Breves
Este descenso está vinculado al aumento del precio de la carne, que fue del 32,5% entre enero y marzo, según un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra).
Este descenso está vinculado al aumento del precio de la carne, que fue del 32,5% entre enero y marzo, según un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra).

El precio de la carne se disparó 32% en 2019 y el consumo cayó al nivel más bajo en nueve años

El consumo de carne vacuna tuvo una importante baja en 2019, que lo colocó en los niveles mínimos desde 2011, con 49,6 Kg por habitante. En marzo los precios de los cortes vacunos crecieron 6,4% y también se registraron subas significativas en el pollo y el cerdo.

Este descenso está vinculado al aumento del precio de la carne, que fue del 32,5% entre enero y marzo, según un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra).

La disparada de precios –muy por encima de la inflación general registrada en el mismo trimestre, que rondó el 10% según estimaciones privadas– también llegó a las demás alternativas cárnicas.

El pollo aumentó 23,6% en marzo y acumuló una suba del 36,5% en el primer trimestre.

En tanto, los cortes de cerdo aumentaron un 8% en marzo y acumulan 15,6% en el año.

Desde Ciccra también detallan que en los últimos doce meses el pollo aumentó 104,3%, mientras que la carne vacuna subió 68,9% y el cerdo un 53%.

En todos los casos se verifica una suba por encima de la inflación general y, desde luego, también sobre el crecimiento que tuvieron los salarios en el mismo período.

De esta manera, el consumo de carne de vaca durante el primer trimestre de 2019 fue un 13,4% inferior al registrado en el primer trimestre de 2018.

El informe de Ciccra también detalla que al comparar la evolución de los precios del último año con la de los salarios, la carne vacuna aumentó 29,4% en términos relativos, el pollo trepó 56,5% y el cerdo, 17,2%.

“Estos guarismos resultaron consistentes con la retracción del consumo interno de carnes en los últimos meses”, indica el documento.

En la gestión Cambiemos, consignó, el IPC trepó 186,7% y los salarios en blanco del sector privado, 138,2 por ciento. En el mismo periodo, el precio del pollo subió 154,6%, el de la carne vacuna, 141,1% y de los cortes porcinos, 126,8%. “Aun a pesar de lo ocurrido en los últimos once meses, el poder de compra del salario formal todavía resultó 1,8% superior en términos de la carne vacuna y 5% mayor en términos de la carne porcina”, señala Ciccra.