Breves
El municipio remarca la calidad y la potabilidad del agua en la ciudad, procesos que se atienen a los más altos estándares del país.
El municipio remarca la calidad y la potabilidad del agua en la ciudad, procesos que se atienen a los más altos estándares del país.

El Municipio garantiza la potabilidad del agua

Durante las últimas horas vecinos de zonas como Chacra XI han podido registrar una turbiedad en el agua que llega a sus hogares, sin embargo –como fue informado oportunamente- esto se debió a trabajos que realizó la Dirección de Obras Sanitarias de vinculación de sistemas de distribución de agua potable por red para los barrios Aires del Sur y UOM Circunvalación. El municipio remarca la calidad y la potabilidad del agua en la ciudad, procesos que se atienen a los más altos estándares del país.

A través de un comunicado a la población, el municipio de Río Grande advierte que ante la difusión a través de las redes sociales de información que pone en duda la potabilidad del agua que se envía a los hogares de la ciudad, el Municipio de Río Grande quiere una vez más aclarar y desmentir este tipo de apreciaciones, apelando a la responsabilidad de los vecinos que la difunden ya que son erróneas y confunden generando el alerta innecesaria en la población.

Durante las últimas horas vecinos de zonas como Chacra XI han podido registrar una turbiedad en el agua que llega a sus hogares, sin embargo –como fue informado oportunamente- esto se debió a trabajos que realizó la Dirección de Obras Sanitarias de vinculación de sistemas de distribución de agua potable por red para los barrios Aires del Sur y UOM Circunvalación.

A la par que se desarrollaban estos trabajos –y como se realiza permanentemente a lo largo del año- se llevaron adelante todos los estudios pertinentes a cada hora del día haciendo un seguimiento exhaustivo de la calidad del agua. Y los mismos arrojaron resultados que garantizan la potabilidad de la misma registrando los niveles de PH adecuados para el consumo.

Por eso se llama nuevamente a la responsabilidad de los vecinos a evitar acoplarse a la difusión de información equivocada que pueda generar la preocupación de cientos de familias en cuanto al consumo del agua.