Breves
El municipio de Río Grande puso en marcha un laboratorio de última generación en la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales.
El municipio de Río Grande puso en marcha un laboratorio de última generación en la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales.

El municipio puso en marcha un laboratorio de última generación

El nuevo equipamiento es único en la Provincia. Permitirá un control preciso del tratamiento de los efluentes de la ciudad. Además, se podrán realizar determinaciones en industrias e instituciones públicas y privadas.

Río Grande.- El Municipio de Río grande a través de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos puso en funcionamiento un nuevo laboratorio de última generación en la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales. El equipamiento de última generación permitirá un control preciso del tratamiento de los efluentes de la ciudad. Además, por tratarse de tecnología portátil, se podrán realizar determinaciones en industrias e instituciones públicas y privadas que lo requieran.

La titular del área, Prof. Gabriela Castillo, comentó al respecto que “esta acción tiene que ver con un plan mayor que planteó el Intendente Gustavo Melella en el marco del Pacto Ambiental, para mejorar el tratamiento de los efluentes de la ciudad, renovar la planta existente y mejorar el laboratorio con nueva tecnología”.

“Se realizó una importante inversión de alrededor de 2 millones de pesos más  8 millones de pesos en la renovación de reactores, agitadores, dosificadores de cloro y otras mejoras que se introdujeron en la planta”, detalló.

Por su parte, el Director de Obras Sanitarias, Ing. Cristian Pereyra, explicó que “previmos con tiempo que la puesta en marcha de la nueva planta potabilizadora de agua iba a significar un mayor uso del recurso por parte de los vecinos  y por tanto, se iba a producir una mayor cantidad de efluentes”.

“En este contexto, planificamos la mejora integral de todo el proceso y este laboratorio nos permite asegurar que estamos llevando adelante el mejor tratamiento de los líquidos que van completamente inocuos al mar”, expresó.

Asimismo, Pereyra resaltó que “somos los únicos en la Provincia que contamos con este tipo de equipamiento, que al ser portátil nos permite además hacer determinaciones in situ en campo” e informó que “ahora podremos trabajar junto a otras áreas como la Secretaría de Producción y Ambiente para la toma de muestras en industrias textiles, electrónicas y secundariamente hacer análisis para quien lo requiera, previa aprobación de una normativa que enviaremos al Concejo Deliberante para la fijación de los canones correspondientes”.

Finalmente, Ana Laura Fernández, Jefa del laboratorio, destacó que “es importante cuantificar  los diversos parámetros de los líquidos para regular los procesos de la planta y lograr un resultado final óptimo”.

“Tendremos la posibilidad de analizar la presencia por ejemplo de metales pesados, un análisis que hasta ahora se debía enviar a Río Gallegos o Buenos Aires, lo que significa una importante evolución para nosotros”, concluyó.