algunas demandas a la provincia y nos tenemos que sentar a conversar. Luego hay otras demandas a título personal a la ex gobernadora Bertone. En eso no tenemos nada que ver. En lo que tiene que ver con la provincia, pocos días antes de la pandemia me junté con Martín Paz, que es el titular de la tierra, charlamos un rato largo para arreglar eso y la pandemia después lo frenó. La expropiación no se cumplió y le doy toda la razón al señor Paz porque no le hicieron el alambrado que tenían que hacer. Si se le escapan los animales y alguna persona se mata, es responsable solidario y se va a comer el juicio. En eso tiene razón y fue el motivo por el cual se enojó y le metió tranquera a su campo”, dijo.

Aseguró que “los alambrados estaban mal hechos y dan vergüenza. Yo fui a ver lo que hicieron y se pusieron a hacer alambrados con caños estructurales redondos, que no lo vi ni en ciencia ficción. Fue un papelón, el dueño se enojó y tiene toda la razón. Hablé con él, estamos totalmente de acuerdo con esto, y se frenó la obra por la pandemia, porque tenía que venir su abogado de Buenos Aires, para sentarse a hablar con el gobernador y resolverlo. Hace 15 ó 20 días hicimos nuevamente contacto y andaba con un problema familiar de salud. Cuando pase esto nos volveremos a juntar, mientras tanto la tranquera va a seguir cerrada hasta tanto nos podamos sentar y resolver el problema del alambrado”, concluyó.